Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 13 7 2006 ABC AD LIBITUM LA DEMOCRACIA BIEN ENTENDIDA L más estéril y difícil de todos los debates posibles en una democracia será siempre el que se refiera a la retribución económica de los diputados y senadores. El árbitro de tan peregrino conflicto habrá de ser el propio cuerpo formado por los representantes populares, lo que les convierte, ya en puro despropósito, en jueces y parte de un mismo proceso. Así ha vuelto a ser y, con la única y elegante ausencia de IU, las mesas del Congreso y el Senado, unánimemente, han aprobado una nueva lista de bicocas que puedan aliviar las penas de los padres de la patria y, en especial, la más inconsolable de todas ellas: dejar de serlo. Es optativo para cualM. MARTÍN quier ciudadano, espeFERRAND cialmente si se trata de un representante parlamentario, el hacer uso de sus derechos; pero resulta incuestionable, y en ello se sustenta su teórica representatividad, su obligatoria dedicación a los deberes que conlleva la situación a la que libremente acceden como consecuencia de los sucesivos procesos electorales. Convertir esa representatividad en vínculo laboral con, según los casos, el Congreso o el Senado es tanto como establecer un derecho que no estaba previsto en la definición de su cargo y que eleva su condición sobre la de sus representados. La democracia bien entendida no empieza por uno mismo, sino por la recta y cabal interpretación del mandato que, con fuerza contractual, vincula al representante y sus representados. Como nuestro sistema representativo, valga la paradoja, no es representativo- ¿alguien conoce el nombre de su representante -encomendamos nuestra teórica representación a lotes de personas que, agrupadas en listas cerradas y bloqueadas, ajustan su obediencia, con prioridad sobre sus votantes, a los líderes de las siglas partidarias que les amparan. Por ahí empieza la quiebra de un sistema en el que sólo los ciudadanos de una circunscripción- -en principio, Madrid- -pueden votar la lista que encabeza el aspirante a la presidencia del Gobierno. En consecuencia, en la irresponsabilidad que permite la oscuridad del vínculo representativo, los diputados y senadores pueden hacer de su capa un sayo y repartirse sinecuras que no están ni al alcance ni en la intención de quienes les votamos. Añadirle una suerte de condición laboral a la tarea representativa es desvirtuar su naturaleza. De haber algún empleador para un diputado, entendido como empleado ése seríamos nosotros, los ciudadanos- votantes- contribuyentes. En ningún caso los presidentes de las Cámaras, que son listeros distinguidos por los mismos a quienes deben pasar lista y, en su caso, reconvenir. Más todavía: si hay alguna función en el ámbito democrático que no pueda ser tenida por laboral, y sujeta a las condiciones de los trabajadores, es la representativa. Claro que para entenderlo hay que ser y sentirse demócrata, no funcionario de la democracia. EUROISLAM CON MUEBLES FINLANDESES E U de viaje doctrinala las madrasas, que son las universidaN poco aséptica, lineal y muy correcta es como des de la jihad en la Arabia Saudí o en Pakistán, por suena la agenda del turno presidencial finlanejemplo. Hasta ahora, para Finlandia todo eso puede sodés para la Unión Europea. Para una Europa nar lejano. que anda entre las emociones sombrías y los bajos insNo quiere uno practicar la paradoja al decir que, en tintos, un chute de finlandización mobiliaria llega ya todos estos casos, la mejor tolerancia es la tolerancia cetan a destiempo como casi todas las elucubraciones de la ro. Es decir: atajar con la ley la mínima trasgresión contecnocracia europea, la más talentosa y bienintencionatra la tolerancia hubiese sido la mejor manera de evitar da del mundo, al tiempo que la más desorientada. Para algunas de las consecuencias negativas- -que no tiempos más razonables, la presidencia finlandeson todas- -de la inmigración en Europa. Con tosa aportaría la dosis justa de racionalismo y fundo, ahí también ha prosperado la doble vara de cionalidad, pero ahora mismo privan los paisamedir: es la consecuencia buenista de un multijes opacos, los horizontes sin salida, cierta verculturalismo que patrocina toda identidad que sión poco estética del pesimismo barroco. Entre no manifieste voluntad de integración y demoniotras cosas, aquí está el Euro- Islam. Finlandia es za la idea de una concepción de Occidente fundaun país con escasa inmigración, pero la nueva mentada en el imperio de la ley y en la asunción jihad se ha propuesto redimir todo el OccidenVALENTÍ de unos valores comunes para todos. Ha ocurrite, sin excepciones. PUIG do en Holanda y en Francia, en el Reino Unido, Hablamos de islamo- fascismo, de Londonstán, en Dinamarca. de Euro- Islam. La terminología puede ser desacertada El islamismo predica abiertamente la homofobia y pero las realidades son tangibles. Las manchas del antidiscrimina a las mujeres, al tiempo que aprovecha los semitismo son la consecuencia de esa nueva jihad en sistemas de protección social de los países europeos. En complicidad con una nueva izquierda, algo así como un Holanda, por ejemplo, la población musulmana es un 5 neocomunismo antisistema, nutrida de auto- odio, antipor ciento del total, pero tiene acceso al 40 por ciento de semita. Véase el comportamiento del nuevo Consejo palas ayudas del Estado de bienestar. Oculta entre líneas ra los Derechos Humanos de la ONU: se creó para aliaparece una sospecha que gradualmente fue tomando viar el escándalo sectario de la anterior Comisión de Decuerpo y que de repente se planta en primera línea: si el rechos Humanos, pero en realidad viene a ser lo mismo inmigrante musulmán adicto al islamismo radical reporque condena las operaciones militares israelíes en chaza las oportunidades que ofrecen las sociedades reGaza, pero no menciona los misiles palestinos dirigidos ceptoras, con todo lo bueno y lo malo que tienen por ofrecontra núcleos urbanos de Israel. Esa es la misma doble cer, la única alternativa real es la fragmentación de Eumedida que impone la presencia creciente del Euro- Isropa en guetos, en un rompecabezas de comunidades lam: todavía repercute el caso de la diputada Irsi Ali en sin cohesión alguna, en frentes de fricción constante, en Holanda. un Euro- Islam sin norte. En estos casos, la demografía No logramos saber cómo los ejecutores de los atentamanda mucho. Moteada de mini- comunidades islamisdos terroristas de Madrid y Londres estaban tan arraigatas, la Unión Europea perdería su razón de ser histórica dos en nuestra sociedad, ni cómo algunos pertenecían y el Estado de Derecho iría dando saltos de un lugar a ya a una segunda generación de gentes llegadas de tieotro, en busca de permiso para aterrizar. Son muchas rras musulmanas, educadas en nuestrasescuelas y amalas razones y precedentes que han llevado al Euro- Islam mantadas por nuestro Estado de bienestar. Lo que sabea pensar que la Europa de siempre es propensa a la automos es que son muchos más de lo que jamás hubiéramos destrucción. imaginado y que, por mucho que miremos para otro lavpuig abc. es do, están ahí, adictos a la radicalización de los imanes, -Correctísimo el Papa con el Gobierno español. Ni siquiera nos comentó la llamativa ausencia entre el público en Valencia, del católico Bono.