Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional CONSEJO DE MINISTROS REFORMA DEL ESTATUTO FISCAL SÁBADO 15 7 2006 ABC ¿CIUDADANOS O PROGRES? e leído con un interés casi enfermizo los contenidos de esa curiosa asignatura que se ha inventado el Gobierno: Educación para la Ciudadanía. A los niños se les enseñará a ser solidarios por obligación, se les instará a participar en todo tipo de consultas electorales so pena de ser considerados malos ciudadanos y se les explicará que el diálogo es el mejor método para abordar cualquier tipo de conflicto. Se les instruirá sobre las perversiones de la globalización y en una pirueta final, se les señalará quiénes son responsables de las guerras. ¿Hay quién dé más por menos? La educación para la ciudadanía es una fábrica de peCARMEN queños zapateritos: delMARTÍNEZ CASTRO gados como juncos, campeones del relativismo moral y sectarios hasta la médula. Nuestros niños se alimentarán en el futuro de raciones de verdura para el cuerpo y de Alianza de Civilizaciones para el espíritu. Estudiarán la familia biparental, la monoparental, la homosexual y la reconstituida. Prepárese querido lector para el momento en que el más avispado de sus hijos o sus nietos pida ayuda en esta insólita disciplina académica. ¿Se puede ser a la vez familia homosexual y reconstituida? ¿Tal vez homosexual y monoparental? ¿Cómo se compatibiliza la familia monoparental y la reconstituida? ¿Qué pintan los abuelos, los cuñados o las consuegras en este delirio de corrección política aplicado a la familia? Hace tiempo que el profesor Rodríguez Braun me enseñó a recelar de todo gobernante que prometa acabar con la pobreza; ese tipo de discurso esconde tras su fachada populista una serie de medidas antiliberales que acaban generando mucha más miseria que la que pretender erradicar. Del mismo modo leo los planes del Gobierno para la asignatura de Educación para la Ciudadanía y me pongo en guardia porque no estamos ante un proyecto para formar ciudadanos sino para formar progres. Me veo rodeada en un futuro no muy lejano de un ejército de criaturas apolíneas y sanísimas, educadas en la estricta observancia del pensamiento único progresista. Cuenten las referencias en el texto a la palabra libertad: ni una sola. Tan noble concepto queda fuera del imaginario de esta ciudadanía engañosa, forjada al calor del buenismo y reacia a asumir responsabilidades. Hagan un último ejercicio intelectual. Les reto a que apliquen esta disciplina académica a la España plurinacional de nuestros desvelos: imaginen las exigencias para ser un buen ciudadano en el País Vasco o en la Cataluña del tripartito y tiemblen conmigo. El legítimo y saludable recelo respecto al intervencionismo del Estado se convierte en este caso en un imperativo democrático. Dejemos al Estado la obligación de enseñar Matemáticas o Historia y que cada familia pueda transmitir libremente a sus hijos sus personalísimos valores morales. Para lo demás nos llega el Código Penal. H El Gobierno tramita el Estatuto fiscal entre críticas por falta de autonomía Justicia impone unas causas tasadas para destituir a un fiscal general b La Asociación de Fiscales, ma- yoritaria en la carrera, cree que el fiscal general no gana en independencia y seguirá muy vinculado al Gobierno de turno M. MARÍN MADRID. El Gobierno tramitó ayer el anteproyecto de ley del nuevo Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal que, según el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, reforzará la autonomía del Ministerio Fiscal respecto al Ejecutivo, y según un comunicado de la mayoritaria Asociación de Fiscales, por el contrario, no sólo no reforzará al Consejo Fiscal, sino que mantendrá a la figura del fiscal general del Estado demasiado vinculada al Gobierno de turno La reforma del Estatuto, adelantada por ABC el pasado 4 de marzo, que regula la actividad y organización de los casi 2.000 fiscales españoles, responde a un compromiso electoral del Gobierno socialista para dotar al Ministerio Público de más autonomía. Sin embargo, ni el texto elaborado por el Gobierno responde en toda su extensión a las iniciativas planteadas desde la carrera fiscal ni, según denuncia la Asociación de Fiscales, clarifica la caótica estructura organizativa La AF sostiene que su valoración inicial del anteproyecto del Gobierno no puede ser sino negativa Las novedades que incorpora el texto son las siguientes: el candidato a fiscal general que proponga el Gobierno, tras el visto bueno preceptivo del Consejo General del Poder Judicial, deberá someterse a un examen del Congreso antes de ser nombrado por el Rey. Además, verá limitado su mandato a cuatro años- -hay posibilidad de que sea renovado por un máximo de cuatro más- -y su cese sólo podrá producirse por causas tasadas. Si bien es cierto que el nuevo modelo incorpora restricciones a la discrecionalidad de cualquier Gobierno a la hora de destituir a un fiscal general, también lo es que una interpretación flexible de esos límites- -las nuevas causas tasadas -podría llegar a justificar el cese de un fiscal general por deseo del Gobierno. Estas causas son el propio deseo de abandonar el cargo; la incompatibilidad o prohibiciones establecidas en la ley; la incapacidad o enfermedad; el incumplimiento grave o reiterado de sus funciones; y el fin del mandato del Gobierno que lo propuso. Otra novedad radica en la previsión de que será necesaria la intervención de la Junta de Fiscales de Sala, cúpula de la carrera y máxi- Cándido Conde- Pumpido, fiscal general del Estado mo órgano asesor del fiscal general, siempre que éste vaya a impartir instrucciones a sus subordinados en cualquier asunto judicial que afecte a miembros del Gobierno. De cualquier manera, ni el Estatuto vigente ni el futuro conceden a la Junta de Fiscales de Sala un criterio que vincule al fiscal general. REUTERS Más fiscales de Sala Además, se regula la figura de los llamados fiscales de Sala delegados lo que supone una normalización orgánica y funcional de cargos libremente creados por el fiscal general en función de las necesidades del Ministerio Público. Queda así regularizadas las figuras del fiscal delegado de violencia de género, o de delitos urbanísticos y de medio ambiente. Además, las llamadas Fiscalías Especiales- -Anticorrupción o Antidroga- -pasan a denominarse directamente de esa manera. También, el Estatuto cambia la denominación de las Fiscalías- -habrá un fiscal superior de la Comunidad autónoma- se crea una Junta de Fiscales Superiores de las CC. AA. la nueva Fiscalía Provincial sustituirá a la Fiscalía de la Audiencia; y se instaura entre los fiscales el conocimiento de las lenguas cooficiales. Lo que no habrá en esta territorialización es la imposición de ternas de candidatos por parte de los gobiernos autonómicos para la elección de los fiscales superiores de las Comunidades. No se clarifica y simplifica la caótica estructura diseñada por Pumpido La Asociación de Fiscales (AF) mayoritaria, cree que el anteproyecto ha sido elaborado de espaldas a la carrera fiscal, a la que no se ha dado traslado previo a través de sus órganos y asociaciones representativas Así pues, su valoración no puede ser sino negativa Ello por varios motivos, como que la figura del fiscal general del Estado sigue estando demasiado vinculada al gobierno de turno También alude a que no se refuerza el papel del máximo órgano representativo de la carrera, como es el Consejo Fiscal y a que no se clarifica y simplifica la caótica estructura organizativa interna que, durante los últimos años, ha sido diseñada por el actual fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, con arreglo a criterios no estrictamente de eficacia profesional