Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Internacional MIÉRCOLES 12 7 2006 ABC URIBE, SAMPER Y EL NARCO l tan elogiado presidente colombiano Álvaro Uribe está a punto de devolver a Colombia las horas de indignidad que la mayoría de sus compatriotas creían superadas. Según informó el pasado lunes la cancillería colombiana, se va a solicitar el placet para nombrar al ex presidente (1994- 1998) Ernesto Samper Pizano embajador en Francia. El mandato de Samper estuvo tiznado desde la primera hora por los cinco millones de dólares de financiación que recibió su campaña electoral del Cartel de Cali. Samper se volvió un apestado internacional y todavía hoy carece de visado para poder entrar en RAMÓN PÉREZ- MAURA los Estados Unidos. Ahora resulta que el presidente Uribe, del que nadie sabe qué deudas tendrá con este predecesor en cuya campaña de 1994- -la del narcotráfico- -actuó como escudero, ha decidido nombrarlo embajador en Francia. Algunos dicen que Samper está trabajando en un canje humanitario entre secuestrados por las FARC y guerrilleros prisioneros. Y el primer objetivo sería la liberación de la política franco- colombiana Ingrid Betacourt, secuestrada desde hace cuatro años. Si es cierto, da vergüenza que Uribe comisione ese objetivo a un hombre del que Ingrid dijo durante el proceso que se le siguió en el Congreso: Yo quiero que Samper sepa lo que pienso de él. Que traicionó a Colombia El presidente que hubiera podido ser el redentor de Colombia, terminó siendo su judas. Por eso es indigno, porque nos mintió ¿De verdad puede creer alguien que el hombre al que Ingrid consideró un judas es el adecuado para buscar su liberación? En realidad, con está lamentable historia se repite de forma casi calcada la ocurrida el 3 de enero de 1998. Ese día, sin haber solicitado el placet, el presidente Ernesto Samper informó a la televisión colombiana que tenía intención de nombrar embajador en Madrid al ex ministro de Defensa Guillermo Alberto González Mosquera. Mosquera había renunciado al cargo diez meses antes- -tras 40 días como ministro- -porque se supo que en 1989 había recibido del narcotraficante Justo Pastor Perafán 3.000 dólares para su campaña. Mosquera adujo que él no sabía que Perafán era un narco, pero tuvo que renunciar. Cuando ABC desveló que el presidente colombiano pretendía enviar a España a un ex ministro tiznado por el narco, Samper Hubo de dar marcha atrás. No debió aprender mucho de aquella lección porque ahora ha convencido a Uribe para que él, que en lugar de 3.000 dólares de un narcotraficante recibió del Cartel de Cali cinco millones para su campaña, sea nombrado embajador. La conclusión del editorial de ABC del 7 de enero de 1998 sobre el caso de González Mosquera es perfectamente aplicable a lo que sucede hoy: ¿No había en todo el país un posible embajador cuya designación no pusiera en entredicho la dignidad de Colombia? E Donald Rumsfeld en una rueda de prensa ayer en Kabul junto a Hamid Karzai AFP Rumsfeld visita por sorpresa a las tropas desplegadas en Afganistán Kabul pide la ayuda de la Unión Europea para luchar contra la droga b Cuatro años y medio después del desalojo de los talibanes del Gobierno de Kabul, los fanáticos musulmanes rebeldes parecen ganar terreno poco a poco ABC KABUL. Un terreno montañoso, y complicado, clanes de fanáticos musulmanes- -talibanes- -aliados con señores de la guerra un lucrativo monocultivo, el de las adormideras que suministran la base para la preparación de heroína, y un Gobierno, débil- -el de Hamid Karzai- -para reconstruir el país... Es el desolador aguafuerte que presenta Afganistán en estos días, en que los talibanes derrotados van recortando poco a poco terreno al Gobierno oficial y comienzan a campar a sus anchas por todo el país. El sábado, un artefacto cargado de trilita hacía explosión al ser pisado por un blindado español y costaba la vida al soldado Reinaldo Hernández. El domingo, Des Borne, ministro británico de Defensa, anunciaba en Londres el envío de 900 soldados más a Afganistán- -durante los últimos 30 días los talibanes han matado a seis militares británicos- -y ayer, el secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld, giraba una visita sorpresa a Kabul para mantener alta la moral de nuestras tropas Y es que, cada vez más, parece que el conflicto de Afganistán se está enquistado y que los rebeldes talibán acorralan con sus acciones al Gobierno legalmente establecido y a las tropas occidentales desplegadas allí. También ayer, el ministro afgano de Asuntos Exteriores, Rangin Dafar Spanta, dirigía en Estrasburgo al Parlamento europeo una petición para que la UE se implicase con mayor profundidad en ayudar al Gobierno de Hamid Karzai a atajar los principales retos del país: terrorismo, tráfico de drogas y debilidad institucional del Estado, cuatro años y medio después de la caída del régimen talibán. Un plan maestro En una acción que pudiera parecer coordinada, el jefe del Pentágono decía ayer en Kabul que Europa debía proporcionar a Afganistán un plan maestro para ayudar a acabar con el comercio de drogas, y se mostró convencido de que los talibanes serán derrotados aunque para ello indicó que primero había que detener el continuado flujo de milicianos que llegan a Afganistán a través de las fronteras. En rueda de prensa conjunta con el presiden- Terrorismo, tráfico de drogas y debilidad institucional del Estado, los principales problemas del país te afgano, Rumsfeld dijo que los milicianos no quieren ver que un país como Afganistán tiene una democracia exitosa, pero no conseguirán evitarlo Según el secretario de Defensa, la cooperación regional de los vecinos de Afganistán para detener la entrada de talibanes y milicianos de Al Qaida en este país ha sido útil, pero no ha reducido la actividad transfronteriza y no mencionó expresamente ningún país, salvo a Pakistán, con quien dijo que ha mejorado la cooperación con el Ejército estadounidense y con Afganistán. De la misma manera se expresaba el jefe de la diplomacia afgana ante la Eurocámara: Nos enfrentamos hoy por hoy a tres grandes retos que podrían minar los logros obtenidos, y el problema central sigue siendo el terrorismo que, en los últimos meses, ha arremetido con virulencia y al que hay que combatir dirigiéndose a las causas externas. Los centros ideológicos y financieros del terrorismo están fuera de Afganistán y no se conseguirá democratizar el país si no se erradica el terrorismo y se lucha contra los países que albergan y toleran la presencia de centros de reclutamiento y formación de terroristas Spanta reprochó a la comunidad internacional la cautela y los pasos dubitativos con los que actúa para combatir las raíces de la insurgencia que situó en el Norte de África, Pakistán o repúblicas vecinas, como Chechenia y Uzbekistán.