Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Cultura MIÉRCOLES 5 7 2006 ABC CLÁSICA Auditorio de El Escorial Fragmentos de La forza del destino y Don Carlo y Quattro pezzi sacri de Giuseppe Verdi. Intérpretes: Orquesta y Coro del Maggio Musicale Fiorentino. Director: Riccardo Muti. Solistas: B. Frittoli, S. Ganassi y F. Furlanetto. Lugar: Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid. Fecha: 3- VII- 06 Las rutas de La Barraca rememora al grupo teatral liderado por García Lorca Cuatro compañías teatrales universitarias recorrerán este mes España b LA MINUCIOSA Y PROFUNDA BATUTA DE MUTI ANTONIO IGLESIAS Cuatro rutas ofrecerán el mismo repertorio- -Siglo de Oro- -que hace 70 años representó La Barraca, con montajes que harán algunos guiños a la estética de entonces C on su habitual y rigurosa puntualidad, llegaban Sus Majestades los Reyes, recibidos calurosamente por el público y, con la interpretación de nuestro himno nacional por la orquesta italiana, bajo la batuta prestigiosa de Riccardo Muti. Así se abrían oficialmente las puertas del Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial, importante coliseo mirando hacia la ópera en particular, que debemos a la inquietud de Alberto Ruiz Gallardón y la firme voluntad de Esperanza Aguirre, su sucesora al frente de la Comunidad de Madrid. Tras un minuto de silencio por la tragedia ocurrida en Valencia, dio comienzo un programa Verdi en esta función inaugural del auditorio escurialense, quedando pendiente una idoneidad harto discutible, y lo español quedó limitado al asunto que tratan dos de las óperas de Giuseppe Verdi: La forza del destino y Don Carlo de las que se programaron tres y cuatro fragmentos que, con dos de las Quattro pezzi sacri -monumentales ejemplos del más maduro genio verdiano, que respiran hacia los queridos perfiles operísticos, por encima de su básica condición religiosa- -completaban el programa Verdi en la importante inauguración teatral. Si reconocida la calidad de los profesores que se integran en una agrupación sinfónica como la del Maggio Musicale Fiorentino, afirmo que su coro hermano posee las mejores virtudes de obediencia a cuanto les exige la batuta- -preparado con notoria eficacia por Piero Monti- -y su potencia es tal como para rozar una cierta dureza. Encabezó el éxito la mundialmente famosa batuta de Riccardo Muti- -minuciosa y profunda- -y del mismo participaron en gran medida la soprano Barbara Frittoli, la mezzo Sonia Ganassi y el bajo Ferruccio Ferlanetto, siempre excelentes, secundados por otros con evidente clase. Queda para otra ocasión la referencia al nuevo edificio que El Escorial ofrece a la música, cuya concha escénica es tan eficaz como para abrumar su potencial sonoro. Hay localidades que, por cercanos los paneles de madera, no dejan de proyectar una mínima pero enojosa reverberación. S. GAVIÑA MADRID. En 1932, y después de pasar una temporada en Nueva York y una corta estancia en Cuba, Federico García Lorca regresa a España con un interés renovado por el teatro. A su vuelta, se encuentra grandes cambios en el país. La creación del Ministerio de Cultura e Información Pública le permite llevar a cabo una ambiciosa iniciativa: crear una compañía de teatro universitario ambulante, que llevaría por nombre La Barraca. El poeta dirigiría el grupo, junto a Eduardo Ugarte, a lo largo de un lustro, entre 1932 y 1936. Aquel grupo de jóvenes se encargaría de llevar el mejor teatro del Siglo de Oro- -Cervantes, Calderón de la Barca, Lope de Vega y Tirso de Molina- -a pequeñas poblaciones donde raramente se les ofrecía este tipo de oportunidades. A lo largo de cinco años representaron 13 títulos en un total de 74 localidades, producciones en las que también colaboraron importantes artistas como Ramón Gaya o Benjamín Palencia, quien realizó el logotipo (recuperado para este proyecto) Setenta años después de su desaparición, y gracias a un proyecto promovido por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, su recuerdo vuelve a cobrar vida a través de Las rutas de La Barraca 2006 Una inicitiva cuyo objetivo es recorrer los lugares por donde pasó aquel grupo universitario, lide- García Lorca, rodeado por algunos de los integrantes de La Barraca ABC De Galicia a Murcia Ruta 1. El burlador de Sevilla de Tirso de Molina, por la Universidad de Valencia. Dónde: CC. AA. de Castilla- La Mancha, Aragón, Cantabria, Galicia y Principado de Asturias. 