Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 DOMINGO 9 7 2006 ABC Primer viaje del Papa a España Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, junto al Papa Benedicto XVI a su llegada al aeropuerto de Manises en Valencia EFE Benedicto XVI: La Iglesia no puede dejar de promover el valor fundamental de la familia Su Majestad el Rey afirma ante el Papa y Zapatero que la familia es núcleo esencial de la vida b El Santo Padre confesó su emo- ción al llegar a la noble y siempre querida España, que tan gratos recuerdos me ha dejado en mis precedentes visitas JUAN VICENTE BOO, ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS VALENCIA. No hubo largos discursos protocolarios, sino unas palabras profundas, sinceras y humanas que reflejaban la excepcional relación que mantienen Sus Majestades los Reyes con el Papa. Así fue la bienvenida, cálida y calurosa, que ayer ofrecieron en Valencia Don Juan Carlos y Doña Sofía a Benedicto XVI en su primera visita como Santo Padre a España. Sus Majestades recibieron a Bene- dicto XVI al pie de la escalerilla del avión y le besaron el anillo entre las ovaciones de los peregrinos, que contrastaron con los abucheos que recibió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Desde ese primer momento, quedó patente en los gestos la simpatía y el afecto que sienten los Reyes por el Santo Padre, y lo cómodo que se encuentra Benedicto XVI entre ellos y en un país en el que se le quiere tanto, como es España. Tras el saludo, los tres subieron a una pequeña tribuna para escuchar los himnos pontificio y de España. Después, también los tres, saludaron a la bandera española y, ya en la tribuna mayor, con los representantes del Gobierno a un lado y los de la Iglesia al otro, llegó el momento de las palabras. El Rey habló al Papa de España co- mo de una antigua y gran nación, plural y diversa y le recordó la intensidad y profundidad de los lazos que, desde hace tantos siglos, vinculan a la Iglesia y a España Unos vínculos que, tal y como precisó, cuentan desde hace casi tres décadas con un marco de entendimiento acorde con las disposiciones de nuestra Constitución También quiso Don Juan Carlos rendir un sentido homenaje al imborrable recuerdo de Juan Pablo II, como infatigable luchador de las causas más nobles y como probado amigo de España La mención al anterior Papa fue seguida del aplauso de los peregrinos reunidos en el aeropuerto, pero lo que más aclamación arrancó del público fue la referencia que hizo el Rey a la familia, eje del Encuentro que se celebra estos días en Valencia. Un Encuentro -afirmó Don Juan Carlos- -volcado sobre la familia, núcleo esencial de la vida, de la transmisión de valores y de la formación del ser humano El Rey añadió unas palabras que también podrían haber sido pronunciadas por el Papa: Desde el respeto a la dignidad humana, no podemos permanecer impasibles ante las guerras, el terrorismo, la violencia, el hambre, la pobreza, la injusticia, la violación de los derechos humanos o la falta de libertad También hizo referencia Don Juan Carlos a las anteriores ocasiones en las que tuvo oportunidad de conversar con el Papa. Pero lo que no se esperaba Benedicto XVI es que el Rey recordara las etapas de actividad pastoral y académica que el Santo Padre pasó en diferentes ciudades españolas, así como