Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 10 7 2006 ABC Economía Iberia rechaza paralizar su aerolínea de bajo coste y los pilotos inician una huelga de siete días El coste estimado asciende a 35 millones de euros, que serán exigidos a los responsables del Sepla b El próximo martes, en la Dirección General de Trabajo, tendrá lugar entre las partes el acto de conciliación, que es bastante improbable tras la ruptura de ayer A. POLO A. LASO D LOM MADRID. Después de dos días de reuniones en la sede del Ministerio de Fomento, los negociaciones mantenidas entre Iberia y la sección sindical del Sepla quedaron ayer rotas por la mañana, pocas horas antes de que anoche, a las cero horas, comenzase la huelga convocada por los pilotos hasta el próximo domingo 16. El secretario general de Transportes, Fernando Palao, que ha mediado en el conflicto, reconoció ayer al término de la reunión que hemos agotado y exprimido nuestra imaginación para encontrar fórmulas de consenso Las presiones ejercidas por el propio Palao, el director general de Trabajo, Esteban Rodríguez, y el presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) Manuel Azuaga, resultaron inútiles. Las garantías de mantenimiento del empleo para los 1.800 pilotos ofrecidas por la aerolínea a través del director general de Línea Aérea, Enrique Donaire, y el director de Recursos Humanos, Sergio Turrión, no convencieron al jefe de la sección sindical del Sepla, Bernardo Obrador, ni a su equipo de abogados. En un último intento por paralizar una huelga que afectará a cerca de 200.000 pasajeros en pleno periodo vacacional, Iberia propuso dos nuevas alternativas: que el Ministerio de Trabajo tutelase el texto del acuerdo y que se abriese una comisión, con participación del Ministerio de Fomento, para vigilar el proceso de creación de la nueva compañía de bajo coste (Catair) participada en un 20 por la aerolínea, y controlar la evolución del empleo entre el colectivo de pilotos. Enrique Donaire, director general de Iberia, abandona la sede de Fomento después de fracasar las negociaciones coste de 6.000 millones de euros) los pilotos plantearon a Iberia congelar sine die la creación de Catair, petición que también fue rechazada de plano. Dado el abismo que separaba a las partes, Fernando Palao dio por concluida la reunión. A su salida del Ministerio de Fomento, Enrique Donaire ratificó que no hay acuerdo y el Sepla mantiene la huelga Según el directivo de Iberia, el Sepla no ha rebajado sus reclamaciones, que han pasado de pedir el universo a pedir el sol, la luna y Marte; son propuestas inaceptables subrayó. Obrador no quiso hacer comentario alguno. En un comunicado difundido y en relación con las demandas planteadas, Iberia expresa que el Sepla ha pasado de una aberración a otra, reclamando avales bancarios multimillonarios, garantías por indemnizaciones millonarias y otro tipo de peticiones insólitas, sin precedentes en el ordenamiento jurídico español ni en el de ningún otro país La compañía recuerda que se ha visto obligada a cancelar más de 1.600 vuelos, cuyo precio se aproxima a 35 millones de euros, un tercio de los be- CHEMA BARROSO Fomento reconoce que hemos agotado y exprimido nuestra imaginación para encontrar fórmulas de consenso El Sepla acusa a la compañía de querer provocar un laudo que acabe con sus derechos constitucionales neficios de explotación de todo el año 2005 y pide disculpas por una huelga legal, abusiva e insolidaria dor que no fue más que un punto de partida de las negociaciones Según el sindicato, Iberia no se ha movido un ápice de su postura inicial y su decisión de vaciar la matriz favoreciendo la creación de líneas de bajo coste ha sido el prejuicio con el que ha venido jugando en las reuniones celebradas hasta la fecha. Con ello intenta claramente implicar a la Administración en propuestas que de antemano sabía no podían ser aceptadas de ninguna manera por Sepla Aspiraciones y desencuentro El Sepla consideró inaceptables ambas soluciones y volvió a poner encima de la mesa sus aspiraciones, es decir, que la compañía avale individualmente a cada piloto hasta cumplir la edad de jubilación a los 65 años, ofreciendo como garantía todos los bienes y derechos, activos y pasivos presentes y futuros, pignorando (dando en prenda) aviones, derechos de despegue y aterrizaje, acciones y edificios en propiedad, todo ello con el compromiso solidario de los socios. En vista de que los representantes de Iberia se negaron nuevamente a aceptar estas propuestas (tendrían un Provocar un laudo Para el sindicato la actitud de Iberia deviene de la evidente intención de la compañía de que la huelga provoque un laudo de la Administración que suspenda el derecho constitucional a la huelga y maniate a los pilotos El comunicado concluye acusando a Iberia: Ha utilizado a la Administración, a través de estas reuniones, para preconstituir pruebas al objeto de apoyar una demanda por huelga ilegal o abusiva ya presentada Declaraciones aparte, lo cierto es que del total de vuelos cancelados aproximadamente el 60 son naciona- Abiertos a la negociación El Sepla difundió una nota en la que reitera que está a disposición de los representantes de la Administración y dispuesta a negociar hasta el último minuto la posibilidad de desconvocar la citada huelga El sindicato acusa a Iberia de mentir sobre los avales millonarios, contenidos en un primer borra-