Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 7 2006 Internacional 41 El presidente polaco declina reunirse con Merkel y Chirac por la crítica de un diario alemán La ministra de Exteriores ha solicitado que Berlín llame al orden a los periodistas b Prensa y diplomáticos polacos acusan a Lech Kaczynski de haber suspendido la tradicional cita germano- polaco- francesa por una sátira en un diario berlinés RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Ocho ex ministros de Exteriores polacos han criticado al jefe del Estado, Lech Kaczynski, por cancelar la pasada cumbre del 3 de julio con la canciller Merkel y el presidente Chirac, el llamado triángulo de Weimar. En el artículo La nueva patata polaca el minoritario diario Tageszeitung situaba hace días al presidente y a su célebre hermano gemelo, líder del partido Ley y Justicia y ahora nuevo primer ministro, entre los nuevos cutres que quieren regir el mundo Pero al enfado polaco un veterano ex ministro de Exteriores ha recordado que en un país que quiera ser serio, un artículo de prensa no puede ser un factor decisorio En carta abierta, Wladyslaw Bartoszewski y sus homólogos advierten de que Varsovia no estaría tratando a Francia y Alemania como debería e invocan mejoras diplomáticas. Kaczynski ha replicado que estos no son interlocutores para un presidente de Polonia agregando que dado el desagradable contenido del artículo en el Tageszeitung, esa carta muestra una básica falta de lealtad nacional Lech Kaczynski EPA Mi ausencia fue debida a una indisposición, aunque no oculté que el artículo excedía todos los límites civilizados La ministra de Exteriores ha ido hasta comparar al medio de izquierda con un panfleto nazi de los años 30, y ha cesado al jefe de prensa que incluyó el artículo en el dossier del gobierno; el nuevo asegura que jamás volverá a hablar con un redactor del Tageszeitung. La diplomacia polaca arrastra problemas meses después de incorporar al gobierno a dos partidos nacionalistas, opuestos a la UE y que ansían una firme presencia exterior polaca. Ello ha forzado la dimisión del ministro de Exteriores, Stefan Meller, y la responsable de relaciones con Alemania, Irena Lipowicz. Rzeczpospolita ha pedido a su presidente unas espaldas más anchas ante el caso, Gazeta Wyborcza lamenta que éste se hipoteque en estos piques y los analistas advierten contra crear más susceptibilidades de las existentes con París y Berlín. A la torpeza diplomática se une un gobierno que acaba de perder al popular premier Marcinkiewicz y tendrá a su frente al otro Kaczynski, Jaroslaw, cuyo parecido gemelo con el presidente no es ni mucho menos lo más confuso que ha solido ofrecer la política polaca en los últimos años. El contenido del artículo El diario berlinés de izquierda alternativa trazaba un retrato del tradicionalista presidente, anotando bravatas como la de pavonearse en un mitin de que, lo único que conoce del poderoso país vecino, son las escupideras de los retretes del aeropuerto de Fráncfort o la de jactarse de jamás haber estrechado siquiera la mano a un político alemán El artículo ironizaba también sobre los gemelos y la familia. El presidente se refirió el viernes al caso como vergonzoso e infame, me callo por no usar nada más fuerte Un dirigente de su partido Ley y Justicia dijo que se ha pedido a la fiscalía que investigue la posible difamación del jefe del Estado. Pero contra la sospecha de la prensa local, Kaczinsky negó que hubiese sido el motivo de la cancelación de la cumbre, mi ausencia fue debida a una seria indisposición, aunque no oculté que el artículo excedía todos los límites civilizados, al menos los polacos