Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 MIÉRCOLES 5 7 2006 ABC Nacional El PSOE lleva al Parlamento Europeo su plan de exaltación de la II República Mayor Oreja defiende la reconciliación de los españoles sellada en la Transición b Un grupo de socialistas preten- día que el pleno votase la condena del franquismo, pero, a falta de acuerdo, Borrell leyó una declaración institucional ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La historia de España ha hecho su entrada en el Parlamento Europeo. Más bien, lo que ha empezado es el debate sobre la historia. Los socialistas españoles han traído a Estrasburgo la marea de revisión de la memoria y ayer fue leída en el pleno una declaración conmemorativa de los setenta años del levantamiento militar del general Franco contra el Gobierno de la República. En la Eurocámara no había habido antes debates de este tipo, pero, ahora que ya se ha producido el primero, seguro que en la historia europea no faltarán otros episodios pasados para debatir. A iniciativa de tres socialistas españoles- -Luis Yánez, Carlos Carnero y Miguel Ángel Martínez- -dos centenares de diputados firmaron la solicitud de celebrar un debate cuyo objetivo era la condena al régimen de Franco en el 70 aniversario del golpe de Estado franquista Ninguno de los grupos políticos estaba de acuerdo con este planteamiento y se aceptó dejarlo en una declaración del presidente de la Cámara, en este caso el socialista español José Borrell, y que cada grupo expresara después su toma de posición sobre el significado de la fecha sin voto. tendía ser un documento de consenso, que no fue objetado por ningún grupo, a pesar de que, siendo pretendidamente institucional, estaba claramente en la línea de rehabilitación nostálgica de la II República que promueve Zapatero. Aunque empezaba recordando la modélica transición a la democracia en España, decía que su éxito necesitó de olvidos selectivos o aplazamientos de la memoria que ahora emergen en un proceso de recuperación que llena las librerías y se plasma en leyes en referencia a la ley de la Memoria Histórica tramitada en las Cortes. El documento de Borrell subraya que el alzamiento militar significó la frustración de una esperanza. Porque esa República había llegado con el ánimo de propiciar la democracia y abordar reformas pendientes de gran calado Borrell reprochó a Estados Unidos que no hubiera intervenido militarmente contra Franco. En lo relativo a España, su esfuerzo (por liberarnos) brilló por su ausencia porque el régimen militar les fue útil Cuando hoy se habla en España de reparación moral de las víctimas, lo que queremos hacer es discutir la memoria activa de nuestro país, de nuestra sociedad, para asumir la carga plena de nuestro pasado. No encerrarnos en las mentiras que consuelan y afrontar las verdades que alumbran La declaración finalizaba con la expresión de la voluntad de no repetir los errores de ayer Borrell durante su intervención en el Parlamento europeo Mayor Oreja intervino en nombre de los populares europeos diciendo que su posición se basaba en el pleno respaldo a los valores de la reconciliación y de superación del pasado, que fueron los valores que sustentaron la transición y la Constitución de 1978 El ex ministro recordó que la fecha coincide con el 30 aniversario de la toma de posesión de Adolfo Suárez como presidente de Gobierno con una apelación al final de la división de las dos Españas de la que surge lo más profundo de nuestras convicciones actuales Mayor se refirió expresamente al disparate histórico que nos aleja de Europa al mencionar la política del Gobierno socialista de impulsar una segunda transición, como si la primera hubiese quedado vieja y obsoleta que en su opinión quiebra unilateralmente la esencia de nuestra Constitución de la concor. El socialista alemán Martin Shultz se refirió al espíritu de intolerancia de la dictadura franquista y consideró que en España ya ha ganado la libertad y ha perdido Franco El verde Daniel Cohn Bendit dijo que de la historia hay que aprender las lecciones y disponerse a ayudar a los oprimidos Por primera vez, la Eurocámara se puso a debatir sobre un episodio de la historia de un país miembro Katin y Budapest Otros diputados del Grupo Popular europeo han pedido que, después de esta efeméride, en otoño se haga lo mismo con el cincuenta aniversario del levantamiento contra el régimen comunista en Budapest. En la Cámara se oyeron también gritos para pedir que se condene la matanza de polacos en el bosque de Katin. Al final, el discurso extemporáneo del diputado polaco Maciej Giertych que defendía al régimen franquista como salvador de la España católica y denunciaba los intentos de cambiar la historia por parte del lobby anticristiano fue la única curiosidad de un debate que giró en torno a ideas ya conocidas y cuyo resultado era más que previsible. La declaración leída por Borrell pre- BANALIZACIÓN DE LA HISTORIA MANUEL LUCENA GIRALDO N o contentos con dejar encallar a Europa en el margen del siglo XXI y no resolver ninguno de los serios problemas que aquejan a sus ciudadanos- -constitución fallida, paro, estancamiento económico, emigración caótica- sus políticos andan metidos a historiadores y dedicados a declarar con pasmosa banalidad lo que les gusta de su pasado y lo que no. Pensándolo bien, tendrán por fin ocasión de tra- bajar de verdad, pues lo del franquismo constituye un prometedor comienzo: ahí tienen, sin escarbar mucho, nazismo, holocausto, estalinismo, fascismo, crímenes coloniales y sesenta millones de muertos en dos guerras civiles- mundiales. A ver quién le pone el cascabel, por ejemplo, al gato de los colaboracionistas franceses, ya que estos señores se reúnen en la dulce villa de Estrasburgo. O quién se atreve, ya que de un parlamento se trata, a averiguar la causa de la penuria de las democracias en la década de los treinta del pasado siglo, en trance de liquidación como estaban por las acciones insurreccionales de la derecha y de la izquierda. Quizás hasta piensen en un delirio de grandeza que desconocer el pacto de memoria que supuso la ejemplar transición española supone un avance, que lo que llaman memoria histórica (por estos días consistente en rememorar los muertos de los unos, en la equivocada suposición de que los otros se limitaran a contemplarlo desde la barrera) nos llevará a alguna parte. Quizás a alguno de ellos sí, pues por fin descubrirán, entre los asesinos de hace setenta años, a alguno de sus abuelos.