Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes TENIS WIMBLEDON LUNES 10 7 2006 ABC Tampoco Nadal pudo frenar a Federer El suizo, que hizo valer su dominio de la superficie, sigue los pasos de los más grandes especialistas sobre hierba al cosechar su cuarto título consecutivo en Londres DOMINGO PÉREZ Cuatro de cuatro. Cuarta final y cuarto título de Wimbledon para Roger Federer, que tenía especial interés en dejar claro ante Rafael Nadal quién es el amo de la hierba. Sobre todo con el recuerdo aún fresco de su derrota en Roland Garros. Hasta el año pasado se pensaba que aún no había nacido el tenista capaz de derrotar a Federer sobre el césped. Después de esta quincena, tal afirmación ha perdido mucha fuerza. Ese hombre ya ha nacido. Tiene 20 años. Y es, claro, Nadal. Que nadie lo dude. La dorada copa de campeón tiene reservado un huequito para poner el nombre del mallorquín. Este año no ha podido ser, pero nadie debería extrañarse si se tuviera que grabar el que viene. Un ejemplo de la increíble progresión que ha experimentado el de Manacor sobre esta superficie es que esta ha sido sólo su tercera participación en el All England Club y ya ha sido finalista. Federer, por ejemplo, para alcanzar su primera final tuvo que esperar a su quinta visita. Vamos, que el español está recorriendo el mismo camino que el suizo, pero mucho más deprisa. Otro punto para ser optimistas lo aporta la propia final disputada ayer. Sale de ella Rafa, pese a la derrota, muy reforzado y con la cabeza bien alta. Convencido de que es capaz de vencer en cualquier escenario. Una vez pagado el tributo de la novatada con el 6- 0 de salida- -la Catedral impone mucho cuando hay tanto en juego- el resto del choque fue un mano a mano intenso y apasionante en el que todo hubiera podido ser muy diferente sin una desafortunada doble falta. Una de las características de Nadal es su capacidad casi mágica de borrar las malas experiencias. Cualquier otro, tras el rosco inicial, se hubiera acobardado, hubiera reculado y se hubiera rendido. Rafa se creció con la herida. Se presentó en el segundo set como un búfalo en estampida. Fabricó dos de esos golpes que le han otorgado fama mundial. Dos de esos passings increíbles, en carrera y que botan en las esquinas. Uno fue de revés y el otro de drive Cada uno fue jaleado por sus respectivos ¡vamos! que es la expresión que canaliza su rabia y que le sirve para exorcizar todos sus fantasmas. Rompió y lo celebró con uno de esos brincos que tanto le caracterizan. Con ese break se plantó en el décimo juego. Servía para ganar el set y empatar el choque. Estaba con un 15- 30 cuando cometió esa maldita doble falta. Un 15- 40. Un regalo inesperado para Federer- -dos puntos para romper- -que lógicamente no desaprovechó. su fe. Cada cual preservó su servicio y se regresó a un tie- break que el manacorense se adjudicó con autoridad absoluta. Hay que valorar en su justa medida esta manga birlada al campeón. De hecho, fue el primer set que perdía en todo el torneo. Por algo será que el único capaz de lograrlo ha sido Nadal. Incluso en el cuarto siguió batiéndose. No le importó ir con un 5- 1 adverso y saque del suizo. Aún fue capaz de alargar un poco más el encuentro. Estaba claro que no quería irse de la Central, pero el dueño de la misma, Roger Federer, entendió que ya estaba bien, que ya era hora de cerrar el partido, que no quería más sorpresas frente a Rafa, que había llegado el momento de apuntarse algún torneo ante él y de acercarse a celebrar su cuarto título hasta el Savoy a la cena de campeones. El set del honor para el español Se presentó el set en el tie break Y de nuevo Rafa exhibió esa raza que le hace crecerse en la adversidad. En el desempate se instaló con un 1- 3, minibreak arriba. Pero dos errores consecutivos e inhabituales en él permitieron al suizo ponerse con un 6- 3 que le aseguraba el segundo set. Y tercer gesto de pundonor. Frente al número uno del mundo, ante el rey de la hierba y en la final de Wimbledon, con dos sets abajo cualquiera habría claudicado. Pero ya se sabe que este muchacho está fabricado de una pasta especial. Sólo así se entiende que mantuviera todo su entusiasmo y toda LOS CAMPEONES DE 2006 Individual masculino Roger Federer (Suiza, 1) gana a Rafael Nadal (2) 6- 0, 7- 6 (5) 6- 7 (2) y 6- 3 Individual femenino Amelie Mauresmo (Francia, 1) a Justine Henin- Hardenne (Bélgica, 3) 2- 6, 6- 3 y 6- 4 Dobles masculinos Bob Bryan y Mike Bryan (Estados Unidos, 1) a Fabrice Santoro (Francia) y Nenad Zimonjic (Serbia) (6) 6- 3, 4- 6, 6- 4 y 6- 2 Dobles femeninos Zi Yan y Jie Zheng (China, 4) a Virginia Ruano Pascual y Paola Suárez (Argentina, 6- 3, 3- 6 y 6- 2 Dobles mixtos Andy Ram (Israel) y Vera Zvonareva (Rusia) (9) a Bob Bryan y Venus Williams (Estados Unidos) 6- 3 y 6- 2 Individual junior masculino Thiemo de Bakker (Holanda, 1) a Marcin Gawron (Polonia) 6- 2 y 7- 6 (4) Individual junior femenino Caroline Wozniacki (Dinamarca, 4) a Magdalena Ribarikova (Eslovaquia, 6) 3- 6, 6- 1 y 6- 3 Dobles junior masculino Kellen Damico y Nathaniel (Estados Unidos) a Martin Klizan y Andrei Martin (Eslovaquia, 2) 7- 6 (7) y 6- 2 Dobles junior femenino Alisa Kleybanova y Anastasia Pavlyucheva (Rusia, 2) a Kristina Antoniychuk (Ucrania) y Alexandra Dulgheru (Rumanía (1) 6- 1 y 6- 2 Veteranos mayores de 35 años Todd Woodbridge y Mark Woodforde (Australia) a T- J Middleton y David Wheaton (Estados Unidos) 6- 7 (5) 7- 5 y 7- 6 (4) Veteranos mayores de 45 años Kevin Curren y Johan Kriek (Estados Unidos) a Peter Mcnamara y Paul Mcnamee (Australia) por 7- 5, 6- 7 (8) y 7- 6 (9) Federer, un gran campeón, ya no puede sentirse tan seguro en la hierba