Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MARTES 11 7 2006 ABC EL REMAKE COREANO as recientes pruebas con misiles realizadas por Corea del Norte nos han situado, una vez más, ante un discurso diplomático tan conocido como inútil. Es el mismo que escuchamos durante la actual crisis iraní o las precedentes crisis norcoreanas, tanto las referidas a misiles como a tecnología nuclear. El guión es, más o menos, el siguiente: se obtiene información sobre un hecho que vulnera acuerdos internacionales y supone una amenaza para la seguridad internacional; Estados Unidos y los Estados europeos hacen fuertes declaraciones, trazan líneas rojas que no se deben superar y amenazan con graves sancioFLORENTINO nes económicas e, incluPORTERO so, con el uso de la fuerza; el Estado en cuestión ignora las líneas rojas intuyendo que quien amenaza va de farol y continúa con sus actividades; Estados Unidos y sus socios europeos convocan entonces al Consejo de Seguridad y presentan un borrador de resolución que impone las anunciadas graves sanciones económicas; Rusia y China consideran que la aplicación de esas sanciones sólo tendría efectos negativos y que se debe perseverar en la vía diplomática; al final todo queda en una resolución descafeinada que confirma a los gobernantes del Estado aludido que han hecho muy bien en ignorar las presiones internacionales. Hay otra variante. Cuando Estados Unidos decide actuar sin el respaldo del Consejo de Seguridad. No sería la primera vez ni tampoco la última, pero este tipo de intervenciones se administra en dosis espaciadas, para evitar males mayores. Los diplomáticos norteamericanos y europeos nos dicen que están haciendo un gran esfuerzo por llegar a un punto de encuentro con el resto de los Estados miembros del Consejo, pero cada día es más evidente que el consenso pasa por limitar el carácter sancionador del texto. Esto nos lleva a la cuestión capital: ¿el objetivo es impedir la proliferación de medios de destrucción masiva y de sus vectores, es decir de misiles, o mantener un ambiente de colaboración en el Consejo? Dicho más claramente, ¿el Consejo es un medio para preservar la seguridad internacional o un fin en sí mismo? Parece evidente que si el Consejo no asume su responsabilidad en la contención de las tendencias proliferadoras no está cumpliendo con su obligación fundamental y, por lo tanto, está dando un nuevo argumento a aquellos que critican el papel de la ONU en la gestión de los asuntos de interés general. Tanto es así que la Unión Europea, de cuya pasión multilateralista no cabe dudar, acuñó tiempo atrás un concepto aterrador, que aparece recogido en su documento de estrategia: multilateralismo efectivo Cuando hay que añadir la palabra efectivo es que se reconoce la existencia de un multilateralismo que no lo es. La historia de la Sociedad de Naciones debería servirnos para algo. Ganar tiempo no es la mejor de las políticas. L Pekín presiona a Corea del Norte para que retome el diálogo sobre su desarme Diplomáticos chinos visitan Pyongyang en plena crisis de los misiles b EE. UU. y Japón rebajan las amenazas hasta ver los resultados de la mediación del gigante asiático, que celebra 45 años de amistad con el estalinismo P. M. DÍEZ PEKÍN. Una delegación diplomática de alto nivel china viajó ayer hasta Corea del Norte, aprovechando la conmemoración del 45 aniversario del tratado de amistad, cooperación y asistencia mutua suscrito entre ambos países. En esta comitiva, encabezada por el viceprimer ministro Hui Liangyu, destacaba la presencia del viceministro de Asuntos Exteriores, Wu Dawei, el negociador del gigante oriental en las conversaciones a seis bandas en Pekín para lograr la desnuclearización del régimen estalinista. Y es que la visita no se podía producir en un momento más oportuno, puesto que ha coincidido con la crisis desatada en Asia tras el lanzamiento de siete misiles norcoreanos la semana pasada. Así, mientras desde Pekín el presidente chino, Hu Jintao, y el primer ministro, Wen Jiabao, mandaban sus parabienes y felicitaciones al caudillo de Corea del Norte, Kim Jong- il, en Pyongyang sus emisarios le intentaban convencer para que retomara el diálogo. Dicho regreso no sería a las conversaciones a seis bandas, interrumpidas por la negativa del régimen estalinista a abandonar su programa atómico con fines civiles, sino a unos contactos informales entre Pyongyang y Washington. Al menos, eso es lo que el enviado de EE. UU. Christopher Hill, pidió este fin de semana en su reunión con las autoridades chinas antes de partir hacia Japón, el país más amenazado porque en sus aguas cayeron los cohetes disparados por el régimen estalinista. Con estos movimientos tácticos desplegados sobre el tapete, no es de extrañar que Japón haya suavizado la agresiva postura mantenida durante los últimos días, en los que está intentando que el Consejo de Seguridad de la ONU emita una declaración de condena contra Pyongyang. Además de reclamar sanciones económicas, Tokio se ha planteado la posibilidad de lanzar un ataque preventivo contra Corea del Norte, pero dicha iniciativa está en suspenso a la espera de comprobar los resultados de la mediación china. la Segunda Guerra Mundial- -impide al archipiélago embarcarse en conflictos bélicos, Tokio dispone de un potente Ejército que, bajo la denominación Fuerzas de Autodefensa cuenta con 240.000 hombres. La duda está en saber si dichas tropas cuentan con la capacidad suficiente para llevar a cabo una ofensiva en el exterior, algo que numerosos analistas e incluso la propia Agencia de Defensa nipona niegan. Posturas agravadas Mientras tanto, siguen agudizándose las divisiones a la hora de enfrentarse a este problema. A la postura de China y Rusia- -que podrían utilizar su derecho de veto en el Consejo de Seguridad para frenar las sanciones contra el régimen estalinista- -se han sumado las críticas de Corea del Sur, que acusó a Japón de hacer gala de una voz demasiado estridente en la crisis. Los lanzamientos de misiles son un peligro para Japón y para la región. Es una cuestión de lógica que tomemos medidas en esta crisis se defendió el portavoz nipón Shinzo Abe, quien calificó de lamentable la expresión utilizada por Seúl Todo ello a pesar de que el líder de Corea del Norte, Kim Jong- il, ha amenazado con una guerra total si resulta atacado. Una curiosa y arriesgada manera de llamar la atención para obtener la ayuda internacional que tanto necesita a cambio de renunciar a las bombas nucleares que asegura tener. Derecho a la defensa Si aceptamos que no nos queda más opción que impedir un ataque, hay quien opina que golpear la base de lanzamiento de los misiles está dentro de nuestro derecho constitucional a defendernos, pero necesitamos profundizar en la discusión de este tema anunció el jefe del Gabinete nipón, Shinzo Abe, esgrimiendo la Carta Magna pacifista del imperio del Sol Naciente. A pesar de que dicho texto- -promulgado tras la derrota de Japón en Activistas surcoreanos se manifiestan en Seúl contra Corea del Norte por el lanzamiento de misiles AFP