Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE un modelo. El de la capacidad de ilusión incluso en las circunstancias más adversas de unas personas dispuestas a ser decentes cuando lo aparentemente razonable sería que se plegasen y admitieran su fracaso y hundimiento moral. Años después, Route 66 una canción que hizo famosa el cantante Nat King Cole, menciona muchos de los lugares por los que pasaba la carretera en la cual uno consigue emociones en traducción aproximada del original Get your kicks La versión original, de 1946, obra de un soldado que, al regresar de la Segunda Guerra Mundial, emprende el camino de California, contaría con muchos y conocidos intérpretes. En las décadas siguientes la interpretaron y grabaron los Rolling Stones, Chuck Berry, Van Morrison o Depeche Mode, entre muchos más. Pero, con ellos, músicos de rock, la Route 66 ya ha entrado en el terreno del mito, pues queda lejos la desolación de Las uvas de la ira y la inolvidable película que John Ford hizo sobre la novela de Steinbeck en 1940, con el insobornable Henry Fonda interpretando a Tom Joad. Kerouac, locura de vivir También se empiezan a olvidar las despedidas de los chicos obligados a ir por ella en dirección Este hacia los campamentos que les harían soldados en la guerra de Europa y el Pacífico. Entonces, a fines de la década de 1940 y durante la siguiente, los protagonistas míticos indiscutibles son unos jóvenes locos por vivir, locos por salvarse, locos por moverse, con ganas de todo al mismo tiempo según Jack Kerouac describiría a los beat en su novela emblemática En el camino El libro narra los viajes a través de Estados Unidos de unos tipos que a veces usan la Route 66 y ansían un coche rápido, una larga carretera y una mujer al final del camino como expresa uno de los protagonistas, Dean Moriarty, basado en una persona real, Neal Cassady, que sentó las bases del comportamiento desordenado de los rebeldes de esa época y de las siguientes. Son herederos suyos, sin duda, los dos motoristas con final trágico de la película Easy Rider (dirigida e interpretada por Dennis Hopper en 1969) nacidos para ser salvajes, como se canta en la banda sonora. Y lo mismo tantos de los que aún recorren anónimamente los restos de la Route 66- -de Alburquerque al desierto de Mojave se conserva en bastante buen estado, en busca de una aventura que ya sólo es mental. O nostálgica y bastante meliflua, como ocurre en este siglo XXI con unos coches de dibujos animados. La sensación de libertad se apoderaba de quienes iban de Chicago a California, donde decían que había dos chicas por cada chico futuro Nobel de Literatura. En ella, una familia, los Joad, arruinados por la sequía, las tormentas de polvo y las coacciones de los prestamistas, emprende el camino del Oeste en busca de una tierra prometida que para ellos se reducía a tener trabajo, comer y descansar en una vivienda estable. Sus desventuras se prolongan a lo largo de un viaje implacable en una destartalada camioneta por una vía de escape seguida también por otros muchos. Llegaban a la 66 desde otras carreteras secundarias, desde otros caminos para carretas y con muchos baches que cruzaban el campo. La 66 es la carretera madre, la carretera de la huida dice el estremecedor libro de Steinbeck. ABC Cars, la película de Pixar, también transcurre en la mítica carretera Ruta de la Carretera 66 Una nueva vida La difícil supervivencia de esa familia en la Route 66, simultáneamente camino hacia una nueva vi da y sucio asfalto que exige lo que para cualquier otro sería más de lo posible, pasa a constituirse en Chicago CALIFORNIA Flagstaff Los Ángeles Springfield ILLINOIS St. Louis Un coche rápido, una larga carretera y una mujer al final del camino cantaba el héroe de Kerouac. Sus herederos aún ruedan por lo que queda de aquella ruta KANSAS MISSOURI Santa Fe OKLAHOMA Tulsa ARIZONA Alburquerque Amarillo Oklahoma City NUEVO Amarillo MÉXICO TEXAS Infografía ABC