Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 7 2006 Opinión 3 LA TERCERA DE ABC Reproducimos a continuación el discurso que Su Alteza Real el Príncipe de Asturias pronunció en la Casa de ABC con motivo de la tradicional cena en honor de los jurados y galardonados de los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote, acto del que publicamos un amplio reportaje en páginas interiores. TALENTO E INGENIO Animamos a ABC a no desfallecer en su tradicional empeño por buscar siempre la excelencia para llenar nuestras mañanas de noticias y opiniones. Le alentamos a mantener en su labor informativa su especial dedicación y compromiso fructífero con la lengua, la cultura y el pensamiento UCHAS gracias, Señora Presidenta, por sus palabras tan amables y llenas de afecto, y a esta Casa de ABC por la hospitalidad y cordialidad con las que hoy, una vez más, nos acoge. En 1993 y en 1999 ya tuve el honor y el placer de presidir el Acto de entrega de los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote, que, desde hace tantos años, viene siendo una gran fiesta del talento y del ingenio periodístico. A dichos sentimientos se añade este año la alegría de acudir junto con la Princesa de Asturias a esta ceremonia de indudable solera y prestigio, por ser esta la primera vez que tenemos la posibilidad de acompañaros desde nuestro matrimonio hace poco más de dos años. En suma, estar aquí esta noche con todos vosotros nos llena de satisfacción. Nos ofrece una oportunidad para subrayar el insustituible servicio que el periodismo presta, en un marco de libertades democráticas, a una sociedad cada vez más ávida por conocer e interpretar la trepidante actualidad de su entorno, que no puede entenderse al margen del mundo globalizado de nuestros días. Y nos permite recordar la creciente necesidad de información de calidad que las personas tienen para desarrollarse con plenitud en el disfrute de sus libertades y ejercicio de sus responsabilidades en el seno de una sociedad moderna, tan llena de recursos y virtudes como de nuevos problemas y riesgos; tan rica en su pluralidad como compleja en sus referentes. Los Premios que entregamos esta noche son una buena muestra del compromiso de esta Casa con la cultura en su expresión más viva y creativa; de la capacidad de ABC para ensalzar los mejores y más nobles resultados del ejercicio de la profesión periodística, siguiendo los criterios del mérito y de la excelencia. Constituyen un homenaje al vigor del periodismo que sirve de soporte básico a la rica diversidad de ideas y opiniones, imprescindible para generar una opinión pública sólida y fundamentada. Son, en definitiva, unos galardones que pretenden rendir el debido tributo al buen periodismo, digno, riguroso y comprometido. Estos son también los valores que caracterizan la trayectoria, dedicación y capacidad comunicativa de los tres periodistas galardonados. M riano de Cavia por su crónica Navegando la noche sobre la madrugada que precedió a la Misa de funeral por el alma de Su Santidad el Papa Juan Pablo II. Una egregia figura de proyección universal e imborrable memoria que iluminó al mundo como incansable luchador en favor de la paz, la justicia, la libertad, la dignidad del hombre y la reunificación de Europa. Dicha crónica es un minucioso retrato de los sentimientos que confluyeron en Roma en las horas que siguieron al fallecimiento del Pontífice de mayor influencia en nuestros tiempos. Constituye un ejemplo magistral del periodismo inspirado en el emotivo y palpitante ambiente de la calle. O riana Fallaci representa, por antonomasia, la defensa de las propias convicciones y la enérgica denuncia de las amenazas que se ciernen sobre ellas. En una carrera periodística que dura ya más de cuatro décadas, Fallaci siempre se ha caracterizado por su estilo apasionado y de gran capacidad expresiva; por su notable dominio de géneros diversos; por mantener, aun contra corriente, puntos de vista bien argumentados. Desde su profundo sentido de la libertad, Fallaci se ha pronunciado sobre los retos y riesgos del mundo en que vivimos. or su parte, Ignacio Gil ha obtenido el Premio Mingote por una excelente fotografía, un año después de los abominables atentados terroristas del 11 de marzo de 2004. El titular del P suplemento que publicó ABC con motivo de aquel aniversario rezaba Lo que perdimos y recogía el sentir de todos los españoles. Reproducía la imagen de un día significativo que, en realidad, podría ser la de un día cualquiera. Con esa fotografía, logró hacernos recordar cómo aquel 11 de marzo era, en efecto, un día cualquiera hasta que los terroristas truncaron vilmente la vida de tantas personas, causaron centenares de heridos y generaron en familiares y amigos el más profundo dolor, que fue también el de todos nosotros. Nuestra más cordial y sincera enhorabuena a los tres premiados por los merecidos galardones que acabamos de entregarles. Mucho celebramos poder expresarles esta noche nuestro reconocimiento por su muy destacada labor informativa, desarrollada con un fuerte sentido de responsabilidad y del compromiso con los mejores valores del periodismo. Como he dicho en otras ocasiones, el buen periodismo al que hoy rendimos tributo constituye un preciado bien que forma parte inherente de la calidad de vida de los ciudadanos y de nuestra convivencia en democracia. Como tal, a todos interesa cuidarlo y promoverlo. Conforme a sus principios fundacionales y a la visión de España que ya trazara el ilustre y querido fundador de esta Casa, don Torcuato Luca de Tena, ABC constituye un ejemplo de cómo hacer eficaz la fecunda conjunción entre los valores acumulados por la historia y los que abren camino al porvenir. elicitamos por ello a cuantos hacéis posible ABC cada día: a sus propietarios, directivos, redactores, colaboradores y trabajadores. Animamos a ABC a no desfallecer en su tradicional empeño por buscar siempre la excelencia para llenar nuestras mañanas de noticias y opiniones. Le alentamos a mantener en su labor informativa su especial dedicación y compromiso fructífero con la lengua, la cultura y el pensamiento que distinguen a estos Premios. En definitiva, a cultivar el espíritu que ha hecho grande a esta Casa durante los 103 años de existencia al servicio de la sociedad española. Gracias a todos en esta Casa, que la Princesa bien conoce, por vuestra invitación y por la oportunidad tan grata de compartir esta velada con vosotros. A todos reiteramos nuestro afecto, y a los premiados nuestra más cordial enhorabuena. Muchas gracias. F uan Manuel de Prada destaca por su carrera periodística y literaria de innegable éxito, por la rotundidad de su estilo y por el uso audaz de la palabra que refleja la profundidad de sus convicciones morales. Hoy alcanza una nueva cumbre con este galardón. Recibe el Premio Ma- J FELIPE DE BORBÓN Príncipe de Asturias