Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Madrid MIÉRCOLES 5 7 2006 ABC Cincuenta estudiantes chinos pasarán un mes en Madrid, invitados por la Comunidad, para estrechar los lazos de amistad La vida de un chino en la capital TEXTO: MERCEDES SÁNCHEZ MADRID. Hüan yíng Bienvenidos. Son chinos, estudian español en la Universidad de Pekín y durante todo el mes de julio vivirán en Madrid, invitados por la Comunidad, para conocer nuestras costumbres. Apenas llevan unas horas en la ciudad y ya están sorprendidos con la comida española y la amabilidad de su gente. Aquí todo el mundo es muy abierto y el jamón está buenísimo. ¡Ah! y las chicas son más guapas comenta Wangshuo en perfecto español. Tiene 23 años, una eterna sonrisa y muchas ganas de aprovechar esta oportunidad para aprender y disfrutar del viaje. A su lado Mira: De España conocía el Real Madrid, el Barça y, por supuesto, el flamenco El mundo es global, ahí está el fútbol para demostrar que ya no hay fronteras entre Oriente y Occidente. Recitan de memoria los nombres de los jugadores y saben todos los detalles de sus vidas. Es más, algunos visten la camiseta nacional. ¡Y el 10 de Ronaldinho! También se asombran de la arquitectura de Madrid. Los edificios históricos son impresionantes. Y trasladarse de un lugar a otro es muy rápido porque el metro es una telaraña, te lleva a todos sitios El turista chino tiene un concepto del tiempo muy particular. Queremos aprovechar cada momento al máximo, no se puede desperdiciar ni un segundo afirma Shenyan. La agenda de estos chicos está repleta de actividades. Por la mañana, de 9 a 12, clases de español en las aulas de las universidades Francisco de Vitoria y Autónoma de Madrid; por las tardes, visitas a los museos de la capital: Prado, Thyssen, Reina Sofía... y excursiones a a Alcalá de Henares, San Lorenzo de El Escorial o Aranjuez. Quieren empaparse de la historia y las tradiciones de Madrid. Los pocos días libres que tienen los dedicarán a viajar. Iremos a Sevilla, Granada y Córdoba. El sur tiene unos paisajes muy exóticos. Perfectos para hacer fotos dice Xianian. Es un tópico, pero no falla. Del cuello de un turista chino siempre hay colgada una cámara. Tres alumnos chinos fotografían un cuadro en el Thyssen que recientemente han estrenado vuelos directos a China. El gigante asiático está despertando. Y Madrid no quiere quedarse dormida. Esta iniciativa, que trae a cincuenta estudiantes chinos a Madrid, es posible gracias al convenio suscrito entre la Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Turístico, y la Universidad de Pekín. El objetivo de este programa es consolidar las relaciones de amistad con China. El fin último es fomentar el flujo de turistas de China hacia Madrid y que estos alumnos se conviertan en el futuro en propagadores de la cultura española en su país afirmó Alfredo Prada, vicepresidente segundo del Gobierno regional, durante la recepción de bienvenida. En el acto, celebrado ayer en el museo Thyssen, también estuvieron presentes el embajador chino en España, Qui Xio- CHEMA BARROSO España está de moda España está de moda en China. Hay una gran demanda de profesores de español, porque cada vez son más los chinos que quieren aprenderlo. Es una salida profesional en auge comenta Edith. Y ya se han dado cuenta de esta circunstancia dos aerolíneas españolas, Aquí todo el mundo es muy abierto y el jamón está buenísimo. Ah, y las chicas son muy guapas qui, y la presidenta del Consorcio Turístico de Madrid, Isabel Mariño. China es en la actualidad el país más poblado de la tierra y cuenta con un mercado potencial de 1.300 millones de personas. En el año 2005 viajaron al extranjero más de 30 millones de turistas- -cifra que la convierte en el primer país emisor de viajeros- de los que sólo 52.500 eligieron nuestro país como destino. Mejorar la oferta turística y cultural, así como los servicios especializados es una de las clave para lograr atraer a más visitantes chinos, muy difíciles de conquistar. Son supersticiosos, por eso es importante evitar ofrecer habitaciones que terminen en cuatro. Este número se relaciona con la muerte en la cultura china. Mejor el 6, el 8 o el 9, símbolos de la buena suerte. Pues eso, buena suerte y feliz estancia en Madrid.