Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 7 2006 39 George W. Bush anuncia que los presos de Guantánamo serán tratados conforme a la Convención de Ginebra Moshé Katsav, presidente de Israel, es denunciado por abusos sexuales por dos funcionarias que trabajaron con él No constan españoles entre las víctimas NUEVA DELHI. La Embajada de España en Nueva Delhi no ha recibido información de que algún ciudadano español se encuentre entre las víctimas de los atentados ocurridos ayer en los trenes surburbanos de la ciudad de Bombay. No tenemos constancia de que haya españoles entre las víctimas o afectados señalaron fuentes diplomáticas, que dijeron también que en estos momentos las comunicaciones con Bombay son muy difíciles, ya que las líneas telefónicas de esa ciudad están saturadas. Por el momento no se ha informado tampoco de que haya extranjeros entre las personas que viajaban en los trenes o entre los que esperaban en las estaciones (dos convoyes estaban en las estaciones; los otros, en marcha) aunque los ataques se han producido en plena temporada turística y la India es un destino elegido por un número cada vez mayor de europeos. Tras la cara amable de Bombay se esconde una ciudad más siniestra. En la capital industrial y financiera de la India, la de los turistas o la de los platós de cine de Bollywood, hay barrios en los que la Policía no se atreve ni a entrar Nido de terroristas y mafiosos FERNANDO PASTRANO do, era ayer un auténtico caos. Por sus ferrocarriles suburbanos se desplazan diariamente unos seis millones de personas. A pesar de estar entre las redes ferroviarias más incómodas del mundo, está considerada la columna vertebral de la ciudad. Pero la tragedia no se cebó solamente con Bombay. Al menos ocho turistas resultaron muertos y otros doce heridos en Srinagar, la capital de la Cachemira india, al ser atacado el autobús en el que viajaban por rebeldes islamistas. Desde hace décadas grupos insurgentes quieren controlar esta región que se disputan la India y Pakistán. Los islamistas buscan la independencia de la región de la Cachemira india o bien su anexión a Pakistán. Para evitar un conflicto diplomático con su vecino indio, el ministro de Exteriores de Pakistán dejó bien claro que su país condena enérgicamente estos despreciables actos de terrorismo MADRID. La cautela con la que han reaccionado las autoridades de la India al no adjudicar una autoría definida a los atentados de ayer, ni tan siquiera una línea de investigación concreta, es el reflejo de la complicada situación de la ciudad de Bombay, donde docenas de grupos terroristas y o mafiosos tienen su feudo. La capital industrial y financiera de la India, oficialmente llamada Mumbay, es la quinta mayor aglomeración urbana del mundo con unos veinte millones de personas de todo tipo y condición. Un verdadero hormiguero humano difícil de controlar. Hace trece años, el 13 de marzo de 1993, Bombay ya fue el escenario de una matanza múltiple. Concretamente trece explosiones (la mayoría de coches- bomba) que causaron 260 muertos y 1.200 heridos. En un primer momento las investigaciones apuntaron a una conspiración internacional fórmula con la que Nueva Delhi se suele referir a los separatistas de Cachemira apoyados por Pakistán. Con el tiempo se llegó a la convicción, que no certeza, de que se trató de una acción provocada por las mafias locales posiblemente en conexión con el terrorismo internacional. Rescate de una de las víctimas en la estación Mahim de Bombay kilómetros cuadrados controlada por Islamabad y otra de 203.703 controlada por Nueva Delhi. El conflicto de Cachemira. aunque es de claro origen político, se identifica habitualmente con el choque de religiones: musulmanes paquistaníes contra hindúes indios. Pero podría adquirir un carácter internacional si alguna de las dos partes, potencias atómicas, hiciera uso del armamento nuclear. Bombay también ha sido escenario de enfrentamientos religiosos. El más importante se produjo en 1992 tras la destrucción de la mezquita Babri de Ayodhya, y hubo en él unos 700 muertos. Tras la cara amable de Bombay, la AP Atentado en Cachemira Aquel mismo día, en cinco ataques con granadas murieron otras ocho personas, cinco de ellas turistas, en Srinagar, la capital de la Cachemira india. En este caso los investigadores lo tenían más fácil y la autoría de los atentados se atribuyó en todo momento a los milicianos islamistas. Cachemira es el principal foco de conflictos entre la India y Pakistán. Zona en litigio entre ambos países desde su independencia en 1947, es una pequeña región en la vertiente de los Himalayas que a día de hoy sigue dividida en dos zonas: una de 13.297 Fanáticos y hampones tienen su feudo en Bombay, y cualquiera puede ser el autor de los atentados de ayer de los turistas encantados con la Puerta de la India o la de los platós de cine de Bollywood, se esconde una ciudad más siniestra, la del hampa. Barrios en los que la Policía no se atreve ni a entrar. Zonas en las que vivió a sus anchas el terrorista venezolano Ilich Ramírez, más conocido como Carlos En los que tienen guarida grupos islamistas radicales como Harkat ul- Mujaideen, de origen paquistaní; Lashkar e Tayyiba, separatista de Cachemira; Hizbul Mujahideen, o el Movimiento Islámico de Estudiantes de la India (SIMI) por citar sólo unos pocos. Y controlando la situación, como un gran capo del narcotráfico que tan pronto extorsiona a las estrellas del cine como se aprovecha de los correos de Al Qaida, aparece Dawood Ibrahim, personaje incluido por la Administración de Bush en la lista de jefes de los carteles internacionales de la droga. Cualquiera de ellos podría ser el autor de los atentados de ayer, a solas o en grupo.