6- 24 julio. Ruta 2. Entremeses de Cervantes. Universidad Carlos III de Madrid. CC. AA. de Castilla y León, y Madrid. 6- 28 julio. Ruta 3. Fuenteovejuna de Lope de Vega. Universidad de Murcia. CC. AA. de Castilla- La Mancha, Castilla y León, La Rioja, Aragón y Navarra. 6- 23 julio. Ruta 4. El caballero de Olmedo de Lope de Vega. Universidad de Santiago. CC. AA. de Castilla- La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia. 6- 18 julio. rado por el poeta granadino. Para ello, se ha partido del mismo repertorio y del mismo itinerario, recreado gracias al libro La Barraca. Teatro Universitario (Residencia de Estudiantes, 1998) de Luis Sáenz de la Calzada. Si bien el trayecto de retorno hacia el pasado de este emblemático grupo comienza esta noche en la Residencia de Estudiantes, donde se proyectarán fragmentos de las obras que se van a representar, además de un documental sobre La Barraca, realizado por Gonzalo Menéndez Pidal en 1932, las actuaciones arrancarán mañana en el Festival de Teatro Clásico de Almagro, desde donde partirán hacia sus respectivas rutas, en total cuatro, que concluirán el día 28. Ovación para Simon Rattle en la inauguración de Aix- en- Provence con El Oro del Rhin JUAN ANTONIO LLORENTE ENVIADO ESPECIAL AIX- EN- PROVENCE. El Oro del Rhin prólogo de la ambiciosa Tetralogía de Richard Wagner, ha abierto la nueva edición del Festival de Aix- enProvence, convirtiéndose en la primera ópera del compositor alemán que llega a estos pagos. Tras ésta, y a razón de un título al año, Aix- en- Provence irá programando el resto del Anillo. Será el cordón umbilical que, de aquí a 2009, mantenga unido al Festival con su director saliente Stéphanne Lissner, que consiguió dar forma definitiva a este colosal proyecto, en el que está comprometida la Orquesta Filarmónica de Berlín y su titular, Simon Rattle. La primera piedra de la propuesta anuncia que todo marchará por el mejor de los caminos. Ante todo por el terreno musical, gracias a la imaginación de Rattle, enfrentado al primer Anillo de su vida con una Orquesta acostumbrada a ofrecerla en versión concierto; nunca desde el foso hasta ahora. Los resultados de El oro del Rhin no han podido ser mejores en este terreno, tanto en el aspecto mera- La producción, de Stéphane Braunschweig, se ha caracterizado por la austeridad de elementos mente sinfónico como en el capítulo vocal. Del reparto protagonista, el mayor elogio sería el buen equilibrio logrado entre las voces, empezando por la del barítono- bajo norteamericano Dale Duesing, un Alberich traducido plásticamente en la escena en un caudillo tirano. Junto a él, su paisano y colega de tesitura Sir Willard White, como Wotan, y la contralto Anna Larsson como la visionaria Erda. Otra tanda grande de aplausos estuvo destinada a Mireille Delunsch, una soprano unida a la historia del festival. De la producción se responsabiliza Stéphane Braunschweig, que ha movido acertadamente a los personajes en un escenario (un único espacio de paredes grises) caracterizado por la austeridad de elementos; su labor no fue bien acogida por una pequeña parte de los espectadores. El trabajo que entusiasmó sin reticencia alguna fue el de la batuta Simon Rattle, aclamado por el público junto a todos sus músicos, a los que hizo subir a escena junto a él.