Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- J EN BOMBAY VIERNES 14 7 2006 ABC Se investigan algunas llamadas telefónicas hechas a Karachi (segunda ciudad de Pakistán) y a Dubai condolencias a los familiares de las víctimas. Según informa la cadena de televisión NDTV, la Policía está investigando algunas llamadas de teléfono hechas a Karachi (segunda ciudad de Pakistán) y a Dubai minutos antes de los atentados. Según la cadena, se están estudiando 35 llamadas desde Bombay al extranjero, si bien ninguna de ellas ha sido vinculada por el momento con los ataques. Bollywood no se rinde Bollywood, la multimillonaria industria cinematográfica de la India, con sede en Bombay, reaccionó a los atentados terroristas afirmando que el terror no intimidará a la ciudad, informaron ayer los medios locales. Según la agencia de noticias IANS, varias personalidades destacadas de Bollywood señalaron unánimemente que los ataques no acabarán con el espíritu de la ciudad. Rakeysh Mehra, el director de Rang De Basanti uno de los éxitos de taquilla más recientes en el país, dijo que ha llegado el momento de emprender una lucha más intensa contra el terror. En lugar de intelectualizar o politizar el asunto, deberíamos contraatacar al terrorismo y eliminarlo a cualquier precio manifestó. Tales actos no intimidarán a Bombay. Es la ciudad más dura del mundo. Cada uno de sus habitantes es un soldado. Y si fuera necesario, nos enfrentaremos seriamente a nuestros enemigos dijo la estrella televisiva Sajid Khan. Bollywood está considerada como la mayor industria cinematográfica del mundo y produce al año más de un millar de películas en más de ocho idiomas. Se calcula que unos 15 millones de personas ven una película de Bollywood cada día, mientras que los cines venden más de 3.000 millones de entradas al año. Los ferrocarriles de Bombay han vuelto a la normalidad y ayer aparecían tan abarrotados como de costumbre AP La Policía india cierra el cerco en torno a activistas islámicos y paquistaníes Detenidos decenas de miembros del Movimiento Islámico de Estudiantes Unión India ha alertado a todos los Estados del país y les ha pedido que aumenten la vigilancia ya que podría haber más ataques terroristas ABC NUEVA DELHI. La Policía india interrogó ayer a centenares de personas con motivo de los atentados de Bombay, en los que podría haber estado involucrado el Movimiento Islámico deEstudiantes de la India (SIMI) según las últimas informaciones. La brigada antiterrorista de la Policía india está cerrando el cerco en torno a esa organización ilegal y ha detenido a decenas de supuestos miembros del SIMI a lo largo y ancho del Estado de Maharashtra, cuya capital es Bombay y donde tiene gran implantación. Una de las hipótesis que se contemplan sobre la autoría de los ataques con bomba en trenes de cercanías de Bombay, que acabaron el martes con la vida de 200 personas, apunta a que hayan sido cometidos por miembros del grupo terrorista islámico paquistaní Lashkar- e- Toiba (LeT) con apoyo logístico del SIMI. Según informó ayer la agencia de noticias india PTI, la mayoría de las al menos 200 detenciones se llevaron a cabo en la noche del miércoles en las regiones de Marathwada y Konkan, donde el SIMI goza de apoyo social, pero por el momento se retiene a los detenidos únicamente para interrogarles y b El Gobierno de la no se han imputado cargos a ninguno de ellos. El primer ministro de la India, Manmohan Singh, se reunió ayer con el presidente del país, A. P. J Abdul Kalam, con quien discutió sobre la situación de la seguridad tras los atentados del martes. Durante el encuentro, Singh informó a Kalam de las medidas adoptadas por el Gobierno tras los atentados. El Gobierno de la Unión India ha alertado a todos los Estados del país y les ha pedido que aumenten la vigilancia ya que los datos con que cuentan los servicios de Inteligencia apuntan a que podría haber más ataques terroristas. Como consecuencia de ello, se ha incrementado la seguridad en aeropuertos, lugares de culto, instalaciones de seguridad y otros lugares. Por otra parte, Singh recibió ayer una llamada telefónica del presidente estadounidense, George W. Bush, quien le ofreció el apoyo de Estados Unidos al Gobierno de la India en su lucha contra el terrorismo según informó un portavoz del primer ministro, Sanjaya Baru, citado por la agencia UNI. Bush también expresó sus El ministro de Exteriores de Pakistán niega cualquier responsabilidad en los atentados ABC ISLAMABAD. El ministro de Exteriores de Pakistán rechazó ayer en una entrevista con Ap que su país tuviera cualquier tipo de responsabilidad por los atentados de Bombay, y afirmó que ningún tipo de causa justifica el asesinato de mujeres y niños. No se puede culpar de todo a Pakistán. Es muy injusto afirmó Khurshid Kasuri. Es muy injusto atribuir estos actos ilegales violentos a Pakistán, porque la India es un país muy vasto. Hay muchas personas con sus propios objetivos, no sólo en la región de la Cachemira afirmó el ministro. Kasuri condenó sin reservas estos actos bárbaros y afirmó que su país se encuentra preparado para hacer lo necesario para luchar contra el terrorismo. Prometió investigar a los miembros militantes de la organización Lashkar- e- Tayyaba, que hasta ahora ha negado su implicación en los ataques, en el caso de que las pruebas halladas lo demuestren. Si hay pruebas, iremos a por ellos afirmó el titular de Exteriores. El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, fue uno de los primeros dirigentes en condenar firmemente los atentados. También condenó los ataques el ministro Kasuri, quien los calificó desde un primer momento de lamentables Pero, pese a los desmentidos de los grupos islamistas afincados en Pakistán, las sospechas de los investigadores indios recaen en efecto sobre movimientos militantes que combaten desde hace más de quince años la presencia india en la provincia fronteriza de Cachemira, dividida y disputada por ambos países. Pakistán ha intentado seriamente controlar a estos grupos islamistas, pero el régimen nunca ha sido capaz de llegar hasta el final señaló el ex general indio Talat Masood.