Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 MIÉRCOLES 5 7 2006 ABC Economía Italia blindará su sector energético y Francia alerta a Renault por su negociación con GM El Gobierno de Prodi estudia fusionar Eni y Enel para evitar opas hostiles como la de E. ON por Endesa b El ministro de Industria galo, François Loos, pidió ayer a Renault que estudie con enorme prudencia la posibilidad de dar entrada al fabricante norteamericano J. PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS ROMA. Días después de cerrarse el desembarco del grupo indio Mittal Steel en Arcelor, la alargada sombra del nacionalismo económico europeo se ha vuelto a reabrir con los calores estivales. Dos posibles operaciones de gran calado industrial, la alianza de Renault Nissan con General Motors (GM) y la posible fusión entre las italianas Eni y Enel para protegerse de una hipotética opa, han reactivado los resortes estatales, proclives a la aventura externa pero reacios a dar entrada a competidores foráneos. El ministro de Industria de Francia, François Loos, pidió ayer a Renault que estudie con enorme prudencia la posibilidad de dar entrada a General Motors en la alianza que la firma del rombo mantiene con el fabricante japonés Nissan. Loos indicó, en declaraciones a la cadena televisiva i- Télé que el mercado del automóvil es inmenso y complicado al tiempo que recordó que General Motors debe afrontar actualmente el elevado coste del plan de bajas que ejecuta en Estados Unidos, al que se han acogido por el momento 25. 000 trabajadores. El presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, de espaldas, con el jefe de Gobierno italiano, Romano Prodi consideró ayer indispensable advertir a la dirección general de Renault de los riesgos de esa posible alianza estratégica. Loos avanza argumentos técnicos, detrás de los cuales no es fácil discernir las sombras del patriotismo industrial Sin embargo, no es evidente que el Estado francés esté en situación de oponerse de manera frontal a una mega operación que está pilotando personalmente Carlos Ghosn, que es un patrón de choque: el hombre que salvó e imoulsó Nissan, antiguo hombre fuerte de Michelin en los EE. UU. al frente del nuevo consorcio Renault Nissan, que los especialistas consideran llamado a ser uno de los actores principales de una metamorfosis mundial de la industria internacional del automóvil. En términos estrictamente industriales y financieros, el Estado francés puede resistir y oponerse de manera indirecta a los proyectos mundialistas de Renault. Pero quizá no pueda oponerse indefinidamente. AFP La lógica empresarial, industrial, incluso cultural juega a favor de una independencia definitiva de la gran empresa automovilística que, por otra parte, está en situación de fuerza relativa ante el gigante norteamericano. Resistencia cultural Culturalmente, la resistencia arcaizante de los partidarios del patriotismo industrial es muy visible en las esferas gubernamentales; pero es muy minoritaria entre empresarios grandes y pequeños, intelectualmente hostiles a las burocracias políticas e ideológicas. A la espera de las primeras sesiones de diálogo, contacto, que pudieran desbrozar el terreno de la posible alianza, la dirección general de Renault Nissan subraya su independencia de criterio. El Estado, accionista privilegiado, será escuchado, sin duda. Pero la lógica empresarial prevalecerá por encima de todo. Patriotismo industrial La posible alianza estratégica con GM deja al descubierto los límites estrictos del patriotismo industrial del Estado francés, cuyos déficits han sido parcialmente financiados desde hace una larga década con la venta al precio fuerte de su participación financiera en el capital de una antigua empresa nacional En 1996, el Estado controlaba el 46 de Renault, antiguo símbolo industrial de Francia. El 31 de diciembre del 2005, la participación estatal se había reducido al 15,33 apenas un 0,33 superior a la participación de Nissan; y muy por debajo del 52,72 que pertenece al público y, en particular, a los grupos de inversión internacionales. Año tras año, desde hace una larga década, el Estado ha ido vendiendo sus partes en el capital de Renault. Y esa privatización significativa de Renault ha servido para pagar las deudas del Estado. Sin embargo, los reflejos patrióticos siguen siendo muy altos. François Loos, ministro de industria, Los principales accionistas de BAE Systems quieren iniciar acciones legales contra EADS AGENCIAS LONDRES. Los principales inversores de BAE Systems quieren que el grupo británico tome acciones legales contra EADS, la compañía matriz de Airbus. Justifican su demanda en que los retrasos de producción de A 380 han recortado drásticamente el valor del 20 de las acciones que BAE posee en Airbus, según publicaba ayer el diario The Times Los accionistas están al parecer furiosos, según el periódico, de que BAE no fuese informado de los retrasos en la construcción del A 380, proyecto bandera de Airbus, hasta un día antes de que EADS hiciese un anuncio público en ese sentido. El grupo aeronáutico ha perdido EADS ha perdido más de un cuarto de su valor bursátil en las últimas semanas. Según la firma especializada Rotschild, BAE Systems podría aguardar un plazo mínimo de diez meses para tratar de vender su participación del 20 en Airbus a un precio superior a los 2.500 millones. Miedo a que E. ON vire a Italia Italia, el Estado vecino, tampoco se escapa del nacionalismo económico y sopesa seriamente dificultar el posible acceso de empresas extranjeras a sus fuentes energéticas. Según publicaba ayer el diario italiano Il Sole 24 Ore el Gobierno de Romano Prodi está estudiando una posible fusión entre Eni y Enel para proteger a ambas compañías del posible lanzamiento de una opa por parte de com-