Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 7 2006 Nacional EL DIÁLOGO GOBIERNO- ETA HOMENAJE A MIGUEL ÁNGEL BLANCO 13 En las calles del municipio de Miguel Ángel Blanco se vieron detalles que no hubiesen sido SANGRE Y CIUDADANÍA SALVADOR ULAYAR posibles hace un par de años. Algo está cambiando en la localidad. La negociación del Gobierno con ETA empieza a hacer mella en las políticas del Ayuntamiento H ace nueve años que ETA- -Txapote- -segó la vida de Miguel Ángel Blanco. La banda planteó un ultimátum inaceptable al Estado de Derecho. Dos días de secuestro y tortura, tortura colectiva, arracimaron en el dolor a toda España. Y llegó la ambulancia. Las cámaras mostraban el traslado a urgencias de aquel moribundo que aún guardaba un hálito de su vida joven. Las breves imágenes de televisión alimentaron nuestra exánime esperanza. Pero la determinación asesina de ETA no falló. También se cumplen nueve años desde que la dignidad de la Nación española se alzó como nunca frente al terror. Los ciudadanos tomaron las calles, perdieron el miedo y gritaron a la bestia ¡basta ya! ETA y los nacionalistas- -beneficiarios de las nueces- -comprendieron que aquella oleada de ciudadanía se los llevaba por delante. Así que pretendieron desactivar el Espíritu de Ermua con el Pacto de Estella, que trajo la tregua de 1998. Tras aquella trampa, los grandes partidos aprendieron que los matarifes nunca más debían tener esperanza de obtener algo. A impulso de los ciudadanos, caminaron unidos. Pacto Antiterrorista, Ley de Partidos y la convicción de que nada había ya que hablar con la serpiente, condujeron a los asesinos y su apoyo social al borde del abismo. Casi estaba. Pero Zapatero con el cúmulo de disimulos y mentiras llamado proceso de paz que oculta una negociación política con los terroristas, manda al garete lo andado. ¿A quién le hacía falta esta traición cuando sólo dos vueltas de tuerca más los habrían derrotado? A los españoles no, ciertamente. Zapatero simultaneaba su asistencia a los funerales de las víctimas y la plática con quienes las asesinaban. ¡Cuánta deslealtad! No te olvidamos, Miguel Ángel. Tú nos hiciste más ciudadanos, más libres. No dejaremos que un presidente felón vacíe de sentido tu sangre y nuestra ciudadanía. El proceso se abre paso en Ermua TEXTO: MARÍA LUISA GARCÍA FRANCO ERMUA. Ermua sigue siendo una de las pocas localidades vascas donde una manifestación de Nuevas Generaciones (NN. GG. del PP puede, como hizo ayer, recorrer las calles sin recibir un solo insulto, pero el ambiente del proceso de paz empieza a notarse en la política local. A pesar de que el alcalde de Ermua, Carlos Totorica, quien disputó en su momento a Patxi López la secretaría general del PSE, se ha caracterizado por impulsar la unidad contra el terrorismo, en estos momentos los socialistas no quieren saber nada de los populares y en el homenaje convocado por el Ayuntamiento con motivo del noveno aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco el alcalde fue el único miembro de su partido presente. El acto se celebró el pasado sábado en el Ayuntamiento y, para restarle relevancia, ni siquiera se invitó a la hermana del concejal del PP asesinado (que estuvo en Vitoria) según explicó ayer a ABC el portavoz del PP en Ermua, Antonio López. Estuvieron, en nombre de todas las víctimas, Cristina Cuesta, de la asociación vasca, Covite, y Maite Pagazaurtundua, de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, además de la concejal popular Pilar Elías. Ayer, como cada año desde el primer aniversario del asesinato de Miguel Ángel, quienes convocaron manifestación en Ermua fueron los compañeros del joven concejal del PP, que militaba en NN. GG. Las calles de Ermua estaban muy animadas al paso de la manifestación en recuerdo de Miguel Ángel. Los vecinos, con contadas excepciones, no se sumaban a la marcha, pero la contemplaban con respeto. Al menos una docena de personas a las que preguntamos Marimar Blanco no fue invitada al acto de Ermua; estuvo en Vitoria en tiendas, en terrazas de bares al aire libre y en parques coincidieron en que les parecía muy bien que se recordara a Miguel Ángel Blanco, aunque había desencantadas que aseguraban que no ha servido de nada que todos saliéramos juntos a la calle y otras que decían que eso nunca se olvidará No obstante, las cosas están cambiando poco a poco en Ermua. En el Ayuntamiento, dice el concejal del PP Antonio López, las aproximaciones que antes se hacían entre el socialismo gobernante y el PP, se hacen ahora hacia el PNV, aunque este partido tiene menos concejales que los populares. En la calle, ayer se vieron detalles que no hubieran sido posibles hace unos años en Ermua, donde el concejal EFE ¿A quién le hacía falta esta traición cuando sólo dos vueltas de tuerca más los habrían derrotado? Salvador Ulayar es hijo de Jesús Ulayar, asesinado por ETA en 1979, y delegado de la AVT en Navarra. del PP fue adoptado como víctima propia por prácticamente la totalidad del pueblo, sin distinción de ideologías. A las seis y media de la tarde, cuando los compañeros de Miguel Ángel llegaron al cementerio a depositar, como cada año desde hace ocho, flores junto al nicho donde reposan sus restos mortales, una señora mayor, que barría el suelo junto a otra tumba, dijo en voz bien alta, para que se la oyera, que si hubiera sido otro no estarían aquí Su sentimiento no es compartido por la mayoría de los vecinos, pero hace sólo unos años no lo hubiera expresado en público en un lugar donde se respeta todo lo que tenga relación con Miguel Ángel. Tampoco otro vecino hubiera dicho al paso de la manifestación que ya está bien de hacer política una expresión que usan quienes niegan la libertad de expresión. Dos detalles en medio de un ambiente de respeto, que se notaba en el silencio con el que los automovilistas esperaban el paso de la manifestación, atrapados en sus vehículos, mientras un coche de la Ertzaintza por delante y otro por detrás escoltaban la marcha. El presidente de NN. GG. del País Vasco, Miguel Ángel Fernández Calvo, al frente de la convocatoria, denunciaba a PNV y PSOE por haber anestesiado el espíritu de Ermua al estorbar a sus intereses de partido Consideraba que el Gobierno ha manchado el nombre de Miguel Ángel Blanco, como el de todas las víctimas, por haber pactado con ETA y reclamaba el final del terrorismo con los instrumentos del Estado de Derecho, es decir, policial y judicialmente, sin atajos