Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Cultura VIERNES 14 7 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO En la cama Una sábana cubre el universo Chile, 85 m. Director: Matías Bize Intérpretes: Blanca Lewin, Gonzalo Valenzuela FEDERICO MARÍN BELLÓN Guillermo del Toro: Para el cine español es esencial que debuten nuevos directores El cineasta estrenará en Sitges El laberinto del fauno coproducida por Tele- 5 b ientras Mujeres infieles aterrizaba en nuestras carteleras empujada por un título comercial y un argumento huero, a esta otra película chilena le ha costado encontrar pista, pese a los premios acumulados (entre ellos la Espiga de Oro en la última Seminci) y el aval de los viejos vanguardistas de Cahiers du cinéma El jovencísimo Matías Bize, cuyo rostro esboza un curioso aire Amenábar, rodó su segundo título en un plató tan escueto y cómodo como sugiere el título, donde dos desconocidos hablan, ríen, lloran y hacen casi todo lo que se puede hacer sobre una cama (salvo comer galletas, por fortuna) con la naturalidad que sólo permite un guión tan trabajado como el de Julio Rojas. Hay sexo, claro, pero la tensión se libera en la primera escena, tirando a explícita, con lo que a partir de ahí el espectador puede concentrarse en lo que importa (o regodearse en lo otro, es cuestión de gustos) No es la única argucia que se permiten Bize y Rojas, cuyo trabajo elude el mal gusto y apenas pisa el tópico, aunque entrambos no siempre esconden el manual todo lo bien que debieran. Los diálogos, bien escritos y mejor dichos (y viceversa) no incurren en ese defecto tan contemporáneo de repasar un tópico tras otro, de dejarse llevar por la moda de los monólogos de comedia. Cuentan lo que tienen que contar y hasta las frases más triviales nadan en dirección a la luz Otra virtud del director es no volverse loco con la cámara ni marear a los solitarios intérpretes, Blanca Lewin y Gonzalo Valenzuela, que a su vez aprovechan la oportunidad para estampar su huella y conseguir que la cinta sea tan suya como de Rojas y Bize. Un tipo listo este director, que rodó su ópera prima, Sábado en una toma (que no en un día) y aquí tiene la astucia de imponerse otra limitación tan peculiar como no salir de una habitación de motel, sin miedo a la teatralidad. Lo que para la mayoría habría supuesto un escollo infranqueable o, cuando menos, frustrante, Bize lo utiliza para saltar más alto. Gasta menos, piensa más y, en definitiva, consigue una película mejor, no sólo un ejercicio de estilo. M El director y guionista mexicano cree que para salir de una crisis que afecta a todos los países es preciso renovar los contenidos, las historias de las películas SUSANA GAVIÑA MADRID. Excelente. Es la película de la que me siento más orgulloso Así de entusiasta se mostraba ayer, ante la prensa, Guillermo del Toro cuando hablaba sobre su último trabajo, El laberinto del fauno que en el último festival de Cannes fue agasajado con 22 minutos de aplausos. Realizado en coproducción con Estudios Picasso y Tele- 5, el director mexicano, que tiene en su haber títulos como Cronos, Mimic El espinazo del diablo Blade o Hellboy confiesa que para él España es un salvavidas creativo Lo que no significa que el cineasta le haya dado la espalda a Estados Unidos, donde lo gratificante son las dimensiones de los proyectos, la posibilidad de trabajar con juguetes grandes bromea. Por eso ha decidido alternar los dos continentes: un proyecto allí, y otro aquí. Pero cuando se trata de tener libertad creativa, Del Toro no lo duda. No se puede comparar la de Estados Unidos con la que hay en Europa o Iberoamérica, donde la jerarquía es más coherente. Aquí la cabeza es el director y no un estudio Asegura que cuando se enfrenta a un proyecto en uno u otro país, los esquemas de trabajo son muy diferentes. Intentar hacer El laberinto en Hollywood hubiera sido un suicidio. Allí, el principio, el medio y el final de la película hubieran sido completamente distintos. Y nunca- -añade- -intentaría hacer un filme con tantos riesgos como los que presenta éste reconoce. Recuerda cómo de la versión definitiva de Mimic quedaron tres cuartas partes de lo que yo quería originalmente La razón: Que el género fantástico en Estados Unidos tiene una forma de contarse diferente a la que yo concibo Guillermo del Toro, ayer en Madrid EFE Una cantidad relevante de porquería El consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, reconoce que tiene problemas para invertir el cinco por ciento en cine español. El problema: No hay proyectos interesantes Si bien el objetivo de este canal privado es hacer una televisión comercial a la hora de invertir en cine buscan películas universales y de buena factura No hay motivos para que en España se hagan 130 películas al año, porque 90 serán inútiles. La diferencia de El laberinto es que es universal y se puede vender fuera asegura Vasile, para quien el mercado del talento y de las ideas ofrece muy poco, por eso se hace una cantidad bastante relevante de porquería Los objetivos del canal privado es hacer al año 8 ó 10 películas de presupuesto medio (5 ó 6 millones de euros) y una de gran presupuesto. Este año han coincidido dos superproducciones, a la de Guillermo del Toro, se suma Alatriste dirigida por Agustín Díaz Yanes. Problema de contenidos Por eso, para contar las cosas como queremos apuesta por nuestro país. donde también quiere apoyar a nuevos talentos. Me interesa producir en España primeras obras pues considero esencial para el cine español que debuten nuevos directores Tras referirse a la fina línea que hay entre las subvenciones y el proteccionismo el director mexicano mostró su interés por que se oigan nuevas voces, y no se sigan haciendo cortometrajes con cuarenta años Por ese motivo, Del Toro, junto con Estudios Picasso, ya ha apadrinado el trabajo de un nuevo director, El orfanato del debutante Juan Antonio Bayona, que está protagonizada por Belén Rueda y Geraldine Chaplin. Preguntado sobre la crisis que sufre el sector cinematográfico, aseguró que ésta se está dando en todos los países, no sólo en España, porque se trata de una crisis a la hora de distribuir las películas Pero además del factor económico, apuntó una segunda causa: Hay un problema en los contenidos, en las historias. Es necesario una renovación Pero sobre todo, volvió a incidir en la necesidad de apoyar a nuevos nombres. El mecanismo de las subvenciones persigue la continuidad de determinados directores y apoyar a nuevos directores, pero esas herramientas no son las mismas para aquellos que hacen su quinta o sexta película El laberinto del fauno que coproduce el propio Del Toro a través de Tequila Gang y que cuenta con el apoyo de Alfonso Cuarón, es su segundo trabajo en nuestro país después de El espinazo del diablo Con un reparto español, encabezado por Sergi López, Ariadna Gil, Maribel Verdú o Álex Angulo, entre otros, se ha rodado durante catorce semanas en localizaciones de Segovia y Madrid y ha contado con un presupuesto de quince millones de euros. El filme, que abrirá el próximo Festival de Sitges, aborda la historia de una niña que se traslada, junto a su familia, a vivir a un pueblo donde descubrirá un laberinto y una extraña criatura que le hará una increíble revelación.