Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 7 06 CLAVES DE ACTUALIDAD Pescadores en plena faena en una almadraba de Zahara de los Atunes, Cádiz, el pasado mes de mayo Sobrepesca POR MIGUEL ÁNGEL BARROSO Hasta que el mar dijo basta La dramática situación de la anchoa y del atún rojo, dos especies clave para la flota pesquera española, ha disparado las alarmas en un sector en crisis. La extinción no sólo alcanza a los peces: los marineros temen que su forma de vida esté condenada a quedarse en dique seco muestra de plancton en 500 puntos del Golfo de Vizcaya, donde la hueva- -masa que forman los huevecillos de ciertos pescados, encerrada en una bolsa oval- -se encuentra suspendida. Después, con la captura de ejemplares adultos y el estudio de las gónadas para comprobar su capacidad reproductiva se realizaron las oportunas extrapolaciones, que arrojaron esas 18.640 toneladas. En un año bueno, la cifra alcanza las 125.000. Parada sine die C uando el Vizconde de Eza llegó a puerto a finales de mayo no era portador de buenas noticias. Este buque científico había rastreado el Golfo de Vizcaya para evaluar el estado de salud de la anchoa, y su diagnóstico no dejaba lugar a dudas: el stock estaba por debajo de la biomasa límite, con capacidades reproductivas pobres. Aun así, por decisión política, la flota salió a faenar... y regresó con las bodegas vacías. Un mes después de que España solicitara a la UE el cese de la pesca de la anchoa, Bruselas ha anunciado que tomará medidas muy pronto El Comité Científico, Técnico y Económico de Pesca de la Comisión Europea cifró la biomasa de la especie en 18.640 toneladas, lejos de los niveles biológicos seguros, situados en 28.000 toneladas. El ca- so de la anchoa en el Cantábrico es paradigmático. Como el del atún rojo en el Mediterráneo, que los ecologistas sitúan al borde de la extinción. El mar está exhausto. Y el sector pesquero español, sumido en una crisis preocupante. Lorenzo Motos, director de la Unidad de Investigación Marina de Azti- Tecnalia (www. azti. es) estuvo a bordo del Vizconde de Eza durante la prospección. La biomasa de ejemplares adultos se calcula según la cantidad de hueva que se halla en el mar. Los investigadores recogieron una Nos enviaron a la mar en contra de nuestro criterio. El problema existía desde hace un año y las soluciones llegan tarde y mal dice el presidente de los pescadores guipuzcoanos La explotación abusiva es un factor esencial, pero no único explica Motos. La anchoa tiene una mortalidad natural tan alta como la producida por la pesca. Es muy sensible a los cambios de las condiciones oceanográficas- -el régimen de vientos influye para que afloren (o no) las aguas con nutrientes- y es pasto de numerosos depredadores. Lo normal es que haya dos reclutamientos buenos y uno malo; pero tres o cuatro malos consecutivos es dramático. La parada debería durar hasta que se constate que hay una buena generación. No podemos vernos dentro de diez años en una situación similar, o peor Los pescadores veían venir el problema. Nos enviaron a la mar en contra de nuestro criterio afirma Jaime Tejedor, presidente de la Federación de Cofradías de Guipúzcoa. Se señala a Francia con el dedo acusador. Los más veteranos recuerdan que en la década de 1960 se sacaban en estas aguas 80.000 toneladas de anchoa. Al incorporarnos a la UE, la cuota