Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Cultura VIERNES 14 7 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO Curso en la UIMP San Lorenzo de El Escorial Nacho Vigalondo cree que el cine es asquerosamente caro El cineasta cántabro Nacho Vigalondo, candidato al Oscar con su cortometraje 7.35 AM cree que es muy complicado generar confianza en el cine en general y, particularmente, en los proyectos de cortos, porque es asquerosamente caro Vigalondo, que intervino (a través del vídeo) en un curso de la UIMP en Santander, abogó por que al cine no se le trate como un capricho desbarrado Fernando Trueba: El cine hace demasiada estética de la pobreza El director y productor de cine Fernando Trueba dijo ayer en San Lorenzo de El Escorial que el cine hace demasiada estética de la pobreza y consideró que uno de los vicios de los ricos es hacer películas de pobres para lucrarse de sus miserias El cine- -añadió el realizador- -se dedica a hacer fotogenia de la violencia, y no a retratar el arte de los bellos sentimientos Ripoll y Espinosa apuestan por bromear sobre la muerte sin caer en el humor negro La directora de Lluvia en los zapatos y el autor de Planta 4 forman equipo en Tu vida en 65 ELENA D. DAPENA MADRID. En una complicada ecuación- -casi un ejercicio de malabarismo sin red aseguradora que llevarse a las espaldas- -de humor y muerte, María Ripoll y Albert Espinosa llevan al celuloide Tu vida en 65 minutos una comedia agridulce enmarcada en la Barcelona de hoy. Tras triunfar en teatros de más de una decena de países durante dos años, el autor de Planta 4 ha puesto su texto en manos de María Ripoll Utopía Tortilla Soup Lluvia en los zapatos para desarrollar un filme que aspira a ser el centro de una trilogía cuyos títulos abarquen los 64 65 y 66 minutos. Si en Tu vida en 65 minutos nos cuentan el presente de un grupo de jóvenes, las dos siguientes- -si todo sale bien- -desarrollarán su pasado y su futuro. Espinosa quiso que todos los personajes de su obra encerrasen la esencia del amor y la esencia de la muerte, de haber perdido algo Así, tanto la película como los chicos se desenvuelven en una continua tensión de fuerzas positivas y negativas, de alegría y desazón, de ilusión y ruptura. Para conseguir conjugar ambas cosas, la historia se centra en la vida y la muerte, en lo que viven los protagonistas en torno a un supuesto fallecimiento. La confusión les lleva a acudir a un entierro de un joven desconocido y, a partir de ahí, la dama negra no deja de regir el filme. El duelo no está bien visto ahora- -comentó Espinosa durante la presentación- la pérdida es mejor superarla rápido 93 minutos de historia para reivindicar la tristeza por una pérdida. Cada personaje ha dejado algo atrás, desde un ser querido hasta un recuerdo. Para el autor, lo triste no tiene por qué olvidarse, sino que, igual que los buenos momentos, debe formar parte del día a día. Así, los chicos incorporan la muerte a sus conversaciones, a sus risas, y también a sus llantos. Quería- mos hablar de la muerte sin usar el humor negro comentó el escritor. No se ponen de acuerdo directora, autor y actores en el tema central de Tu vida en 65 minutos La vida, la muerte, la amistad, el amor... O el azar, que para el autor es un símbolo fluorescente de hacia dónde tienes que ir Tanto el guionista como la directora coinciden en su pasión por lo casual, por sus consecuencias, y no les han dolido prendas a la hora de demostrarlo por cada uno de los rincones de la historia. Tenemos que vivir abiertos al azar, a que nos puedan pasar cosas comentó Ripoll. Así, la película está cargada de casualidades, de imprevistos entretejidos que van dando forma a una historia poco realista, pero Espinosa: El muy cercana, de las azar es un que se sueñan al oído y muy despacito. símbolo Los actores se han fluorescente ocupado de crear este de hacia clima. Javier Pereira dónde tienes- -que realiza en esta película su primer paque ir pel protagonista- Oriol Vila, Marc Rodríguez, Tamara Arias, Nuria Gago e Irene Montalà trabajaron en el día a día del rodaje con el guionista a escasos metros. Espinosa les fue pasando decenas de notas biográficas sobre sus personajes, sobre las peculiaridades y los matices que de ellos debían exprimir. El resultado ha sido una plena identificación entre personas de ficción y actores, que cuentan con la ventaja de no lucir caras conocidas, sino rostros aún no asociados a otros papeles. En definitiva, Tu vida en 65 minutos es una reflexión sobre la pérdida realizada a través de un grupo de amigos que, un domingo cualquiera, encuentran una esquela en el periódico con el nombre de un compañero del colegio. A partir de ahí se despliega la telaraña de relato más espiral que lineal. Y muy agrio. Y muy dulce. Tamara Arias y Javier Pereira protagonizan Tu vida en 65 ABC Tu vida en 65 minutos La vida en todo a cien España, 93 m. Director: María Ripoll Intérpretes: Javier Pereira, Oriol Vila, Marc Rodríguez JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ale uno de la película de María Ripoll y la primera sensación que se tiene es la Coixet en todo a cien. Es decir, un montón de temas candentes tocados con sensibilidad, con mucha sutileza y un cierto tono intimista, pero sin calado ni altura. A fuerza de ser tan natural, el desarrollo que realiza Ripoll se queda un poco (bastante) plano. No parece sólo un problema cinematográfico, sino más bien de concepto argumental. Basado en un relato de Albert Espi- S nosa, trata Ripoll temas tan complejos como la muerte, el amor, la vida y, sobre todo, la amistad, y lo quiere hacer en porciones de tartas iguales. Llega a uno, lo rasca y lo abandona para entrar en el otro y después en el siguiente, con unas moralejas, además de más que discutibles, aderezadas con salidas facilonas y un tanto absurdas. Ha rodado María Ripoll en una Barcelona oculta, con barrios de cierto encanto y con actores semidesconocidos de los que ha logrado sacar un buen talante y una meritoria labor creativa, especialmente por parte de la la fotogénica Tamara Arias. Logran entre todos el tono susurrante que se pretende de unas y otras relaciones (mejor logradas en cuanto de la amistad se trata) pero al final le queda a uno la impronta de que la que mucho abarca poco aprieta, que es lo que suele pasar en esta clase de proyectos, ambiciosos en la cabeza y complicados de llevar en el cuerpo a cuerpo.