Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 7 2006 79 Fomento, Iberia y el Sepla negocian a marchas forzadas la desconvocatoria de la huelga de pilotos La independencia con Miguel Ángel está garantizada -El nombramiento del gobernador del Banco de España ha tensionado las relaciones con el PP, que acusa al Gobierno de romper el consenso. -Siempre pensé que Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que no sé si tiene carnet o no del PSOE, es un personaje que por su especialización y experiencia en los órganos reguladores era idóneo para gobernador, dados los retos de integración del sistema financiero europeo. Podía haber propuesto tres nombres y a lo mejor habíamos mantenido más las formas. En las conversaciones no oficiales con el PP no tuve la percepción de una oposición a Miguel Ángel como luego se produjo. ¿Y estarían dispuestos a aceptar al subgobernador que propone el PP? -Lo que ya nos parece un poco extraño es que si el PP no acepta al gobernador luego quiera imponer un subgobernador. Miguel Ángel tiene un perfil de gestor alto de partida, que Caruana no tenía, aunque ha sido un excelente gobernador. Y honestamente creo que, conociendo a Miguel Ángel, su independencia de criterio está garantizada. bitual y eso será muy negativo. -Y en este discurso, ¿cómo encaja la actitud del Gobierno español ante la opa de E. ON sobre Endesa? -El sector energético es algo especial por muchas razones. Primero porque no tenemos un sector unificado en Europa y segundo porque somos como una isla, no tenemos energía propia y su gestión es muy complicada. Lo que espero es que la CNE sea capaz de encontrar una solución que, garantizando el abastecimiento, sea compatible con las normas europeas. -Usted dijo que algunos presidentes de antiguos monopolios públicos privatizados no eran los adecuados. La mayoría de ellos continúan. -Unos han cambiado y otros no. Todavía hay gente que sigo sin entender por qué está en algunos sitios. Solbes reconoce que la subida de tipos reducirá el consumo de las familias más endeudadas tante, es la homogeneización del trato fiscal de las rentas del capital, que va a permitir que las instituciones financieras compitan en función de su eficiencia. En el Impuesto de Sociedades empezamos por una reforma modesta, porque yo prefería ser prudente y conservador en términos de gasto y de ingresos. Desde entonces ha habido un cambio de socios, pero sobre todo hemos visto que el comportamiento del Impuesto de Sociedades este año ha sido muy positivo y nos parecía razonable acelerar la devolución de parte de estos recursos a las sociedades vía rebaja de impuestos, porque pensamos que eso aumentará la competitividad y favorecerá la creación de empleo. ¿Se seguirán bajando los impuestos si siguen gobernando? ¿Por qué no? Si somos coherentes con nuestra posición programática, de no aumentar la carga fiscal, si hay margen para hacer reformas se harán. -El Estatuto de Cataluña marca las claves del nuevo sistema de financiación autonómica. ¿Cómo está el proceso? -En el último trimestre presentaremos a las comunidades un documento abierto que, lógicamente, tomará como referencia el Estatuto de Cataluña. ¿Y el Gobierno está dispuesto a aportar dinero para evitar que se reduzca la solidaridad entre regiones? -El Gobierno está dispuesto a poner el menor dinero posible. De cada aportación adicional que realiza el Estado a las comunidades se detrae de las obligaciones y los servicios que éste todavía tiene que prestar. Hay que ser muy prudentes con estas cosas. ¿Cómo se ve desde su Ministerio el creciente nacionalismo económico que se está desatando en Europa para proteger a las empresas nacionales de posibles compras de extranjeras? -Es un tema que me preocupa. Siempre cuento que un antiguo jefe mío decía que un cierto grado de incoherencia es siempre necesario. El problema es que así no se puede funcionar si estamos convencidos, como yo lo estoy, de que el futuro de Europa es buscar un mercado unificado. Este país ha apostado por ese juego y tiene que seguir apostando, y es verdad que en el juego hay ganadores y perdedores, y si puedes ser el concesionario de BAA en Londres tienes que aceptar que te compren Chupa Chups, si no el sistema no funciona. Corremos el riesgo de convertir algo que debería ser muy excepcional en algo ha-