Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 7 2006 Nacional 29 Los fundadores de Ciudadanos de Cataluña renuncian a la acción política Albert Rivera es el presidente del nuevo partido, impulsado por Boadella y De Carreras ÁNGEL MARÍN BELLATERA. Ninguno de los quince intelectuales que se enfrentan al nacionalismo en Cataluña- -el dramaturgo Albert Boadella, el catedrático de Derecho Francesc de Carreras y el periodista Arcadi Espada, entre otros- -y que en 2005 crearon la plataforma cívica Ciudadanos de Cataluña quisieron ayer asumir responsabilidades políticas ni figurar en la ejecutiva de Ciudadanos- Partido de la Ciudadanía, una formación política que nace con la ambición de convertirse en un partido de ámbito nacional. En su congreso fundacional, celebrado a puerta cerrada este fin de semana en un hotel de campus universitario de Bellaterra, los 323 delegados con voz y voto eligieron como presidente al joven abogado Albert Rivera y a Antonio Robles, fundador de la Asociación por la Tolerancia, como secretario general del nuevo partido. El resto de los trece miembros del comité ejecutivo tampoco son personas reconocidas en el mundo de la política, economía o cultura catalana. Son ciudadanos anónimos dispuestos a tirar del carro de un proyecto que nació a partir de las reflexiones políticas de una quincena de intelectuales reunidos en un restaurante barcelonés. Después de más de casi dos años de compartir ilusiones en la penumbra, los promotores de la plataforma antinacionalista dejaron ayer, de alguna manera, huérfano al partido recién nacido. Una sensación de abandono que dificultará aún más el crecimiento de la nueva formación política que tendrá su primer reto electoral en los próximos comicios autonómicos catalanes de mediados de octubre. No obstante, fuentes del nuevo partido no descartaron que Boadella o Espada pudieran ser candidatos de Ciudadanos- Partido de la Ciudadanía a la presidencia de la Generalitat, aunque tanto el dramaturgo como el periodista manifestaron personalmente a la nueva ejecutiva su deseo de mantenerse al margen de la acción política. movilizar el voto españolista en Cataluña, especialmente el del PSOE que habitualmente se abstiene en los comicios autonómicos, aunque su mensaje también podría hacer daño al PP. Boadella vota durante la asamblea fundacional del nuevo partido YOLANDA CARDO Ni personalismos ni profesionales En su primer discurso como presidente del nuevo partido, Albert Rivera subrayó que él no cree en los personalismos ni en los políticos profesionales y sí en el trabajo en equipo y aseguró que la nueva formación nunca dejará de ser un partido de ciudadanos, sea quien sea el presidente o su secretario Este joven licenciado y master en Derecho por Esade, reconoció que las próximas elecciones se presentan difíciles aunque aspira a obtener más del 3 por ciento de los votos que le daría uno o más escaños en la Cámara catalana. El nuevo partido pretende