Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 7 06 SIETE DE SIETE (Viene de la página anterior) sabe que tiene todo en contra y por tanto no le va a quitar el sueño el comecome de saber si puede gobernar o se queda fuera del gobierno. Sus encuestas dicen que el PP tiene el 83 por ciento de rechazo, lo que se comprende si se tienen en cuenta los ataques de los partidos nacionalistas más el nacionalismo del PSC; y a ello hay que sumar las zancadillas a Piqué del sector más radicalizado del PP catalán. Con ese rechazo es un milagro que logre un escaño más, pero parece que sí, que lo puede lograr a pesar de tener todo en contra. Piqué es un político sólido, pero hace política en el peor lugar en el peor de los momentos. EL MENSAJE DE NAVACERRADA Hablando de momentos, hay expectación por el discurso de Rajoy este domingo en Navacerrada, en la clausura de los cursos de Faes. Por lo visto va a intentar mirar más hacia el futuro y pedir un pacto constitucional que nos saque del atolladero actual. No será a corto plazo, la desconfianza entre él y Zapatero lo hace imposible, pero cuentan en su entorno que Rajoy no quiere encasillarse en la crítica sistemática a las reformas estatutarias y a la negociación con ETA, y pretende abrir nuevos horizontes para intentar así que se enderece lo mucho que Zapatero ha dejado trastocado. Algunas de las iniciativas de este Gobierno han sido como para salir corriendo, y lo peor es que no tienen vuelta de hoja, no es posible la marcha atrás; pero también es cierto que regodearse en la desgracia no trae nada bueno. Hay que intentar construir siempre, aunque sea sobre un edificio demolido. Pero no lo va a tener fácil el presidente del PP, hay mucha gente en su partido que pide caña y ve con malos ojos que se intente poner el acento en el futuro y se deje de lado la frase ácida dedicada al presente. O mucho nos equivocamos, o la estrategia del PP va a cambiar bastante después del verano. No tiene más remedio que pensar en positivo e ilusionar a la gente; en caso contrario se llevará un batacazo monumental en las municipales y autonómicas. Zapatero quiere dar el do de pecho en las candidaturas, se habla incluso de Alfonso Guerra para Sevilla y en Moncloa están dando vueltas a varios nombres relevantes para Madrid, donde Trini no tiene ninguna posibilidad de arañarle votos a Ruiz Gallardón, así que como no espabile el PP el 27 de mayo puede convertirse en una fecha aciaga para el partido. Iberia, en el laberinto Economía JESÚS GARCÍA uince días de infarto para Fernando Conte, presidente de Iberia, que ha asumido todos los poderes en la compañía, después de haber amortizado el puesto de Ángel Mullor como consejero delegado. Y ha sido llegar y besar el santo. Los pilotos del Sepla, encabezados por un levantisco Bernardo Obrador, 30 años en la empresa, comandante del Airbus 340, 190.000 euros de sueldo bruto anual, le han puesto la primera trampa para osos. Un pulso aparentemente perdido por la aerolínea, que a cambio ha conseguido la denominada paz social. Los pilotos han retorcido el brazo a la dirección de Iberia con un acuerdo firmado en Fomento, con la ministra del ramo, Magdalena Álvarez, haciéndose la foto como mediadora de un conflicto en el que el Ejecutivo, a través de Trabajo, aparece también como avalista de los pactos. Increíble para una empresa privada, pese a que preste un servicio público. Un precedente que nos retrotrae a la Iberia de hace veinte años, cuando el INI mandaba y los pilotos tenían que ir a Bruselas a negociar con los representantes de la empresa para que se reconociera la existencia de acuerdos sociales. Una especie de arbitraje blando en el que Iberia queda maniatada de aquí hasta 2010, a cambio de que los pilotos no vuelvan a montar una huelga como la última. Y no sólo eso, porque se ha firmado un acuerdo similar que garantiza los puestos de trabajo a los em- Q Largas colas en los aeropuertos, más de 440 vuelos anulados en dos días y unos diez millones de euros de pérdidas para Iberia EFE pleados de tierra. Y lo que está por venir. La gestión de la empresa, sin embargo, da por positivo el acuerdo, sin más explicaciones sobre los costes que acarreará el pacto. Y eso que el Plan Director de 2006 2008 pretende reducir un 9 por ciento su plantilla en tres años mediante la supresión de 2.164 empleos, y dejar la fuerza laboral en 2008 en 22.136 trabajadores. Bueno, los pilotos, con ese comandante en jefe que ha salido vencedor de la guerra con la empresa, se han limitado a pedir disculpas en su nota de prensa a los ciudadanos por los perjuicios provocados- -más de 440 vuelos anulados en dos días- -pero han conseguido además sentarse a negociar el séptimo convenio colectivo. Nadie descarta que si el nuevo convenio no se firma puedan producirse nuevas protestas. Los dos días de huelga podrían haber supuesto unos diez millones de euros de pérdidas para Iberia, aunque las anulaciones de vuelos han dejado a la compañía toda la semana tocada, con las dificultades lógicas en estos casos para que el gigante parado se desperece. Hasta este sábado ha habido dificultades, con lo que los costes del paro seguramente han sido mayores. El acuerdo firmado puede servir para borrar del mapa una espada de Damocles sobre Iberia, pero también hipotecar a una empresa que sufre la dura competencia del bajo coste