Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 MIÉRCOLES 12 7 2006 ABC Deportes Pedro Martínez de la Rosa sustituye al colombiano Montoya y será compañero de Kimi Raikkonen en McLaren EPA Sólo quiero disfrutar este momento Pedro de la Rosa correrá en Magny- Cours y españoliza desde el viernes a McLaren JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Cuentan que los gritos se escuchaban en Luton, al norte de Londres. Provenían de Woking, al sur, donde la furia de Ron Dennis, el patrón de McLaren, era incontenible después de conocer que Juan Pablo Montoya había confirmado desde Chicago a unos periodistas colombianos que dejaba la Fórmula 1 y emigraba a la Nascar, los coches de serie que hacen furor en Norteamérica. La rabia del magnate por enterarse a través de la prensa, más concretamente de las webs, se transformó en un santiamén en la felicidad de Pedro Martínez de la Rosa. El piloto barcelonés sustituye al colombiano a partir del viernes en Magny- Cours y aporta más color español al futuro equipo de Fernando Alonso. McLaren hizo oficial ayer el cambio a través de un comunicado en el que luce el lenguaje políticamente correcto en medio de la tormenta. Con todo lo que pasa actualmente en la vida de Juan Pablo, acordamos que debía tomarse un tiempo fuera del coche para preparase profesional y personalmente para su futuro dijo Ron Dennis. Su porvenir personal consiste en el segundo embarazo de su esposa, la colombia- na afincada en Madrid Connie Freydell. Una buena noticia para él. Lo que esconde el mensaje son sus reiteradas pifias durante la temporada, sus accidentes en Montmeló y Canadá y, sobre todo, su embestida a Raikkonen en Indianápolis, donde se pulió a los dos McLaren en un arrebato. Juan Pablo es un buen piloto que tendrá una exitosa transición a la Nascar le dio la puntilla Dennis. La gente de la F- 1 corta por lo sano. Decisiones tajantes, de un solo filo. El accidente de Indianápolis ya encolerizó los ánimos en McLaren y Montoya parecía sentenciado. Su anuncio de reingreso en la Nascar- -donde ganó las 500 Millas de Indianápolis- -fue la excusa perfecta que encontró Dennis para despedirlo y dar la oportunidad a Pedro Martínez de la Rosa. Ahora, el patrón de la escudería inglesa tiene que negociar con el mismo intermediario, Julian Jakobi, para clausurar el contrato de Montoya y llenar de extras y euros el del español. Buen conocedor del equipo británico y de los tejemanejes del reducido ámbito de la F- 1, Pedro Martínez de la Rosa esperaba algo así, aunque no las tenía todas consigo. Sabía del males- Nascar, el show de los coches de serie Juan Pablo Montoya ha elegido la Nascar, la Asociación Nacional de Carreras de Coches de Serie. Traducido al lenguaje europeo: las carreras que emiten los telediarios deportivos como última noticia y que siempre es lo mismo, una gran colisión entre vehículos en un circuito oval en el que el piloto salió milagrosamente ileso Ahí se va Montoya. La Nascar tiene la particularidad de que se disputa en circuitos ovales y con coches de serie recién salidos de la fábrica. Teóricamente todos los motores son parejos y la igualdad preside las carreras. Creada en 1947, la Nascar tiene una audiencia masiva en los Estados Unidos, al mismo nivel que la Fórmula Indy (la F- 1 americana) Montoya ganó la Nascar en 1999. tar en McLaren por la falta de resultados, por las escasas prestaciones del coche, por un motor que no daba caballos y, sobre todo, por el hundimiento del equipo en cuestión de puntos. Pero no esperaba a Montoya en estampida. Por eso ayer era un tipo feliz, con un teléfono desconectado, pero que comunicó algunas sensaciones. Sólo quiero disfrutar de este momento. Estoy muy contento, porque ya pensaba que no me llegaba la oportunidad. Iré a tope en Francia. Quiero darlo todo Ayer seguía en Woking, la sede ultramoderna de McLaren al sur de Londres, ensayando la carrera del domingo en el simulador, transmitiendo información, sin ganas casi de recluirse en el cercano hotel que le busca su equipo cada vez que se traslada a Inglaterra. Dennis le garantizó que sería el único piloto junto a Raikkonen para los ocho carreras que faltan, sin intromisión de Paffet (el otro probador) o el cachorro Hamilton, el probable compañero de Alonso en 2007. Una garantía etérea, que las palabras se las lleva el viento en la F- 1. Conozco el coche mejor que nadie- -dijo el catalán- Y podré dar puntos importantes al equipo