Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Internacional DOMINGO 9 7 2006 ABC LONDRES, SAN FERMIN Y BENEDICTO XVI omo bien explicaba Charles Moore en la Tercera de ABC el pasado viernes, lo más frustrante, un año después de los atentados de Londres, es ver hasta qué punto seguimos impasibles ante una cultura que intenta arrancarnos de nuestras raíces. Cómo tenemos que pedir perdón por estar molestando a quienes creen que en las actuales circunstancias es normal que se produzcan atentados terroristas como los del 11- S, 11- M y 7- J. Es, en fin, una lucha desigual en la que la primera preocupación es pensar qué les podemos dar a los terroristas para que RAMÓN dejen de matar, con la PÉREZ- MAURA esperanza de que así podamos integrarlos en nuestra sociedad, cuando la casa hay que empezar a construirla por los cimientos: lo primero es que cumplan con la ley y después buscaremos otros medios de integración. Uno de los hechos que favorecen el avance islámico- -no sólo de los islamistas- -es la permanente regresión en la que viven los europeos de raíz cultural cristiana. El empeño en que toda manifestación religiosa atañe al ámbito de lo privado puede llevarse al extremo de la estulticia de un concejal que se niega a gritar ¡Viva San Fermín! por ser él un agnóstico. ¿Se creerá que es el primer agnóstico al que se le encomienda proclamar ese ¡Viva San Fermín! Y en ese contexto la inmigración musulmana, llena de gente trabajadora que lucha por un futuro mejor al que le impide tener acceso la falta de libertades en sus países de origen, se asienta entre nosotros y va sedentando una cultura diferente y muy orgullosa de sus orígenes. Raíces que revitaliza permanentemente. Un año después de los atentados de Londres se ha celebrado esta semana en Valencia el V Encuentro Mundial de las Familias. No hará falta aclarar que la familia no es un concepto creado por el catolicismo. Es un elemento vertebrador de la sociedad al margen de una creencia religiosa específica. Y, sin embargo, en Occidente es la Iglesia Católica la que ha levantado la bandera de su defensa como núcleo de nuestra sociedad. Los cientos de miles de personas que ayer y hoy han soportado el asfixiante calor de Valencia para escuchar un mensaje que reafirma los valores de su fe, uno de los pilares básicos de la cultura occidental, cobran especial importancia en un mundo en el que, por más que muchos intenten negarlo, estamos en el punto de mira. El mensaje que hoy dirija Benedicto XVI al mundo en Valencia podrá ser analizado en muchos contextos, mas es muy importante que tengamos presente el que la familia tiene el reto de ser núcleo de la sociedad occidental. Núcleo en el que se custodien unos valores cuya desaparición fomenta el avance de lo que una agnóstica que es defensora de nuestras raíces cristianas, como Oriana Fallaci, llama Eurabia. Los gemelos Kaczynski, presidente y ahora primer ministro de Polonia El partido Ley y Justicia aceptó ayer la renuncia del jefe del Gobierno el país en buen estado económico, con los elogios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. La dirección política del partido gobernante polaco Ley y Justicia (PiS) aceptó ayer la renuncia al cargo del primer ministro, Kazimierz Marcinkiewicz, presentada por sorpresa el jueves, debido a las divergencias surgidas con el líder de ese partido, Jaroslaw Kaczynski, hermano gemelo del presidente del Estado, Lech Kaczynski. La dirección del PiS recomendó que en su lugar se nombre como jefe del Gabinete a Jaroslaw Kaczynski, calificado como el hombre fuerte del Estado, que añora cambios radicales en la política polaca. He aceptado la propuesta confirmó ayer Jaroslaw Kaczynski. Designado en octubre de 2005 para formar el nuevo gabinete que emergió de los comicios generales de septiembre pasado, Marcinkiewicz ha gobernado durante nueve meses. Desde comienzos de año el primer ministro entró en colisión con