Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 7 2006 Internacional 43 Edith Cresson, durante una reciente comparecencia ante la prensa en Bruselas AFP El Tribunal de la UE condena a la ex comisaria Cresson por favoritismo, pero le mantiene la pensión Contrató a un dentista amigo suyo como miembro de su gabinete entre 1995 y 1997 ministra francesa seguirá recibiendo los 3.600 euros mensuales a que tiene derecho como pensión de jubilación en calidad de ex comisaria de la UE MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea concluyó ayer que la ex comisaria europea y ex primera ministra francesa Edith Cresson incurrió en favoritismo al contratar a un dentista amigo suyo como asesor personal de su gabinete. Lo sorprendente es que, a pesar del fallo, el Tribunal no la condena a pena pecuniaria alguna y, además, le mantiene la pensión a la que tiene derecho como ex comisaria, que se eleva a 3.600 euros mensuales. Cresson, de 72 años, fue primera ministra francesa con el Gobierno de François Miterrand entre 1991 y 1992 y comisaria europea de Educación, Investigación y Cultura entre 1995 y 1999 bajo la presidencia de Jacques Santer, quien tuvo que dimitir junto al resto de su equipo de comisarios como resultado de este escándalo en marzo de 1999. La ex comisaria contrató como miembro de su gabinete entre septiembre de 1995 y febrero de 1997 a René Berthelot, un cirujano dentista amigo de ella, por un salario mensual inicial de 4.500 euros que subió a 5.500 euros en septiembre de 1996. El Tribunal de la UE explicó en el fallo que se hizo público ayer que esta persona sólo iba tres días a la semana a Bruselas y que, a b La ex primera pesar de que una de las tareas que tenía encomendadas era la investigación, no produjo ningún informe significativo durante el tiempo que trabajó en el gabinete de Cresson. En enero de 2003 la Comisión Europea, entonces encabezada por Romano Prodi, inició un procedimiento contra Cresson y posteriormente decidió llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE. En febrero de 2006 el abogado general del Tribunal pidió que se reconociera culpable a Cresson y que se recortara un 50 por ciento su pensión de ex comisaria, aspectos ambos rechazados ayer el Tribunal. Sanción apropiada En cuanto a la no imposición de pena pecuniaria alguna a la ex comisaria, el Tribunal se cura en salud en el auto al asegurar que la constatación de esta falta constituye en sí una sanción apropiada, lo que no sería una sanción bajo la forma de una anulación de su derecho a pensión u otras ventajas La sentencia señala que los miembros de la Comisión Europea están obligados a hacer prevalecer en todo momento el interés general de la Unión no sólo sobre los intereses nacionales, sino también sobre los intereses personales Desde la Comisión Europea el portavoz de su presidente, José Manuel Durao Barroso, celebró ayer el fallo del Tribunal ya que aclara las obligaciones de los comisarios y cierra definitivamente un caso que, en la época, perjudicó considerablemente la imagen del conjunto de la Comisión Europea