Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 9 7 2006 ABC AD LIBITUM PROVERBIOS MORALES LA SEGURIDAD MAL ENTENDIDA CARAS D EL mismo modo que los perros mean en las esquinas para marcar territorio, los pilotos de Iberia- -los nuestros, los de toda la vida- -organizan conflictos periódicos para recordarnos su existencia, el mérito de su trabajo y su condición de indispensables. Sospecho que, de tanto mirar al mundo desde lo alto, desde más arriba de las nubes, los pilotos de la aviación comercial tienden a desarrollar un claro complejo de superioridad y necesitan, cuando ponen los pies sobre la tierra, decirnos, a manera de desafío, que Ícaro era un pardillo y que ellos, siempre en desprecio de la ley de la gravedad, llegan más lejos con su meada que cualquiera de los perros capitanes de las deM. MARTÍN más jaurías. FERRAND La copla que, en esta ocasión, cantan los pilotos del Sepla supera todas las anteriores. Ya no pretenden ser el ombligo de la empresa que les contrata, sino ampliar su presencia hasta el límite de exigir una garantía de 6.000 millones deeuros por mantener intocables sus puestos de trabajo en una sociedad anónima que, con vientos favorables en la Bolsa, vale solo 2.000. Es inquietante tanta osadía y sería bueno investigar si su génesis reside en el celo reivindicativo de los sindicatos de elite o si es efecto de alguna de las radiaciones que flotan en el aire según se aleja uno del suelo y de la realidad. Iberia es hoy una empresa privada que, a pesar de contar entre sus accionistas a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, viene superando con brillantez las dificultades de un mercado global, cambiante y ferozmente competitivo. A punto de llegar a octogenaria, la gran compañía española de aviación comercial se ha ido sacudiendo muchos de los vicios acumulados durante décadas de titularidad estatal y gestión cuartelera y es hoy una de las mayores y más rentables del ramo. Parte de ese mérito hay que apuntárselo a los pilotos que ahora reivindican una seguridad laboral que no existe en términos biológicos, pero que han sabido trabajar con responsabilidad y entrega. Es tanta la obsesión que los españoles tenemos por alcanzar lo segurito que los pilotos, a quienes injustamente se quiere descalificar por su alto nivel salarial, quieren tener el puesto de trabajo asegurado, atornillado pase lo que pase, hasta el día de su jubilación. Es un despropósito. ¿Quién puede asegurarle a la compañía su propia existencia y un futuro capaz de atender un compromiso tan desproporcionado? El mercado, la competencia, nos ha permitido a todos, en todas las actividades, mejorar nuestras condiciones de trabajo y retribución, pero asumiendo un riesgo cierto de caducidad. La seguridad absoluta, aquí y ahora, solo la brindan los empleos del Estado, e incluso ese concepto está ya en revisión. Un oficial piloto del Ejército del Aire tiene un empleo, digamos, inexpropiable; pero produce sonrojo comparar sus mínimos haberes con los de sus colegas civiles. El riesgo forma parte del sistema. N le forzó a volver a su plaza de Andoain al negarle una O ha surgido de los salones del hotel Amara Planueva comisión de servicio en la comisaría de la Ertza. La gran foto del encuentro histórico y exzaintza en Laguardia (Álava) donde había pasado cuatraordinario entre el socialismo y el nacionaltro años relativamente tranquilos desde que se descusocialismo se ha tomado en la calle. Es la de una mujer briera que ETA lo tenía en su agenda de tareas urgenmayor, que, mira por dónde, resulta ser la mayor mutes. Todo muy legal. No hay que abusar de las comisiojer del País Vasco: Pilar Ruiz Albisu. Una mujer menunes de servicio y, además, ETA estaba en tregua indefida que es la mujer más grande de la Historia póstuma nida y permanente. Como ahora. de España. Su rostro contiene la amargura y el Las otras fotos del encuentro histórico y exestupor de los traicionados, pero también la decitraordinario entre el PSE y Batasuna carecen de sión y la rabia de los luchadores imbatibles: nos chispa, aunque una, tomada por Ignacio Pérez y venderéis, pero no nos venceréis. Estaba allí papublicada el viernes en ABC, me parece curiosira decirles eso a López y Ares, los mozárabes de lla. Búsquenla. El pie alude a un cara a cara de Rodríguez Zapatero. Pilar es una mujer miope socialistas y etarras en comisión de servicio, peque ha visto lo que pocos: el fondo del horror. ro López mira hacia otro lado. Hay una forma Pilar, en fin, es la madre de los hermanos PagaJON muy vasca de mirar hacia otro lado. Se conoce zaurtundua, por si alguien lo ignoraba. La maJUARISTI que al divisar a Pilar Ruiz Albisu ante la puerta dre de Iñaki, Joxeba y Maite. del Amara Plaza, López miró para otro lado y ya no puA Joxeba Pagazaurtundua Ruiz, jefe de la policía do volver el cuello en todo el día. Tampoco Rodolfo Ares municipal de Andoain, lo asesinó ETA el 8 de febrero mira a la cara de nadie. Posa con pose estudiada de resde 2003. Fue la suya una muerte anunciada y ofrecida ponsabilidad histórica y extraordinaria. Desde la otra en bandeja. Si la televisión autonómica hubiese puesbanda, y nunca mejor dicho, Rufino Etxebarria escruta to un poco de interés en el asunto, la habría podido burlonamente el perfil izquierdo del hombre- que- miratransmitir en directo, porque todos sabían que a Joxehacia- otro- lado y Olatz Danoebeitia observa a Ares, preba lo iban a matar. Lo sabía el alcalde de Andoain, lo guntándose, sin duda, cómo se las arregla para posar sabía el diputado general de Guipúzcoa, lo sabía el contan responsable, histórico y extraordinario. Pero lo sejero de Interior del Gobierno Vasco, lo sabía el lehenmás curioso de la imagen es el careto de Otegui. Frundakari y lo sabía el director de Euskal- Telebista. Lo ce la nariz y tuerce el morro como si hubiera mil muersabían los miles de chivatos de ETA que pueblan Antos apestando bajo la mesa. Qué tontería, ¿verdad? doain y sus alrededores, los que proporcionaban a las Con todo, el de Arnaldo es un rictus inconfundible de escuadras del amanecer información en tiempo real repugnancia olfativa. Algo huele a podrido en el salón de los movimientos de Joxeba. Lo sabía, por supuesto, del Amara Plaza, nos dice el gesto del interlocutor neceel propio Joxeba, y lo sabía su madre, Pilar Ruiz Albisario en libertad bajo fianza. Hombre, ya Arzalluz dijo su. Lo sabía su mujer, Estíbaliz Garmendia, y lo saaquello de que, para sentarse con los socialistas, hay bían sus hermanos, Iñaki y Maite. Porque a Joxeba lo que taparse las narices, aunque en estos delicados tranhabían vendido. Siempre dispuesto a proteger a los ces se debe siempre sospechar del primero que pone perseguidos por ETA, el Gobierno vasco hizo algo mucara de asco. Pero también del que mira hacia otro lacho mejor que proporcionarle una nueva identidad y do. Nunca se sabe. conseguirle un trabajo en la raya de Portugal: en 1999 -Desde que usted anunció, don Manuel, que España había dejado de ser católica, las concentraciones para ver al Papa son cada vez más multitudinarias.