Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes MARTES 11 7 2006 ABC MUNDIAL 2006 EPÍLOGO ABCdario de un Mundial intenso en emociones, pero con poco fútbol ENRIQUE ORTEGO Estadios llenos, aficionados en la calle en todas las ciudades, mínimos incidentes... Un Mundial para recordar por su cercanía, pero frica. Sólo uno de sus representantes se clasificó para los octavos de final (Ghana) y en general sus selecciones defraudaron, aunque, como en el caso de Costa de Marfil, mostraran siempre buenas maneras y una mejor presencia física. Todos acusaron la inexperiencia en la alta competición. que no pasará a la historia por el juego desarrollado. Decepcionó Brasil y terminó ganando el juego calculador y el oficio italiano soluto de la situación. Difícil que siga en el cargo, aunque continuará su carrera como entrenador. Á B C cuando más le necesitaba su equipo. Precisamente a Inglaterra se le debe considerar uno de los grandes fracasos porque posiblemente presentaba uno de los mejores equipos de su historia oles. Ronaldo representó la única nota positiva de Brasil al conseguir tres goles y superar así el récord de tantos en la historia del Campeonato del Mundo, que estaba en poder del alemán Gerd Muller. La marca ya está en quince dianas. El mejor gol del Mundial para ABC fue la volea del argentino Maxi Rodríguez a México (2- 1) G M rasil. Sin la menor duda ha sido el gran fiasco del Mundial. Nunca se había apostado tanto por una selección y la desilusión ha sido igual de grande. El equipo dirigido por Parreira no llegó a jugar bien en ningún partido y sus principales estrellas, especialmente Ronaldinho, apenas aparecieron. annavaro. El capitán italiano cumplió su centenario de partidos internacionales levantando la Copa. Elegido Balón de Plata por los representantes de los medios de comunicación acreditados, para ABC fue el mejor jugador del Mundial por la regularidad mostrada en sus siete partidos. Un defensa completo. H J iddink. El técnico holandés volvió a demostrar que imprime su sello en todos los equipos a los que entrena. Australia consiguió pasar a octavos y allí sólo un penalti inexistente señalado por el español Medina Cantalejo le privó de forzar la prórroga ante una Italia con diez. Su próximo destino es dirigir a la selección de Rusia. D E F oménech. Nadie apostaba un euro por el seleccionador francés ni por su selección, pero al final Francia encontró el equipo base para eliminar contra pronóstico a España y Brasil y en semifinales, a Portugal. ugada. La mejor acción colectiva supuso el segundo gol argentino a Serbia, obra de Esteban Cambiasso después de que sus compañeros tocaran veinticinco veces el balón sin que lo hiciese el contrario. Su remate al fondo de la meta rival fue el toque veintiséis. Todo entre nueve jugadores y en 57 segundos. linsmann. El joven técnico ha devuelto la confianza al fútbol alemán, a pesar del mazazo que supuso la derrota contra Italia en semifinales. Su apuesta por el fútbol ofensivo con las raíces físicas que siempre han caracterizado a esta selección le han permitido formar un equipo competitivo, a pesar de la poca calidad de la mayoría del plantel. edina Cantalejo. Protagonismo absoluto para el árbitro español. Después de dos partidos fantásticos (Alemania- Polonia y Argentina- Holanda) la discutible expulsión a Materazzi y el penalti que no fue en el Italia- Australia, que supuso la eliminación del equipo de Hiddink, le pusieron en el disparadero. A pesar de ello después arbitró el Brasil- Francia, donde estuvo bien. En la final fue designado cuarto árbitro y precisamente él asumió la responsabilidad de informar a Elizondo del cabezazo de Zidane. A nivel general el arbitraje no ha sido bueno. Hasta el propio presidente de la FIFA, Blatter, arremetió contra los jueces, en especial contra el ruso Ivanov, que mostró 16 amarillas y 4 rojas en el Portugal- Holanda. También el presidente del Comité Organizador, Franz Beckenbauer, fue duro con los colegiados. En total mostraron 28 tarjetas rojas y 345 amarillas. Portugal, con 24 amarillas y dos rojas (Deco y Costinha) fue el equipo más castigado. wen. El delantero inglés ha sufrido la lesión más grave de este Mundial. Fue en el partido contra Suecia y las últimas noticias aseguran que podría estar un año apartado de los terrenos de juego. El suizo Senderos y el italiano Nesta igualmente acabaron lastimados. N úmeros. La estadística no habla positivamente de este Mundial, sobre todo en el aspecto goleador. 147 tantos y el segundo peor promedio goleador de la historia con 2,2, igual que en Italia 90. O P spaña. Otra decepción, mayor si cabe por la ilusión creada después de los dos primeros partidos. El combinado nacional mostró un estilo definido y realizó una apuesta por el buen juego y el ataque, pero en cuanto se encontró con un equipo de verdad enfrente acusó su falta de competitividad. racaso. Caben muchos en el saco, tanto a nivel individual como colectivo. En el primer capítulo, Ronaldinho se lleva la palma. Apenas un pase de gol. Ni se le vio. Otro tanto se puede decir de hombres como Ibrahimovic o Van Nistelrooy. Poco lucieron también las estrellas inglesas: Gerrard, Lampard ni el esperado Rooney, que además se autoexpulsó K L Los números del Mundial 147 goles en 64 partidos (2,30 de media) En 2002 fueron 161 (2,52) 117 en la primera fase (130 en 2002) 15 en octavos (17 en 2002) 6 en cuartos (5 en 2002) 3 en semifinales (2 en 2002) 4 en el partido por el tercer puesto (5 en 2002) 2 en la final (2 en 2002) 2.063 en la historia de la Copa del Mundo (el sueco Markus Allback hizo el 2.000 contra Inglaterra, en el 2- 2 del 21 de junio) 16 penaltis 373 tarjetas 28 expulsiones 3.367.000 espectadores en los estadios (52.609 por partido) ippi. A los 58 años consigue su trofeo más precioso. Lo había ganado ya todo a nivel de clubes con el Juventus y este Campeonato del Mundo le consagra definitivamente por su participación activa desde el banquillo. Camaleónicos planteamientos tácticos, pasando de un delantero a tres con dos cambios y un dominio ab- ékerman. El técnico tuvo gran parte de culpa de la derrota de Argentina ante Alemania. Sus cambios mutilaron a su equipo, sobre todo el de Riquelme, el hombre que organiza todo el juego ofensivo de su selección. Tampoco fue afortunada la entrada del ariete Julio Cruz, menos cuando tenía a Messi y Saviola en el banquillo. uilombo. Como se dice en Argentina, y que precisamente protagonizaron argentinos y alemanes al terminar su cuarto de final. Como consecuencia de la refriega con patadas, empujones y puñetazos la FIFA sancionó con un partido a Q