Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 7 2006 55 Cultura y espectáculos Una invitación en plural RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. La mayor feria del libro mantiene un largo historial de colaboración con la activa industria editorial de Barcelona, lo que facilitó su invitación para 2007. Fráncfort y su universidad constituyen uno de los mayores polos de difusión de la lengua catalana, por mérito del catedrático de románicas Til Stegmann, fundador de la Asociación Germano- Catalana y de la Biblioteca Catalana, la más importante fuera de España. Pero la feria sabe del empleo a veces de la cultura con fines partidistas y ha querido asegurar por contrato que no haya exclusiones, sino inclusiones Su portavoz comentó que el programa de autores corresponde a los organizadores, pero no podía imaginar ver cuestionados nombres tan conocidos aquí como Marsé, Mendoza, Montalbán o Zafón. Contractualmente el Ramon Llull se ha comprometido a la diversidad y a asegurar la inclusión de escritores que no se expresen en catalán El presidente del Gremio de Editores de Cataluña reconocía a ABC que tener a Cataluña como invitada era un gran símbolo político No se puede ir diciendo que nuestra cultura es la diversidad para luego andar con exclusiones- -dice el director de la feria- Se trata de que los escritores catalanes, independientemente del idioma en que se expresen, tengan más posibilidades en el mercado Montilla y Mascarell, el pasado día 3, durante la firma del convenio para promocionar la cultura catalana en Fráncfort EFE La Feria del Libro de Fráncfort de 2007 abre una nueva brecha en el bilingüismo de la cultura catalana ERC aviva la polémica exigiendo la exclusión de los escritores en castellano b El partido independentista presen- tará el jueves en el Parlamento una moción en la que insta al Govern a limitar a escritores en catalán la presencia en la feria alemana DAVID MORÁN BARCELONA. A sólo unas horas de que Alemania haya despedido la mayor concentración internacional de selecciones de fútbol, otra selección, la de las letras catalanas, sigue en fase de precalentamiento y ultimando preparativos para su desembarco en Fráncfort. Aquí como allí, el problema está en los posibles seleccionables y en la confección del once inicial. ¿Castellano o catalán? Ésa es la cuestión y la polémica que sacude desde hace más de un año los cimientos de la cultura catalana, invitada de honor en la Feria del Libro de Fráncfort de 2007. Para Esquerra Republicana de Cataluña, el dilema tiene fácil solución: a Fráncfort sólo deberían acudir escritores catalanes que escriban en catalán. Así lo expondrá el próximo jueves en el Parlament a través de una moción en la que insta al Govern a hacer pública la lista de escritores que acudirán a Fráncfort y a excluir de la delegación a todos aque- llos autores que, aún siendo catalanes, escriban en castellano. De este modo, escritores como Eduardo Mendoza, Juan Marsé, Carlos Ruiz- Zafón, Enrique VilaMatas y Rosa Regàs, entre muchos otros, quedarían fuera de la convocatoria o, en el mejor de los casos, relegados al banquillo. No es ésta la primera vez que el partido independentista aboga por la supresión del bilingüismo en la comitiva catalana en Fráncfort. Hace apenas un año, la escritora y diputada de ERC Maria Mercé Roca, encargada a su vez de presentar la moción del próximo jueves, ya realizó una interpelación parlamentaria en la que aducía que literatura catalana es la que se hace en catalán y sólo en catalán Según apuntó Roca entonces, no es natural que en Cataluña haya escritores que escriben en ambas lenguas ya que el bilingüismo es fruto de una cultura desfavorecida, de una falta de libertad El planteamineto de ERC choca frontalmente con las intenciones del conseller de Cultura, Ferran Mascarell, quien no ha dudado en reconocer en más de una ocasión que, a pesar de que la literatura catalana debe ocupar un lugar preminente por ser la que tiene más dificultades para proyectarse internacionalmente, no se puede negar la otra rea- lidad existente Esto es: la de los escritores catalanes que escriben en castellano. De hecho, el propio Mascarell ya ha anunciado que en Fráncfort habrá ayudas económicas a toda obra de autor catalán por la que los editores alemanes muestren interés, más allá de la lengua en la que estén escritas. La única diferencia estará en la tramitación, ya que las escritas en catalán se gestionarán a través del Institut Ramon Llull y las escritas en castellano, mediante el Institut Català de les Indústries Culturals. Una prioridad Para el ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, la defensa de la lengua catalana debe ser una prioridad, aunque no se puede plantear la presencia de la cultura catalana en el exterior sin la creación en castellano. Así lo Para el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, no se puede negar que la cultura catalana se expresa en ambas lenguas apuntó durante la firma de un convenio con Mascarell que implica la aportación del Gobierno de 6 millones de euros para potenciar la presencia de las editoriales catalanas en al Feria del Libro. Esta inyección económica se suma a los dos millones de euros con los que la Generalitat y los editores catalanes esperan financiar la mejora de los medios técnicos de las editoriales, la participación en debates y los viajes de autores. La moción de ERC insta también al Govern a hacer pública antes de verano una propuesta de programa de actividades para someterla a consideración y debate de los asociaciones de editores y escritores. De momento, la comisión de contenidos de Fráncfort, comisariada por Anna Soler- Pont, se puso en marcha hace apenas dos meses con una primera reunión que fijó para el próximo mes de octubre la presentación del programa. Uno de esos contenidos ha provocado las primeras críticas a Ferran Mascarell, quien ha encomendado al Centre de Cultura Contemporànea de Barcelona (CCCB) la exposición central de Cataluña en Fráncfort. Algunas voces ya han apuntado que el CCCB no es el organismo idóneo ideal ya que su programación apenas ha reparado en la literatura catalana.