Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 7 2006 Nacional 31 El confidente Zouhier no informó a la Guardia Civil de las citas de la trama asturiana con El Chino Seis meses antes del 11- M probaron cómo activar un detonador con teléfonos móviles b Zouhier, procesado por colaboración, ocultó al agente Víctor la reunión en la que se hizo la prueba del detonador y en la que se cerró la compra de 60 kilos de explosivo D. MARTÍNEZ N. VILLANUEVA MADRID. El confidente de la Guardia Civil Rafa Zouhier, procesado en el sumario de los atentados de Madrid, no informó a su controlador en la Benemérita- -el agente Víctor -de las reuniones mantenidas entre los miembros de la trama asturiana de los explosivos y Jamal Ahmidan El Chino autor material del 11- M y suicida de Leganés. Así lo asegura el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo en el auto en el que confirma el procesamiento de 29 imputados por la matanza de los trenes. Esta conclusión avala los testimonios de los agentes de las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado que tanto en sede judicial como en la comisión de investigación parlamentaria del 11- M juraron que en ningún momento tuvieron información sobre los preparativos de los atentados, sino sólo sobre el comercio ilegal de explosivos al que se dedicaban el ex minero Emilio Suárez Trashorras y su cuñado Antonio Toro. El magistrado, que el viernes dictó el auto de conclusión del sumario en el que descarta la implicación de ETA en los atentados, subraya que Zouhier, confidente de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, sí informó a su controlador Víctor de que había unos asturianos que en Madrid estaban ofreciendo sustancias explosivas a cambio de droga o dinero Estos datos los comunicó entre enero y febrero de 2003, cuando Jamal Ahmidan no se encontraba todavía en España. Del Olmo recuerda las gestiones policiales que realizó la Guardia Civil para comprobar la veracidad de ese chivatazo pesquisas que permitieron determinar que el 20 de febrero de 2003 José Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro acudieron a Madrid y entregaron a Zouhier una muestra de sustancia explosiva en el interior de un bote de cristal. Esa muestra fue recogida por miembros de la Benemérita, que, tras analizarla, comprobaron que estaba en mal estado. Sin embargo, el confidente (procesado por colaboración con organización terrorista y tráfico, tenencia, suministro y depósito de explosivos) no comunicó al agente Víctor la reunión que ÁLVARO DELGADO- GAL DE DEBUSSY, A WAGNER a reunión del jueves entre HB y el PSE ha recibido distintas explicaciones. Según los socialistas, se ha celebrado el encuentro solemne con el propósito de hacer constar al brazo político de ETA que no habrá nuevos encuentros hasta que los papeles estén en regla. Hay en esto algo que no encaja, algo que ronda lo cómico, o que lo rondaría si el asunto no fuera grave y penoso, según pudimos constatar por el testimonio y la presencia conmovedores de Pilar Ruiz, madre de Joseba Pagazaurtundua. He dicho que el encuentro fue solemne Este es el punto esencial. Fue solemne porque estuvo avalado por el presidente del Gobierno y porque a él concurrieron personas de rango máximo. Otegi y su jefe Rufino Echevarria, por el lado ETA HB; Patxi López y Rodolfo Ares, en representación de los socialistas vascos. ¿Tiene sentido celebrar un encuentro solemne para decir que no se cumplen las condiciones para un encuentro solemne? Me parece que no. Los encuentros solemnes son actos preformativos: el solo hecho de celebrarlos abre perspectivas, y consuma situaciones, y consagra estatus, que no se habrían abierto ni consumado ni consagrado si, en vez de vestirse de largo ante la opinión, los interesados hubiesen mantenido un contacto informal, discreto, y circunscrito a tratar pocas cosas. Por ejemplo, la entrega de armas. Por lo contrario, realizar un acto saturado de liturgia y manifestar a continuación que se ha aprovechado la ocasión para que quede claro que nunca jamás, es como si fulano se casase por la Iglesia con mengana y añadiese que la efusión nupcial no sienta precedente, y que debería perder mengana todo esperanza de volver a casarse con él por la Iglesia. Se trata, en fin, de una tomadura de pelo, una más de las muchas que se nos han infligido desde el poder durante los últimos