Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 7 2006 Sociedad 49 La bodega española de mayor prestigio mundial, Vega Sicilia, ha compartido con ABC su nuevo proyecto. Se plantea volver al mercado de vinos blancos sesenta años después de abandonar su producción Vega Sicilia se viste de blanco TEXTO: JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA MADRID. Leyenda y realidad. Magia y sabiduría. La leyenda de los vinos de la bodega Vega Sicilia comenzó en 1915. Hoy es también una realidad. Su magia son sus vinos, desde que en aquella fecha Domingo Garramiola dio a luz dos excepcionales: Vega Sicilia y Valbuena como recuerda todavía hoy la propiedad. Y sabiduría es haber mantenido una personalidad indiscutible pese a que la bodega ha pasado por muy diferentes manos desde su fundación por Toribio Lecanda en 1864. Junto a Garramiola y Lecanda, el enólogo Jesús Anadón- -que se incorporó en 1956 y estuvo hasta 1985- -es otra de las personas de mayor trascendencia en el camino recorrido por esta firma. Desde 1982, bodega y viñedos son propiedad de la familia Álvarez, que la adquirió al empresario venezolano Miguel Neumann. Su finca se encuentra en Valbuena de Duero (Valladolid) y en 1994 plantaron cuatro variedades de uvas de procedencia francesa (viognier, chardonnay, roussane y marsanne) Pablo Álvarez, director general de Vega Sicilia, explica que esperamos diez años para dejar pasar la infancia de las plantas y en 2004 realizamos la primera experiencia. El fruto de aquello es un vino con predominio de roussane y marsanne, y aproximadamente un diez por ciento de viognier (una de las catorce combinaciones realizadas en esa primera cosecha) Un vino que, acompañados por Pablo Álvarez, acabamos de catar. Y probar un blanco de Vega Sicilia, única bodega de España con renombre mundial, es un acontecimiento singu- lar porque Vega Sicilia no hace vinos blancos desde 1948 Son ya sesenta años, pues, hasta producir este blanco de 2004, un vino con quince meses de madera y unos cuatro en botella, marcado por el absoluto equilibrio entre fruta y madera, graso, en el que pese a su escaso porcentaje la uva viognier está bien presente. Un vino serio, elegante, largo, que te llena de tentaciones. Y sin embargo, la bodega aún no ha tomado una decisión definitiva sobre su salida al mercado. El proyecto, es evidente, ha nacido con las cuatro variedades Jaulas de vinos de Vega Sicilia en las instalaciones de la bodega en la provincia de Valladolid VEGA SICILIA citadas. Cada una de ellas ha envejecido y por supuesto fermentado en once tipos de robles diferentes. Todo es una pura experiencia, y entendemos que necesitamos cuatro años más para tomar una decisión definitiva Pablo Álvarez añade, respecto a la experiencia que compartió con ABC, a la cata realizada, que hemos llevado el vino al extremo de madera para saber cómo se comportaba. Es oleagionoso, denso, y en los blancos me satisface. Es persistente en boca. Nos gusta lo que estamos viendo Vega Sicilia es una de las bodegas familiares de mayor prestigio mundial. Un reconocimiento que nació con dos premios concedidos en la Exposición Universal de Barcelona de 1929, se mantuvo durante todo el siglo XX y hoy se acrecienta cosecha tras cosecha. Políticos y empresarios, tanto gente anónima como reyes e incluso papas han degustado sus vinos. Como Juan Pablo II, que lo saboreó con satisfacción el 4 de noviembre de 1982 en Toledo, en su primera visita a España, tal y como escribiría posteriormente el cardenal Marcelo González Martín. Ese vino que saboreó Juan Pablo II fue un Vega Sicilia cosecha 1967, botella 86.522, nacido a partir de cinco variedades: cabernet sauvignon, malbec, merlot, tinto fino y albillo.