Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 7 2006 Gente 97 James Blunt quiere mudarse a España. El autor del archiescuchado You re beautiful se ha comprado una casa en el norte de España, donde desea instalarse, según el diario británico The Sun Blunt se habría comprado una casa de montaña parar escapar de todo acompañado sólo de burros, pollos, cerdos y patos Un amigo de la niñez de Paul McCartney ha llevado a una subasta la primera guitarra del ex beatle, con la esperanza de que el instrumento le permita financiar su jubilación, al venderse por encima de los 145.000 euros, según la casa Cooper Owen. La subasta se celebrará en el mítico estudio musical de Abbey Road. Muere June Allyson, la esposa perfecta del Hollywood de los años 40 La actriz estadounidense June Allyson murió el pasado sábado en su casa en Ojai (California) a los 88 años a causa de una insuficiencia respiratoria causada por una bronquitis. La intérprete, que participó en películas míticas como Mujercitas de Mervyn Le Roy, o Los tres mosqueteros de George Sidney, fue una de las actrices más populares del Hollywood de los años 40 y 50, donde encarnó a la mujer perfecta, sensible y bondadosa, junto a actores como James Stewart o Van Johnson. Su verdadero nombre era Ella Geisman y nació en el barrio del Bronx de Nueva York el 7 de octubre de 1917. Su carrera en el mundo de los musicales estuvo marcada por un accidente que sufrió a los ocho años y que a punto estuvo de dejarla inválida. La rehabilitación a la que se sometió hasta los doce años, y que incluía danza y natación, la lanzaron a EN SU PUNTO BEATRIZ CORTÁZAR Lo que no se vio: más de una sorpresa en la macrofiesta de los Campos- Bordiú E June Allyson protagonizó películas como Mujercitas o Los tres mosqueteros Broadway con tan sólo 20 años. Su primera película fue Bet foot forward (1943) y poco después firmó su millonario contrato con la Metro Goldwyn Mayer, estudio con el que rodó numerosos musicales. En los años 40 participó en películas como Girl crazy Dos chicas y un marino Dos hermanas de Boston, Los tres mosqueteros donde interpretó el papel de Constance Bonacieux junto a Gene Kelly y bajo las órdenes de George Sidney; Mujercitas en la que dio vida a la escritora rebelde Jo March bajo la batuta del director Sam Wood. Sus éxitos se prolongaron en la década de los 50 con título tan conocidos como Música y lágrimas de Anthony Mann, donde encarnó a la abnegada esposa de Glen Miller; La torre de los ambiciosos ABC de Robert Wise; Interludio de amor de Douglas Sirk, o Un mayordomo aristócrata remake de Al servicio de las damas Con el paso del tiempo, y como todas las actrices de su época, la televisión fue su refugio artístico hasta su retirada. Estuvo casada en tres ocasiones. En 1945 con el actor Dick Powell, en 1963 con Glenn Maxwell, y en 1973 con el dentista David Ashrow. Los cebada gago dejan un herido grave BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. Ya en el ecuador de las fiestas de San Fermín, los toros de Cebada Gago- -con fama de ser los más peligrosos de la Feria- -participaron en un encierro menos concurrido que los del fin de semana. Con bastantes menos participantes, los cebada tardaron dos minutos y medio en completar el recorrido y únicamente dos personas fueron trasladadas al Hospital Virgen del Camino, uno de ellos con una cornada en el muslo izquierdo. Su pronóstico es grave. Un momento de la cogida más grave del cuarto encierro de San Fermín AP l viernes estaban de los nervios. Lo que se anunció como una fiesta con setecientos invitados se convirtió en una locura de más de mil personas. Las cosas se habían desmadrado y es que al no hacer unas invitaciones como Dios manda ¿tanto costaba ir a una imprenta? la confusión fue total y el lío tremendo. Veinticuatro horas antes de la cena post banquete nupcial que Carmen Martínez Bordiú y José Campos habían organizado en el hotel Palacio del Mar (menos mal que los trabajadores de este establecimiento que con tanto acierto dirige Leticia Renedo son unos profesionales y gracias a ellos la noche se salvó con creces) el matrimonio no sabía cuánta gente iba finalmente a acompañarles en esa velada interminable. Como a muchos se les había invitado de aquella manera y como tampoco se había especificado si podían ir acompañados el mismo viernes, me cuentan y me aseguran que Campos se puso a llamar a sus amigos para indicarles que fueran solos, vamos, que dejaran a sus novietas o amigas cercanas en casa. Y claro, allí empezó el mosqueo. Las acompañantes se habían encargado el vestido (encima pedían largo para las señoras y traje para caballeros y eso que el novio se presentó con una guayabera negra de lo más cómodo e informal) así como los complementos para estar en la que prometía ser la fiesta más divertida del verano santanderino y se encontraron con que ahora ya no iban. Algunos optaron por anular su asistencia al más puro estilo no sin mi chica mientras otros aseguraban que eso no se hace y mucho menos se perdona. Por lo demás, pasó lo que tenía que pasar. Por supuesto, no fue Jack Nicholson ni Luis Alfonso de Borbón, que sigue al margen. Sí fueron una lista de famosos, cuyo vínculo con la pareja es que comparten representante con Carmen. Tal es el caso de María Reyes, Veruska, Vicky Martín Berrocal... El caos fue al principio, cuando sólo había sillas para setecientos. Hubo que improvisar y aguantar. También hubo cierto desconcierto con las actuaciones. Primero un pianista, luego Pepe Perejil y Pepe Marismeño, después dos cuadros flamencos... En Santander no hay tanta costumbre y me consta que algunos se fueron al son de otras músicas. Eso sí, en lugar de perdices a las seis de la mañana los novios agasajaron con paella, cocido montañés y marmitako. Ahí es nada.