tiempos. Es mucho más convincente lo que ha dicho ETA. Otegi entiende que sigue desarrollándose la propuesta anunciada en Anoeta, y que el jueves se puso la semilla o se implantó la cabeza de tenia de la que saldrá una de las dos mesas de negociación que postula la banda. Me refiero, claro, a la mesa de partidos. En la mesa se hablará de autodeterminación, y desde la mesa se propiciará un proceso constituyente ilegal. Lo del jueves no fue, por tanto, L Rafa Zouhier El juez da una especial importancia al hecho de que el confidente sólo informara de las citas a las que no iba Ahmidan con anterioridad al 5 de octubre de 2003 mantuvo con Suárez Trashorras, quien le entregó en Madrid un detonador. Ese día, en el domicilio familiar de Zouhier, éste, junto con Rachid Aglif El Conejo y Jamal Ahmidan El Chino probó el detonador con una pila de teléfono móvil- -precisamente fueron teléfonos móviles los que activaron las bombas del 11- M- El artefacto estalló y causó heridas leves a Zouhier, Aglif y Ahmidan. Otra de las citas de la que Zouhier no informó a la Guardia Civil fue la que tuvo el 28 de octubre de 2003 en el Mc Donalds del barrio madrileño de Carabanchel (próximo al hospital Gómez Ulla) A esa reunión acudieron, por parte de la trama asturiana, Suárez Trashorras y la mujer de éste (Carmen Toro) y por parte de la célula del 11- M Jamal Ahmidan, Rachid Aglif y Rafa Zouhier. En ellas se habló, entre otras cuestiones, del interés de El Chino por conseguir 60 kilos de explosivo a cambio de drogas o dinero. ETA no va a entregar las armas; ni HB condenará la violencia; ni los terroristas se conforman con volver a escena por la puerta de atrás una boda, sino un bautizo. No importa lo que se dijera o se dejara de decir sino el hecho de que todos se fumaron un puro- -es una broma- -ante las cámaras, como anunciando que luego vendrán muchos más. Hablando del futuro: Blanco ha confirmado que no se eludirá el contencioso de la autodeterminación, aunque sea para decir no Esto vuelve a ser absurdo. Es como si un juez observase que no rehusará discutir con un procesado el contenido de la sentencia, aunque esté excluido que la vaya a modificar. La afirmación de Blanco agrava aún más la de Zapatero, quien se ha referido recientemente al derecho de los vascos a decidir su futuro político. El que no perciba que la cosa no va bien, es que se ha sellado los ojos con lacre. Quedan cabos sueltos, de suyo va. ¿Cómo se podrá legalizar HB, habida cuenta de que, según recordaba Garzón en su último auto, es ilegalizable? ¿Cómo podrán volver a la vida política legal personas que han sido irrevocablemente apartadas de ella? La creación de un partido con siglas alternativas, y nutrido por teloneros, esto es, la reproducción o perpetuación del PCTV, no satisface a ETA. ETA no va a entregar las armas; ni HB condenará la violencia; ni los terroristas se conforman, de momento, con volver a escena por la puerta de atrás. ¿Entonces? Cada cual es libre de adelantar las hipótesis que mejor le parezcan. En un contexto profundamente degradado por incumplimientos sucesivos del presidente, la formulación de hipótesis es imposible, o mejor, discrecional. No sabemos, literalmente, hasta dónde no se llegará. Muchos se apuntan a la idea del palimpsesto: habría un guión escrito, con sus pelos y sus señales, que irá emergiendo a la superficie. Un acuerdo secreto, sobre el que los interesados sólo fingen discutir. La teoría del caos marcha, es otra idea viable, por la que continúo experimentando predilección. No sin reconocer, con pesar, que el caos, hasta la fecha, le ha salido a ETA como dibujado con tiralíneas. Rajoy ha declarado que el presidente no representa al Estado, y que su partido no se siente comprometido por lo que está pasando. La primera parte de la afirmación es incorrecta, y podría habérsela ahorrado el jefe de la oposición. La segunda parte de la afirmación sugiere que el PP promoverá, si gana las elecciones, medidas destinadas a neutralizar lo que ha empezado a cocinarse en el norte. El proyecto, imagino, es una reforma constitucional, en toda regla. Pero no bastaría, es claro, con ganar las elecciones, ni siquiera con ganarlas por mayoría absoluta. La reforma tendría que pasar por un acuerdo con los socialistas, y por lo mismo, por una revolución previa dentro del PSOE. Estamos transitando, de Debussy, a Wagner.