Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura VIERNES 14 7 2006 ABC La moción de ERC para Fráncfort fracasa por falta de diputados ABC BARCELONA. La ausencia de hasta 19 diputados de CiU y ERC en la última votación del pleno del Parlament impidió que ayer se aprobara una moción consensuada por estos dos grupos que pretendía obligar a la Generalitat a limitar la representación institucional en la Feria de Fráncfort a escritores en catalán representantes de los diversos territorios que comparten lengua y cultura con Cataluña, informa Ep. La moción instaba al Ejecutivo a hacer públicos antes del día 30 de julio los nombres de los escritores que participarán en el programa institucional de la feria y que, como representantes de la literatura catalana invitada, serán escritores en lengua catalana No obstante, la ausencia de diputados de ambos grupos impidió su aprobación por los votos contrarios de PSC, PP e ICV- EA, provocando la indignación entre algunos diputados, entre ellos Carme- Laura Gil, que no escondió su malestar al acabar el pleno. Entre los ausentes, los presidentes de los respectivos grupos que habían pactado la iniciativa, Artur Mas y Josep Lluís Carod- Rovira. Sí se aprobó con los votos de CiU, ERC, PP e ICV un punto de la moción en la que se insta a considerar la literatura catalana el eje central y el hilo conductor de las actividades o exposiciones que formen parte del programa de la Feria Asimismo se aprobó con los votos de CiU, ERC y PP que el Govern haga público antes del día 30 la propuesta del programa de actividades. Almudena Grandes lamenta el intrusismo que afecta a los escritores Hoy las mises, los políticos y los presentadores de TV escriben novelas b La autora de Las edades de Lulú dictó una conferencia en el Ateneo santanderino en el marco del Encuentro de Editores y afirmó que nunca se ha escrito tanto BEATRIZ BENÉITEZ SANTANDER. Los escritores hacemos el papel de los toros de las corridas. Da igual que los matadores estén listos, o que los tendidos estén a rebosar. Sin toros no hay espectáculo. Éste es el papel que hacemos los escritores en el panorama literario. Me ha divertido escuchar cómo los editores hablan de los autores, incluso en su nombre La autora de Las edades de Lulú o Te llamaré viernes reivindica el buen trato hacia los escritores: Somos material sensible, no somos factores de crecimiento económico. Somos vulnerables, trabajamos en la soledad más absoluta y necesitamos que la gente nos quiera. Es posible que los libros sean objetos de marketing, pero nosotros no Sobre el futuro del mercado literario dice que no se puede hacer una lectura ni apocalíptica ni optimista, porque la literatura tiene sus propias reglas Como anécdota contó que un anuncio hace mucho tiempo decía que un nuevo invento iba a terminar con la lectura. Era la bicicleta. El mundo editorial ha sobrevivido a la bicicleta, al ciclomotor, al video, al cine... porque tiene sus propios mecanismos de defensa La creadora de Castillos de Almudena Grandes participó ayer en el Encuentro de Editores cartón reconoce que la lectura ya no es importante, como lo era en el XIX pero agradece a los lectores su tenacidad: Leer es resistir- -asegura- los lectores son la resistencia, terca y orgullosa. Es verdad que escribimos para una minoría y hay que intentar que cada vez sea más grande Los tiempos avanzan, y aparecen nuevos formatos, pero el trabajo del autor no cambiará A pesar de los avances, y de las nuevas tecnologías, confía en que el libro en papel no desaparezca. El libro en papel es un objeto insuperable: completo, compacto, fácil de transportar. SERRANO ARCE Amo los libros como objeto, me gusta que estén bien hechos y apuesto por su continuidad Sobre el panorama actual, Grandes afirma que no es cierto que España sea un país de no lectores. Nunca antes se ha escrito tanto, ni se ha vendido tanto ni se ha leído tanto y resalta la proliferación de libros: Las editoriales han bajado los niveles de exigencia a cotas escandalosas Grandes criticó el intrusismo que vivimos, que es cada vez mayor. Ahora las mises, los políticos y los presentadores de televisión escriben novelas