Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 7 2006 Madrid 41 CRONOLOGÍA DE UNA OPERACIÓN INTERMINABLE Orígenes: 1993 Todo comenzó a principios de los noventa cuando Renfe sacó a concurso sus terrenos en la estación de Chamartín que sumaban nada menos que 1.950.000 metros. Duch se hizo con ellos, y desde entonces ha intentado convertirse en motor de la operación. quien confía en que cuando se convoque el Consorcio Urbanístico Prolongación Castellana, Fomento traiga una propuesta en relación a su capacidad de inversión en las infraestructuras del norte de la ciudad La movilidad es otra de las piedras de toque con las que se va a encontrar Fomento. Desde el Ejecutivo regional recuerdan que es imprescindible garantizar ya la movilidad en la zona, incluso antes de que hayan comenzado los trabajos de Chamartín. El problema- -apuntan- -es de ordenación del territorio, ya que la ampliación de la Castellana afecta claramente a las infraestructuras de la zona Marzo de 1999 Los socios de la ampliación de la Castellana anuncian que las obras comenzarán en 2000 y que concluirán en 2010. El proyecto, que tendrá una inversión de 149.000 millones, tendrá 15.000 pisos. La aparición de los reversionistas, sin embargo, volvió a bloquear el proyecto. con la reforma de la M- 30, donde las grúas y las excavadoras se han apoderado de la zona. Los responsables regionales y locales afirman que no han visto mejora en el proyecto presentado por Fomento y Marzo de 2004 La llegada al Gobierno del PSOE vuelve a bloquear otra vez la operación, ya que la nueva ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, no está de acuerdo con los términos en los que se ha cerrado el último acuerdo. Quiere que todas las viviendas de la zona sean protegidas. remarcó que las dos administraciones madrileñas ya tenían vivienda pública en la Operación Chamartín, no así el Ministerio Estamos de acuerdo- -apuntó Martínez- -en que el departamento que dirige Magdalena Álvarez Julio de 2006 Fomento anuncia un acuerdo con Duch que permitirá recortar a cinco años el plazo de ejecución de las obras (2006- 2010) quintuplicará los beneficios y construirá 2.000 viviendas sociales más. Aguirre y Gallardón creen que el convenio no se ajusta a la realidad. se incorpore a la promoción de vivienda pública en la zona añadió. Si han incorporado 2.000 pisos protegidos, no encaja que todo sea beneficio, por lo que Fomento debe explicar cuáles son las mejoras aseguró la edil, quien se preguntó cómo se consiguen mayores beneficios para construir una macroestación en Chamartín y esas viviendas públicas Gallardón no olvida su plan para construir una ciudad financiera A pesar de que el convenio de Fomento no lo recoja, en el Ayuntamiento todavía no han olvidado sus planes de levantar una ciudad financiera en la Operación Chamartín. Aprovechando que el proyecto nacerá en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid donde en la actualidad se levantan los cuatro rascacielos de oficinas más altos del país, el Ejecutivo de Gallardón piensa que ésta es una gran oportunidad para que Madrid pueda alcanzar el status de capital económica del sur de Europa El distrito financiero que prevé el Ayuntamiento en la futura Castellana pretende mirarse en el espejo de Londres (la City o París (la Defense El objetivo del consistorio es que esta actuación pueda atraer a grandes multinacionales a la capital, lo que vendría a mejorar la riqueza de la ciudad. La demanda de espacio que están teniendo las cuatro torres de la Castellana es un ejemplo del tirón que tiene esta zona en el sector empresarial. Invertir los beneficios Según Martínez, las mejoras que acarreará la Operación Chamartín se comprobarán cuando las infraestructuras estén resueltas, desde el Metro hasta el abastecimiento de agua o las conexiones urbanas. Vamos a ver- -dijo- -si el Ministerio invertirá los beneficios en las infraestructuras de la ciudad Fomento prevé que las contraprestaciones económicas que se vayan a recibir por los terrenos que se van a poner a disposición del proyecto pasarán de 500 a 1.200 millones, lo que redundará en beneficio de los madrileños Informe vinculante En este caso, la Comunidad recuerda que es ella la encargada de realizar un informe vinculante sobre cómo afectarán los trabajos de construcción a dicho entorno. Las administraciones no quieren que se repitan las imágenes que en los últimos años se están produciendo en la ribera del Manzanares