Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad VIERNES 14 7 2006 ABC Ciencia La trayectoria vital de los tiranosaurios, desvelada en un gran yacimiento canadiense Durante la infancia los grandes saurios apenas tenían enemigos y un 96,5 por ciento sobrevivía b Los científicos han elaborado una hipótesis sobre cómo se desarrollarían las vidas de los tiranosaurios gracias a una técnica para calcular su edad cuando murieron DANIEL MEDIAVILLA MADRID. Muchos consideran la infancia una edad dorada: no es necesario ganarse el pan, los padres se preocupan de que al niño no le pase nada e, incluso, las preocupaciones sexuales que luego tanto tiempo y energías consumen no provocan, apenas, inquietud. Esto podría haber pensando un tiranosaurio adulto hace 70 millones de años, si es que los más célebres de los dinosaurios hubiesen sido capaces de ponerse nostálgicos. Un estudio que se publica esta semana en la revista Science realizado por paleontólogos de la Universidad del Estado de Florida, muestra cómo los jóvenes tiranosaurios gozaban de porcentajes de supervivencia muy superiores a los de la gran mayoría de los vertebrados modernos- -con la excepción de los humanos- y, también, a los de adultos y recién nacidos de su propia especie. Un tiranosaurio petrificado en un último espasmo antes de la muerte La vida de los dinosaurios en una curva Para contarnos la vida de un tiranosaurio, los investigadores utilizaron curvas de supervivencia. El sistema es común en el estudio de animales modernos, pero nunca se había aplicado a los dinosaurios por falta de muestras amplias y un sistema para determinar la edad de los especímenes. Gracias a la técnica de datación que cuenta los años en las estrías que su paso deja en los huesos y al gran yacimiento encontrado en Canadá, se ha podido elaborar un análisis demográfico que revela qué proporción de cada camada logró sobrevivir cada año. En el caso de los tiranosaurios, los resultados, que muestran porcentajes de mortalidad muy bajos en la edad infantil, podrían explicar la escasez de dinosaurios de estas edades en los museos. SCIENCE La edad en las pantorrillas Este dato y otros que pueden ayudar a reconstruir parte de las vidas de estos enormes lagartos los han obtenido los científicos después de estudiar los restos de 22 dinosaurios Albertosaurus sarcophagus hallados en un yacimiento de Canadá. El equipo dirigido por Gregory Erickson elaboró una curva de supervivencia de los tiranosaurios empleando una técnica relativamente nueva aparecida hace dos años y que consiste en contar las líneas de crecimiento anual que quedan preservadas en los huesos de la pantorrilla y los pies. Gracias a la información conseguida con este sistema, se ha descubierto que la infancia era un periodo dulce para los tiranosaurios, pero también que antes y después de esa edad la vida no era fácil para estos animales. En primer lugar, en el yacimiento no se encontraron polluelos del dinosaurio, por lo que los paleontólogos han deducido que el porcentaje de mortalidad en estas edades variaría entre el 50 y el 80 por ciento. Según los autores del estudio, una tierna cría de tiranosaurio sería tan vulnerable a los predadores, la muerte por hambre o los pisotones como las crías de un pájaro. Después llegaban los mejores años para los Albertosaurus sarcophagus Entre los 2 y los 13 años, los pocos afortunados que habían superado la criba de los primeros años de vida, pasaban a ser casi invencibles. Con dos metros de longitud, fuertes músculos y amenazadoras mandíbulas, incluso Sus dos metros de longitud hacían de los jóvenes tiranosaurios animales mayores que cualquier predador El esfuerzo de poner huevos de las hembras y la lucha por pareja en los machos debilitaban a los adultos los tiranosaurios de dos años eran mayores que cualquiera de los depredadores que pisaban la Tierra en aquellos tiempos. La mortalidad media de los niños- tiranosaurios caía hasta el 3,5 por ciento. Pero lo bueno acaba pronto y con la pubertad el panorama se ensombrecía. La madurez sexual planteaba peligros nuevos. Las hembras se tenían que enfrentar al esfuerzo de poner huevos y los machos debían gastar buena parte de su energía compitiendo con otros tiranosaurios de su mismo sexo por una pareja. En lo que podríamos llamar el periodo adulto de estos dinosaurios, el porcentaje de mortalidad se elevaba hasta el 22,9 por ciento. Con la edad, la vida de estos dinosaurios no mejoraba. Cada vez más debilitados, se convertían en presas fáciles y, finalmente, los achaques propios de la edad en todas las especies incrementaban exponencialmente los porcentajes de mortalidad. En el yacimiento canadiense, de los 22 Albertosaurus sólo uno había alcanzado los 28 años, una prueba de que pocos sobrevivían hasta esa edad. Según los científicos, gracias al sistema empleado en este estudio se podrían reconstruir los ecosistemas de distintos dinosaurios y ver su modo de interactuar