Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 7 2006 99 Deportes Denis Menchov y Floyd Landis reabren la Guerra Fría El ruso ganó en Pla de Beret por delante del estadounidense, nuevo líder, en la etapa que Sastre acabó quinto y que vio retirarse a Mayo J. GÓMEZ PEÑA PLA DE BERET. El Tour ya tiene bandos. Los Pirineos son tierra fronteriza. Separan. Por delante, la Grande Boucle tuvo cinco nombres: Menchov, Landis, Leipheimer, Sastre y Evans. Dos de ellos destacan y coinciden: son herederos. Uno es el ruso Menchov, a quien el dopaje de Heras le legó la pasada Vuelta a España. Y el otro es el estadounidense Landis, el niño de religión amish adoptado para la civilización por Armstrong. Un ruso y un americano. Se reedita la Guerra Fría Un Tour de bloques si Sastre, el primer español de la lista, Evans o Kloden no reescriben esta historia. A este Tour reciclado por la Operación Puerto sólo le quedan estos nombres. Los otros están ya por detrás. O no están. Como Mayo. Un ciclista K. O. Es el tercer puñetazo en tres ediciones que recibe aquí. Un corredor a la lona. Le costará levantarse. Escuchará la cuenta atrás desde su casa. Desde allí también verá el Tour de Landis y Menchov. Una carrera de oportunidades para los herederos. Apenas son las cinco de la tarde. Mayo llega a tiempo. Pero no a la meta, sino a la habitación del hotel Acevi Val D Arán. De espaldas al Tour. En la pantalla de la televisión centellea un maillot naranja. No es el suyo, claro. Es de Rasmussen, el danés del Rabobank, que tira de Menchov, que estruja rivales del ruso. Mayo no mira. Ver su ausencia le dolería. A un ciclista de su talla le avergüenza la derrota, el abandono. Ni siquiera deja que la luz entre en la habitación. A oscuras. Derruido. Materazzi declarará hoy ante la FIFA para explicar el incidente con Zidane en la final del Mundial de roñoso de una sierra. Sobre el filo del Tourmalet, el Aspin, el Peyresourde y Pla de Beret. Puertos listos para cortar. Era el día para descorrer las cortinas del Tour. Por fin mudó la clasificación. Se hizo real. Se acabaron los puntos suspensivos. Ya se sabe, por ejemplo, que David de la Fuente es montañés. Así les dicen a los cántabros. Líder de la montaña por su tremenda escapada. Con Camaño, Weggman y Flecha, se dejó años de vida en todos los puertos del día, salvo el último. Que ése era para los herederos. Fracaso del Discovery Es un Tour mentiroso. Sin los favoritos previstos. Sin orden. Lleno de sorpresas. Antes de empezar el prólogo se hablaba del Discovery, el equipo de Armstrong. Parecía la referencia. Mentira. Ayer, el mejor fue Azevedo, en el puesto quince. Pareció luego que el relevo lo exigía el T- Mobile. Tampoco. Kloden calcinó ayer a su equipo para luego terminar noveno, a minuto y medio de Landis. El recuperado Zubeldia y le ayudaron a reducir las pérdidas. Peor les fue a Simoni, Karpets, Popovych, Hincapie, Savoldelli, Pereiro o Gonchar. Todos tachados. Éste es un Tour de listas. Parecía que era un Tour sin montaña. Y casi ha sobrado con un día. Han cambiado los colores de la ronda. Ya no es azul Discovery O será naranja Menchov o verde Landis Cavaron una fosa entre ellos y el resto. No de tiempo, pero sí moral. Leipheimer, una ventosa que regaló el Tour en Menchov supera en el sprint final a Leipheimer y Landis la primera contrarreloj, quiso aprovechar su deuda de tiempo para ganar la etapa, pero ni así. No sabe atacar. Falta de hábito. Acabó tercero. El cuarto fue Sastre, a sólo 17 segundos. Comenzó a encofrar los cimientos de lo que hace sólo unos días calificaba como un castillo en el aire el podio de París. De él y de Zubeldia depende la participación hispana en este Tour. El resto es cosa de bloques. Vuelve el teléfono rojo. ¿Quién llamará antes a París? ¿Landis o Menchov? Un heredero. EPA Mayo se fue después de insultar a un cámara Iban Mayo cerró su lamentable actuación en el Tour después de insultar a un cámara de televisión que seguía su decandente pedalear cuando estaba descolgado en la subida al Tourmalet. Miguel Madariaga, responsable del Euskaltel, aseguró que desconocía los motivos de la retirada de su líder: No sabemos por qué se ha retirado de la carrera. Ahora, se irá a casa para someterse a un reconocimiento médico. Después de esto, nuestros objetivos no han cambiado: vamos a seguir con los corredores que quedan para ganar una etapa Además, Madariaga anunció que el Euskaltel pedirá perdón por la actitud de Mayo con la televisión francesa. El equipo no está de acuerdo con su actitud. Ha sido un mal momento, y no tuvo razón de hacerlo Huida de Mayo La derrota le llegó antes que las fuerzas. Era una etapa a su medida. Pero nunca se ajustó a ella. Se golpeó contra la primera rampa del Tourmalet. El puerto mítico que rotuló una interrogación sobre el asfalto: ¿Qué le pasa a Mayo? A uno de sus elegidos. Cruzó la cima abandonado, enrabietado. Ya no estaba allí. Quería irse y se fue. Huyó del Tour. Se bajó en el avituallamiento. Desnutrido. Anémico. Sin un gramo de fuerza. Ni siquiera encendió la televisión. Ya no era su carrera. No vio la gran jornada pirenaica. Una etapa vieja, de ciclismo antiguo, de desgaste. Aquí gana el que aguanta. Se corrió por el bor- Etapa 12 Luchon 611 m Col des Ares 797 m 2 Luchon- Carcassonne Côte de Pujos 520 m 4 211,5 Km Carcassonne 115 m Côte du Pal de Pailhés 445 m 4 Caurnont 349 m S Côte de Parniers 407 m 4 Mirepoix 288 m S 0 km 27 47,5 76 126 136 162 211,5 La fiesta de los franceses. 14 de julio, fiesta nacional en Francia. Una jornada larga y casi llana después de dos etapas de alta montaña, propicia para que algún aventurero, a poder ser francés, intente llegar en solitario con permiso del pelotón