Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19- 19 D 7 LOS DOMINGOS DE Los hermanos Caten con María Rosa Salvador, Carmen Calvo (ministra de Cultura) e Isabel Preysler AFP para adelgazar y finalmente llegará lo del biquini con Oprah. Hubo un tiempo en que los actores engordaban porque lo exigía el guión: Robert de Niro hinchándose a pasta para encarnar al Jack La Motta de Toro Salvaje y, mucho después, Renée Zellweger para Bridget Jones. Ahora parece que ponerse hecha una tora sea tendencia. Casos de Kirstie (por cierto, que han sacado el DVD de Norte y Sur su primer gran papel) o de Janet Jackson, que después de lo del pezongate se ve que entró en depresión y empezó a expandirse. En cualquier caso, es un asunto que luego se puede aprovechar comercialmente. Lo ha hecho Rosa López, a quien ya conocimos de cuerpo más que entero, que ha aprovechado su adelgazamiento para anunciar unas pastillitas (no me creo que su tremenda reducción de carnes sea cosa de pastillas sino de algo con mucho más mérito: no comer) Rosa de España tiene fotos del principio de OT en las que parece María Callas antes de su transformación. Hay imágenes de la griega de joven cantando que pareciera que en lugar de Tosca estuviera representando a Moby Dick. Claro, que para soprano que se queda en nada, la estadounidense Deborah Voigt, que ha perdido casi 61 kilos después de una operación de reducción de estómago y ha vuelto a ser contratada por la Royal Opera House, después de que el teatro londinense la sustituyera hace dos años por otra de talla inferior, probablemente temiendo por la estabilidad del escenario. Moraleda (y los suyos) quizá lo que temen es que alguien pueda pensar que saben lo que es un rosario. Es para cantarle lo de devuélveme el collar de perlas con cruz de mi madre y quédate con todo lo demás, lo tuyo te lo envío cualquier tarde, no quiero que me veas nunca más. El momento de Isabel Preysler Gente BEATRIZ CORTÁZAR ABC uentan y no paran los más de mil invitados que acudieron a la boda de Carmen Martínez Bordiú que la famosa más buscada y retratada en sus móviles fue Isa- C Apareció radiante con un vestido en azul claro de inspiración far west y bronceado perfecto para hacer felices a quienes querían inmortalizarla en sus cámaras seños de firmas extranjeras en unos años donde era imposible tener esas prendas. Su boutique Dafnis ha sido y es un referente en el buen vestir, y de eso quien mejor lo sabe es la propia Preysler, que durante tantos años ha recurrido a ese local para vestir sus mejores galas. Como broche de despedida en esta edición, la famosa Aguja la ha diseñado la firma Presmanes, y este año, al ser dos los galardonados, se trata de dos piezas únicas realizadas en oro rosa y zafiros rosas, cuyo diseño está basado en un broche en forma de aguja realizado para S. M la Reina Doña Victoria Eugenia en los años 20 y por estos mismos joyeros, rescatado de un archivo que aún estaba en su poder. Aparte del momento Preysler, que llegó una hora tarde a la cita y lo hizo en compañía de su hija Tamara, quien por cierto pronto se dará a conocer como diseñadora de moda, hubo otras bellas y elegantes oficiales, como la modelo Nieves Álvarez o su colega Bimba Bosé, que cada día se parece más a su tío Miguel. También novedad fue la presencia de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, que lució un vestido negro de Zara, firma a la que recurre casi tanto como Esperanza bel Preysler. Amiga de hace muchos años de la novia, Isabel no podía quedarse tranquilamente en su casa de Puerta de Hierro mientras la nietísima celebraba un banquete nupcial que fue un auténtico derroche en comida y bebida. Alojada en el mismo hotel de la fiesta y sin asomar la patita a la calle, Preysler apareció radiante con un vestido en azul claro de inspiración far west y bronceado perfecto para hacer felices a los más descarados que querían inmortalizarla en sus cámaras para luego presumir en sus respectivos trabajos. Isabel cumplió con su amiga y también lo hizo un año más con su querida María Rosa Salvador, alma mater del premio La Aguja de Oro, que este año fue para la firma Dsquared de los hermanos Caten que, además de gemelos, son divertidísimos y geniales con sus creaciones. Los Caten conocieron a algunos de los personajes más puestos de la moda española y luego celebraron una fiesta en un local de Madrid donde pudieron intimar todavía más con sus invitados. Se da la circunstancia de que, con este galardón, María Rosa Salvador se despide tras una larga y brillante carrera en la moda. Gracias a ella las señoras más elegantes de este país pudieron tener di- Aguirre.