Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 7 2006 Cultura 63 El Festival de Jazz de Vitoria fue el escenario del encuentro de dos leyendas de la música. El flamenco de Paco de Lucía y el jazz de Wynton Marsalis se entremezclaron el martes en Mendizorroza Paco de Lucía y Wynton Marsalis fusionan sus sabores populares TEXTO: LUIS MARTÍN Un mundo raro éste del jazz contemporáneo. Como en los años 20, lo acapara todo. Dentro de unos días, Enrique Morente será protagonista en esta programación; ahora ha sido el turno de Paco de Lucía. Y no es lo peor que puede suceder. No quiero pensar en el día que a Julio Iglesias le dé por postularse en este negocio. Donovan lo hizo y terminó en el festival de San Sebastián. Y Art Garfunkel estuvo recientemente en Galapajazz. La cosa es flipante pero ya nadie recuerda que Paco de Lucía lleva muchísimos años frecuentando festivales de jazz en todo el mundo y sólo cinco en nuestro país. Laureado por las instituciones, Paco no deja de dar nuevos enfoques a su música. Clausurado su veterano sexteto, ahora se rodea de gente como Antonio Serrano, Niño Josele, Montse Cortés y La Tana, con los que sigue entregando música de altísima calidad. Los apuntes jazzísticos han cedido ante el empuje rítmico de las rumbas, las bulerías, los tientos y los tangos que incluye su repertorio, pero su guitarra sigue siendo la misma. Un instrumento que transporta más allá de sus límites los estilos del flamenco y que, en sus manos, crece y crece sin que sea fácil vislumbrar el final de su arte. La velada en Mendizorroza había comenzado con la presentación de uno de los escasos miembros de la familia Marsalis que todavía no había tenido su espacio propio en Vitoria: el trombonista Delfeayo Marsalis. Música escolástica en orden de quinteto. Y también aburrida. Buena cosa la de compartir cartel con Paco de Lucía. Es de suponer que si Mendizorroza registraba uno de esos llenos de público que convierten el polideportivo en un gigantesco baño turco, era por la comparecencia del segundo. Su concierto, volviendo al guitarrista de Algeciras, tuvo incentivo añadido en la incorporación en su tramo final del trompetista Wynton Marsalis. No soy de los que ven con buenos ojos La versión que hicieron los dos músicos de Zyryab es considerablemente mejor que las anteriores con Chick Corea y Chano Domínguez Paco de Lucía y Wynton Marsalis, durante el concierto del martes esta clase de fusiones, porque creo que sólo funcionan en la superficie. Sin embargo, debo reconocer que la dilatada versión que hicieron de Zyryab es considerablemente mejor que las escu- EFE chadas antes junto a Chick Corea y Chano Domínguez. Y la recuperación en el bis de Entre dos aguas mutante en el arranque, pero bien intencionada, de fuerte sabor popular. Madrid y Buenos Aires, lugares comunes para el cine en español JOSÉ EDUARDO ARENAS BUENOS AIRES. Hoy comienza en Buenos Aires el encuentro cinematográfico Madridcine 2006, que se ha convertido en una línea de cooperación del sector cinematográfico entre ambas latitudes unidas por el idioma con el fin de organizar dos eventos cinematográficos que se desarrollan en Madrid y en la capital bonaerense. Si el año pasado se firmó el convenio de colaboración recíproca y tuvimos en España a una espléndida delegación porteña de actores, hoy, en justa correspondencia, le toca el turno a Argentina, donde hasta el día 19 se proyectarán 7 largometrajes inéditos en estas tierras- -con posibilidades de distribución- seis filmes últimos pertenecientes a los homenajeados de esta edición y 6 cortos que ya han sido seleccionados anteriormente para 326 festivales internacionales y que han obtenidos 41 premios. La gala de apertura tuvo lugar anoche en el elegante complejo Patio Bullri- Fernando Guillén, ayer en Buenos Aires EFE ch con la proyección de La vida secreta de las palabras de Isabel Coixet, una de las películas que han despertado más interés entre cinéfilos. Como ha declarado el Consejero de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas, la gran distancia que separa Madrid de Buenos Aires ha sido siempre una mera cuestión geográfica Palabras que confirman una realidad, pero que, una vez aquí, con el aliciente de nuestro idioma y el extraordinario respeto del que goza el cine realizado en la Comunidad de Madrid, eje fundamental de los rodajes españoles, se convierte en un puente de sólidos cimientos, un puente fecundo de cultura. Somos un reflejo mutuo evidenciado por nombres como los de Mercedes Sampietro, Fernando Guillén, Asumpta Serna, Jorge Sanz, Ingrid Rubio y Federico Luppi, que para todos representa al actor casi madrileño al que se le confiere la equivalencia de un Fernando Fernán- Gómez, ambos grandes maestros en su profesión. José Sacristán, otro de los homenajeados, lamentablemente tuvo que quedarse en Madrid, ya que su mujer, hospitalizada actualmente, se sintió indispuesta en el aeropuerto de Barajas, minutos antes de embarcar rumbo a Argentina. La presentación de ayer estuvo apoyada igualmente con la presencia del embajador de España en Buenos Aires, Carmelo Angulo Bartorén; Carlos Morelli, por el Instituto Nacional de Cine argentino; Fernando Méndez- Leite, por la Escuela de Cine de Madrid, y el productor de Iberia de Saura, Juan Cordón, que está preparando un nuevo filme en coproducción cuyo rodaje comenzará dentro de dos meses... El documental El cielo gira el musical de Saura Iberia la Ninette de Garci; Otros días vendrán con una Cecilia Roth que estrena mañana una obra de teatro escrita a su mayor lucimiento por el actor, escritor y director Óscar Martínez; Para que no me olvides con nuestro admirado Fernán- Gómez comiéndose la pantalla, o esas Princesas que León de Aranoa supo ver en Candela Peña y Micaela Nevárez, son el primer plato que saborearán de un tirón estos días los argentinos.