la visión política y los intereses de Jaroslaw Kaczynski, que en septiembre de 2005 renunció a la jefatura del Gobierno, alegando que no sería bien visto por los electores polacos que dos hermanos gemelos ocupasen los cargos de presidente de la república y de primer ministro La prensa polaca especulaba reb Marcinkiewicz deja C Jaroslaw y Lech Kaczynski (derecha) en una imagen de archivo cientemente sobre las disensiones surgidas entre Marcinkiewicz y Jaroslaw Kaczynski, afirmando que la gota que colmó el vaso fue la reciente decisión del primer ministro de nombrar como nuevo responsable de la cartera de Finanzas a su consejero económico, Pawel Wojciechowski, sin el consentimiento de los hermanos gemelos. Esto después de que la ministra de Finanzas saliente, Zyta Gilowska, fuera forzada a renunciar a causa de una acusación por su supuesta colaboración en los servicios secretos del antiguo régimen comunista. La política es un juego de equipo y necesita del espíritu de colaboración declaró ayer Marcinkiewicz, al intentar explicar a los periodis- EPA tas los motivos de su dimisión. Sólo de esta manera lograremos sacar adelante nuestro programa y cambiar a Polonia afirmó. Ex maestro de física y político totalmente desconocido hasta su nombramiento como primer ministro, Marcinkewicz logró en pocos meses convertirse en el político más popular de Polonia, contando con el apoyo del 70 por ciento de la opinión pública, por lo que el PiS le lanzará como candidato a alcalde de Varsovia en las municipales de noviembre. Marcinkiewicz deja el país en buen estado económico, con un índice de crecimiento del 4,5 por ciento y con los elogios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) Los socialistas dan la puntilla en Ucrania a la Revolución Naranja y se hacen pro rusos RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Quienes pugnan por lograr que Ucrania regrese a las relaciones de vasallaje que mantuvo siempre con Moscú están de enhorabuena. No ha hecho falta movilizar a la población rusófona del este y el sur del país. Los pro occidentales ucranianos, protagonistas de la Revolución Naranja de hace año y medio, se han hecho ellos mismos el haraquiri. El Judas de esta historia es Alexánder Moroz, líder de los socialistas, quien ha dejado en la estacada al presidente Víctor Yúshenko y a la pasionaria eslava, Julia Timoshenko. Moroz se ha pasado al campo ene- migo a cambio de la presidencia de la Rada (Parlamento) Si antes la jefatura del Gobierno debería haber correspondido a Timoshenko, ahora quien está llamado a ocupar ese puesto es el pro ruso Víctor Yanukóvich, el hombre barrido por la marea naranja que invadió las calles de Kiev en el invierno de 2004. La Revolución Naranja está herida de muerte. Después de tres meses de difíciles negociaciones, el Bloque de Timoshenko, Nuestra Ucrania- -formación que dirige Yúshenko- -y los socialistas alcanzaron el pasado 22 de junio un acuerdo para la formación de una coalición de Gobierno. Timoshenko iba a ser primera ministra, pero el diri- gente socialista no obtuvo, como quería, la presidencia de la Rada, sino dos o tres carteras en el Ejecutivo para sus correligionarios. La persona designada por los naranjas para dirigir las sesiones de la Rada era el magnate Petró Poroshenko, pero los socialistas rompieron el jueves la disciplina de voto, presentando inesperadamente la candidatura de su líder. Yanukóvich supo aprovechar el momento y ordenó a los diputados de su grupo votar a Moroz, lo que hizo que la coalición naranja saltara por los aires. La alianza surgida ahora se selló el viernes por la noche. La constituyen los dos partidos pro rusos de la Rada, el de Yanukóvich y los comunistas, a los que se ha unido Moroz. Todos juntos reúnen un total de 240 escaños, cuando la mayoría simple es 226. La primera decisión de la recién creada coalición ha sido presentar a Yanukóvich como candidato a primer ministro.