Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 7 2006 Internacional 33 El caso De Menezes puede llevar al procesamiento de tres policías británicos Dispararon al joven brasileño al confundirle con un terrorista en el metro de Londres tras el 7- J EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Tres policías podrían ser procesados por dar muerte hace un año al brasileño Jean- Charles de Menezes, el joven que fue confundido con un terrorista suicida en el metro de Londres, si el Servicio de Acusación de la Corona atiende el próximo lunes la petición elevada por la Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC, en sus siglas en inglés) Según la BBC, el Servicio de Acusación de la Corona ha estado analizando los últimos meses la solidez de los cargos expuestos en el informe que le fue remitido en enero por la IPCC y que señalaría a tres agentes como posibles responsables de un crimen de asesinato. Se trataría de Cressida Dick, el mando de Scotland Yard que estaba a cargo de la operación que el 22 de julio del año pasado llevó a la muerte de De Menezes, y de los dos policías que abrieron fuego contra el brasileño cuando éste se encontraba sentado en un vagón de Metro, en la estación londinense de Stockwell. Los nombres de esos dos agentes especiales nunca han sido revelados. El fatal equívoco se produjo al día siguiente de los atentados fallidos del 21 de julio, cuando cuatro terroristas intentaron repetir en metro y autobús los ataques del 7- J. Al fallar las explosiones de las bombas que llevaban, los terroristas se dieron a la fuga y la Policía estableció una gran operación para detenerlos. Blair, que públicamente anunció la muerte de De Menezes vinculándolo al comando terrorista, cuando ya había mandos que sabían que se había producido un error. El cadáver del joven brasileño en el metro de Londres ABC Error policial A la mañana siguiente, De Menezes salió de un domicilio que llevaba 24 horas bajo vigilancia, según la versión oficial, y por un error de quienes debían reconocerlo fue marcado como objetivo de una unidad armada. Saltó los tornos de acceso al Metro. Cuando la unidad le alcanzó, el brasileño ya había entrado en el metro y se encontraba sentado en un vagón; al estar bajo tierra los policías no pudieron comunicarse con sus mandos y siguieron las instrucciones previas de disparar a matar para impedir que pudiera accionar una supuesta bomba adosada al cuerpo. El informe de la IPCC, que aún no ha sido dado a conocer, presenta una devastadora imagen del procedimiento seguido por la Policía británica, según las mínimas filtraciones que se han producido hasta ahora. Además de acusarla de haber modificado las anotaciones oficiales de la operación, el informe expone un catálogo de errores policiales. En una segunda investigación, aún no terminada, la IPCC analiza la actitud del jefe de Scotland Yard, Ian