Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 7 2006 Nacional 21 BARCELONA. Ruth E. T. una niña de 3 años de Hospitalet del Llobregat (Barcelona) se recupera favorablemente en el hospital San Juan de Dios de la capital catalana de dos costillas rotas y una pancreatitis provocadas por malos tratos en el ámbito familiar. Su padre, Limber Natalio E. C. de 25 años y de nacionalidad boliviana, está detenido desde el pasado 10 por ser su presunto agresor. Su madre, Gaby T. M. de 26 años y también boliviana, ha sido imputada por los Mossos por no haber denunciado la situación de su hija. Ambos comparecieron ayer ante el juez de guardia de L Hospitalet, que lleva el caso. Al cierre de esta edición, fuentes policiales aseguraron a ABC que, tras imputarsele al hombre un presunto delito de malos tratos, el juez dictó prisión provisional para ambos progenitores. El caso de Ruth, cuya tutela ya ha sido asumida por la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia de la Generalitat de Cataluña (DGAIA) recuerda el de Alba, la niña de 5 años que el pasado mes de marzo sufrió un traumatismo craneoencefálico del que aún se recupera por una paliza que recibió de manos del compañero sentimental de su madre. En el caso de Ruth, ella también fue víctima de las agresiones de su padre, aunque la actuación de su madre contribuyó a ocultar su pesadilla. Los padres de Ruth acudieron al hospital San Juan de Dios el pasado 25 de junio porque a su niña le dolía mucho el abdomen y lloraba. A la menor le diagnosticaron varias lesiones, entre Una niña de 3 años de Hospitalet se recupera de las lesiones que le infligió su padre: dos costillas rotas y una pancreatitis. La pareja ocultó los malos tratos cuando la llevó al hospital Ruth E. T. otra infancia rota por sus padres TEXTO: JANOT GUIL ellas una pancreatitis causada por la fractura de dos costillas. El padre y la madre de Ruth escondieron los presuntos malos tratos a los médicos e incluso ingresaron a la niña con un nombre falso, cambiando de orden sus apellidos, para dificultar que se descubrieran los hechos y la posterior investigación policial. El falseamiento de la identidad de la niña se podría deber a que los médicos no descubrieran que la niña ya había sido atendido en un hospital anteriormente por lesiones, aunque este extremo no fue confirmado ayer por fuentes de los Mossos. Apartan a otro niño de su madre por maltrato en Sevilla SEVILLA. El juzgado de Familia de la capital andaluza retiró ayer la custodia durante dos meses a la madre de un niño de siete años por alejarlo de su padre. Considera demostrado que ella y su entorno familiar han maltratado al menor para impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el padre. El auto dice que el niño está sufriendo un gravísimo perjuicio y daño psicológico definido por los expertos como Síndrome de Alienación Parental. Tras la separación matrimonial y desde agosto de 2003, el niño perdió todo contacto con su padre debido a la actitud de la madre. Acusados el padre, imputado en un presunto delito de malos tratos, y la madre, por su silencio Pocos días después del ingreso hospitalario, el 30 de junio, la madre de Ruth denunció a su pareja por supuestos malos tratos contra ella, pero según fuentes de los Mossos no denunció explícitamente que su hija también era víctima de su marido, aunque su gesto puso sobre la pista a la policía de un posible caso de maltrato infantil. A raíz de esta denuncia, el juzgado de guardia de L Hospitalet del Llobregat dictó una orden de alejamiento contra el padre para impedirle acercarse a su compañera y a la niña, así como una orden de detención. El hombre se escondió durante una semana, hasta que el pasado lunes por la mañana los Mossos le detuvieron en L Hospitalet del Llobregat, donde se había trasladado a vivir el pasado mes de junio con su familia. Según informaron fuentes de la Dirección de Infancia de la Generalitat (DGAIA) este organismo tuvo conocimiento del caso de Ruth el pasado 5 de julio, después de que se lo comunicara el centro hospitalario que atendía a la niña, tras corroborar con informes médicos que las lesiones que sufría la niña eran fruto de una agresión. Tras asumir la tutela de la niña, la DGAIA ha suspendido las visitas del padre a la niña y sólo permitirá que ella se encuentre con la madre, bajo lasupervisión de sus técnicos. Una tía de Ruth, hermana de su madre, visitó ayer a la niña y tras confirmar que está fuera de peligro, denunció que el detenido, Limber Natalio, tenía amenazada a su mujer