Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MIÉRCOLES 5 7 2006 ABC Sociedad Puntos negros del litoral español ASTURIAS 40.300 8,90 %17 20 1 TOTALES 1.479.700 303 102 116 42.337 GALICIA 283.600 15,83 %17 6 15 3.500 CANARIAS 43.000 sin datos 23 5 9 2.660 ANDALUCÍA 345.600 24,64 %156 21 23 8.571 MURCIA 329.150 13,60 %32 10 5 4.790 COM. VALENCIANA 364.500 33,83 %48 30 12 6.975 Viviendas previstas CANTABRIA 3.350 17,60 %2 9 5 3.252 PAÍS VASCO 45.800 17,65 %3 13 km de costa construidos Campos de golf Casos de corrupción Puertos deportivos n de atraques CATALUÑA 20.000 39 %5 0 9 5.029 BALEARES 4.400 5,30 %3 1 24 7.560 Infografía ABC Fuente: Greenpeace Casi un millón y medio de viviendas nuevas se han aprobado en el litoral en el último año Greenpeace denuncia que las leyes urbanísticas de las comunidades están al dictado de promotores b Andalucía, Valencia, Murcia y Galicia son las que menos cuidan su litoral a tenor de las nuevas residencias, campos de golf y puertos deportivos proyectados ARACELI ACOSTA MADRID. La operación Malaya de Marbella es sólo la cara visible de una situación que se repite a lo largo y ancho de nuestro territorio y en ayuntamientos de todo signo político. Por eso, la organización ecologista Greenpeace ha incluido este año en su informe Destrucción a toda costa los casos de corrupción urbanística que se están dando en zonas del litoral español. María José Caballero, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, es muy clara al respecto: Las legislaciones urbanísticas de las comunidades autónomas se están escribiendo al dictado de los promotores, mientras los ayuntamientos son rehenes de las constructoras En el informe de este año, cerrado a 31 de mayo, la organización recoge 102 casos de corrupción urbanística que están siendo investigados o sentencias contrarias a la urbanización. La Comunidad Valenciana tiene 30 causas abiertas. La siguiente en número de casos conocidos es Andalucía, con 21 litigios y más de 70.000 viviendas ilegales repartidas por su litoral. Al caso de Marbella se suman los de otras localidades como El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda o Almuñécar. A continuación se sitúan Asturias, con 17 causas, y Murcia, con una decena de faraónicos proyectos investigados, según los datos de Greenpeace. La amenaza del cemento Pero mientras la justicia sigue su curso, la urbanización también continúa imparable. Desde la publicación del informe del año pasado, se han aprobado 1.479.000 nuevas viviendas en las regiones costeras, lo que significa duplicar el número de viviendas que estaban previstas. Sólo los proyectos en la Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia y Galicia ya suman más de un millón de residencias, lo que da cuenta de la saturación de algunos territorios. El caso de Galicia es llamativo. Así, aunque algunas fuentes hablan de hasta 600.0000 viviendas, Greenpeace sólo ha podido constatar la mitad, pero aún así esto supondrá un cambio en la fisonomía de la costa gallega. Esto, sumado a los 17 campos de golf y 24 puertos deportivos previstos para los próxi- mos años, supone que 1.200 de sus 1.720 kilómetros de costa están amenazados por el cemento. Pero no sólo es importante la transformación directa del suelo, sino que el número de viviendas previstas en el litoral se cobra además un elevado rédito en la pérdida de acuíferos, desaparición de espacios naturales, degradación de los recursos naturales y deterioro de la calidad de vida de los ciudadanos. Las obras de abastecimiento alteran los cursos de los cada vez más frágiles cauces, afectan a la recarga de acuíferos costeros y, de forma irreversible, a la dinámica litoral. Por otro lado, la producción de residuos, las infraestructuras de transporte y energía y la contaminación de las aguas litorales, nunca previstas antes de los desarrollos urbanísticos, deterioran el medio donde se desarrollan las construcciones. Las comunidades que encabezan la lista de las más afectadas por esa fie- bre constructora de viviendas, coinciden con las que menos cuidan su litoral teniendo en cuenta otras variables estudiadas. Así, la Comunidad Valenciana y Andalucía reciben la peor nota no sólo por la construcción de nuevas residencias, sino también por los campos de golf y puertos deportivos previstos. La primera tiene en proyecto 48 campos de golf y 12 puertos deportivos con casi 7.000 amarres, mientras que la segunda planea 156 campos de golf y 23 puertos para 8.500 atraques. Puntos negros Detrás se sitúa Murcia que, a pesar de presentar menos proyectos, añade una característica muy preocupante, la agresión a espacios naturales protegidos con todo tipo de construcciones afirma Caballero. Después se encuentra Galicia, que este año sube muchos puestos y le siguen Cantabria, Baleares y Canarias que albergan una cifra menor de agresiones, aunque muchas de ellas supondrán un grave deterioro de su litoral. Asturias, con menos puntos negros destaca por la gran cantidad de proyectos urbanísticos en los tribunales. Por último, Cataluña y País Vasco acumulan menos amenazas y ambas destacan por las medidas positivas para su litoral reflejadas en En Galicia, 1.200 de sus 1.720 kilómetros de costa están amenazados por puertos, viviendas y campos de golf