Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 7 2006 Madrid 51 La familia de gorilas del zoo ha aumentado con el nacimiento de una hembra el pasado 27 de junio. Aún no tiene nombre. El parque ha pedido a los más pequeños que elijan entre una terna de tres, sonoros y africanos Mamá gorila ya tiene su bebé TEXTO: M. J. ÁLVAREZ MADRID. Tiene ocho días de vida. Pesó al nacer 1.500 gramos. Es una hembra. Sus padres se llaman Malabo y Gorka Vive en el Zoo Aquarium en el mismo hábitat que su familia. Se trata de una cría de gorila, la primera que nace en cautividad en este parque madrileño desde hace la friolera de catorce años, cuando lo hiciera su padre. Su madre llegó un poco más tarde a estas instalaciones, y desde un poco más lejos. Lo hizo en mayo de 2004 procedente del parque de Budapest (Hungría) La intención que perseguían los responsables de las instalaciones no era otra que crear grupos familiares de homínidos sin lazos de consanguinidad, dada su escasez, y que tuvieran descendencia. Con ello, se matan dos pájaros de un tiro, ya que, además de aumentar el número de ejemplares del recinto, se lograría la supervivencia de la especie, aunque fuese en cautividad. Tras un periodo de adaptación y acoplamiento Malabo y Gorka se convirtieron en pareja estable según explican fuentes de la instalaciones. En realidad, no había mucho dónde elegir. Además de Niki y Nadia en el mismo lugar está la tía de la cría, que partirá en breve con destino a otro lu- gar, para hacer lo que acaban de lograr sus congéneres: procrear. Volviendo a nuestra historia, pasó lo que tenía que pasar. La buena nueva, que llenó a todo el personal del Zoo de alegría, se produjo en octubre. La gestación, que se ha hecho larga para la mayoría, por la novedad y la expectación, duró nueve meses, igual que en los seres humanos- -lo habitual oscila entre los 8 y 9- A pesar de su actual fragilidad, la cría, que ha engordado 300 gramos, cuando llegue a la edad adulta alcanzará un peso de entre 85- 95 kilogramos, mientras los machos, más corpulentos, rondan los 120 kilogramos. Estos simios en su medio natural pueden vivir hasta los 45 años, una edad que superan cuando están privados de libertad. La cría y la gorila provocan las delicias de los visitantes del parque ABC Tiene ocho días y pesó al nacer 1.500 gramos. Cuando sea adulta llegará a alcanzar los 95 kilogramos Estos simios en su hábitat natural pueden vivir hasta los 45 años, una edad que superan privados de libertad tumbre extendida en toda Europa para identificar a los vástagos de sus padres y de las líneas familiares. Los tres apelativos son muy sonoros y con reminiscencias del continente de procedencia de estos homínidos. Su significado no es otro que una etnia, de un volcán y de un parque natural de Tanzania, respec- Gosha Gelai y Gombe La hembra aún no tiene nombre. Los encargados del Zoo, al igual que han hecho en anteriores ocasiones, van a dejar que sean los niños quienes se encarguen de esta tarea. Eso sí, no valdrá cualquiera. Será entre la terna que proponen los responsables del parque y, con la inicial del de la madre, una cos- tivamente. Los más pequeños tienen de plazo hasta el 31 agosto para mostrar sus preferencias. Esta especie, en peligro de extinción, pertenece al subgrupo de los primates de la llanura, uno de los más numerosos que habita en el continente africano. La amenaza de la caza furtiva y el comercio ilegal ha hecho estragos entre estos simios. La adaptación de la cría a su madre ha sido perfecta. Los primeros días se las mantuvo aisladas, y se les acotó la instalación, para ver cómo reaccionaban. No ha habido ningún problema. Desde el primer momento las tiernas escenas entre la hembra y su cachorro ha provocado las delicias de los visitantes. No obstante, esta familia tardará algún tiempo en tener más descendencia: se reproducen cada tres o cuatro años, el tiempo que tarda la criatura en despegarse de su madre y ser independiente.