Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE FRANCIA SÁBADO 15 7 2006 ABC El patrón de McLaren dice que Montoya puede regresar Pedro Martínez de la Rosa acaba en el puesto 22 en los entrenamientos libres y asegura que hoy se conforma con entrar entre los diez primeros J. C. C. MAGNY- COURS. La felicidad de Pedro Martínez de la Rosa chocó contra la dura realidad de la Fórmula 1, donde nadie espera por nadie. A media tarde, sentado frente a la colonia de periodistas españoles, tuvo que masticar un resultado poco alentador- -acabó en el puesto 22 en los entrenamientos libres, dominada como siempre por Kubica y en la que Alonso fue segundo- -y una declaración que le hubiera gustado no escuchar. El patrón de McLaren, Ron Dennis, aseguró que es posible que Montoya puede volver a conducir un McLaren esta temporada Sobre De la Rosa han funcionado las premoniciones. Estará hasta el final de temporada, soplan por un lado. Sólo le han prometido tres carreras, dicen en otro. Tendrá que compartir volante con Hamilton, aseguran más allá. Parece claro: De la Rosa tiene que ganarse su volante carrera a carrera. No miro más allá de la semana que viene Y en la sala de Prensa, ante todo el mundo, Dennis siguió con sus métodos de presión. Montoya sigue teniendo contrato con nosotros hasta finales de 2006 y, si lo decidimos, aún correrá ensayos o carreras esta temporada No fue un reestreno soñado para De la Rosa. Nos hemos equivocado con los neumáticos. Y el coche tampoco está para tirar cohetes El español fue el decimosexto en la clasificación de pilotos oficiales. Al borde de la eliminación para hoy. El objetivo es entrar entre los diez primeros. Hay que acertar con los neumáticos y dar tres buenas vueltas Montagny, único piloto francés de Fórmula 1, correrá este fin de semana su última carrera con Super Aguri AFP En el día de su fiesta nacional, los galos se agarran a Renault y Michelin para paliar su carencia de pilotos (Montagny en Super Aguri) mientras España presenta a Alonso y De la Rosa. Otra final Francia- Italia, describen el G. P. de Magny- Cours por el duelo Renault- Ferrari España golea a Francia en F- 1 TEXTO JOSÉ CARLOS CARABIAS FOTO: AFP MANGNY- COURS. Océanos de coches en caravana por autopista buscaban ayer las playas, la montaña, el pueblo del interior o cualquier punto lejos de la ciudad en el día de su fiesta nacional. 14 de julio, la toma de la Bastilla, la Revolución Francesa, libertad, igualdad y fraternidad. Todo el país en la calle, fuegos artificiales, exaltación de la tricolor azul, blanca y roja. Al sur, el Tour, en periplo pirenaico, y en el centro, el Gran Premio de Magny- Cours, un circuito levantado entre granjas y campos de cereales. Pero Francia no tiene ni ciclista para ganar el Tour ni piloto para una alegría en la F- 1. El panorama pinta así para los galos. Un bólido francés (Renault) equipado con ruedas francesas (Michelin) e impulsado por gasolina francesa (Elf) puede gobernar el Gran Premio francés que celebra su centenario, desde que hubo una carrera de coches en 1906 en Le Mans. Desmenuzado el evento en el microscopio galo, se pueden encontrar reseñas que anulan la pericia de Fernando Alonso, la aportación de Fisichella o el bagaje competitivo de la escudería que dirige Flavio Briatore. Allez les blues (Adelante los azules) reza un titular del resumen de prensa en referencia a los siete triunfos de Renault en los últimas diez carreras disputadas. Un nuevo Francia- Italia destaca L Equipe en trasvase a la Fórmula 1 del último partido del Mundial. Un duelo, claro, Renault- Ferrari, a todo color. Reaparece el fantasma de Materazzi, el pétreo central del Inter, que mentó a la madre de Zidane y provocó el fotograma del Mundial de Alemania, el cabezazo del capitán francés directo al pecho. En esa rueda de protagonistas se mezclan Rob White- -director técnico de la fábrica de Viry, donde Renault diseña su chasis- el magnate Flavio Briatore y Frank Montagny, el único piloto francés de la parrilla que llegó hace seis pruebas a Super Aguri- -la cenicienta- -para sustituir al inimitable Ide. Alonso es un apéndice en este certamen, el conductor del carruaje. El papel se extiende con profusión en Montagny, 28 años, recién llegado y recién fulminado al estilo Montoya. Super Aguri, la escudería creada por Aguri Suzuki en tiempo récord, ha anunciado que Mangy- Cours será su despedida porque, a falta de resultados, pre- Francia es una gran potencia: 66 pilotos, doce ganaron alguna vez y Prost conquistó cuatro títulos fiere el poder del yen. Aguri ha puesto a buen recaudo los quince millones de dólares que aportará el nuevo piloto que sustituirá a Montagny desde pasado mañana, el japonés Sakon Yamamoto. Seguramente Franck es mejor piloto dice la prensa local. Mientras en el recuerdo de los aficionados españoles durante el último Mundial de fútbol permanecen el eslalon de Ribery frente a Casillas, el cabezazo de Vieira o el regate con gol de Zidane, la Fórmula 1 permite levantar el mentón. Fernando Alonso es el hijo adoptivo de los franceses. Y Pedro Martínez de la Rosa supone un recuadro en referencia a la gran oportunidad del veterano que no va a disputar todas las carreras de aquí al final de temporada De esta manera rumia Francia su carencia. El país vecino es una potencia en la historia de la Fórmula 1. Ha convivido con 66 pilotos en la parrilla desde 1950, de los cuales doce consiguieron alguna vez un triunfo (Alesi, Arnoux, Beltoise, Cevert, Depailler, Jabouille, Laffite, Panis, Pironi, Prost, Tambay y Trintignat) En la nómina sobresale sin parangón Alain Prost, cuatro veces campeón del mundo y propietario de números gruesos, irresistibles para la mayoría (51 victorias, 33 poles 106 podios) Pero eso pasó hace muchos años...