Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 7 2006 Deportes 99 MUNDIAL 2006 Brasil SEMIFINALES FIFA Abucheos al equipo a su regreso a casa EFE. Parreira tuvo que salir por una puerta trasera mientras que Cafú era increpado con gritos de ¡viejo, retírate ya! Al mismo tiempo, unos hinchas enfurecidos destrozaban una estatua de Ronaldinho en la cuidad brasileña de Chapecó. La estatua, de siete metros de alto, fue quemada. Roberto Carlos se despide de su selección EP. El lateral izquierdo de la selección brasileña, que había afirmado hace unas semanas su deseo de seguir jugando con su selección, ha cambiado de opinión tras la eliminación de Brasil del Mundial. He acabado con la selección. Ha sido mi último partido ha dicho el jugador. La Asociación de Fútbol de Grecia, suspendida EP. La suspensión fue acordada después de determinar que su situación no se encuentra en regla con los principios de los Estatutos de la FIFA en cuanto a la independencia de las asocaciones y la independencia del proceso de toma de decisiones de los órganos rectores de fútbol de cada país. Quebrantahuesos espera JOSÉ MANUEL CUÉLLAR El quebrantahuesos es inglés y se llama Rooney. El chivatica es portugués y se llama Cristiano Ronaldo. Eran amigos, pero ahora Rooney está rabioso. Ha dicho que a su amigo el guapo ya no le ajunta y que no le dejará subir a casa y jugar con sus indios. Ítem más, que en cuanto se lo eche a la cara le va a abrir la cabeza. El asunto es candente. El ariete inglés pisó sus partes enteras a Carvalho en el Inglaterra- Portugal. Dice Luis Aragonés que el fútbol es de listos, no de tontos, así que Cristiano Ronaldo, que es un listillo, se fue como una flecha para pedirle al árbitro la roja para Rooney que, para más inri, juega en el Manchester United con él. Roja para el delantero e Inglaterra derrotada. Crujen las Islas de indignación y al portugués le espera la afición con los fusiles bengalíes y Rooney, con el mazo de quebrar huesos. El delantero ha dicho a sus íntimos que le voy a partir en dos en cuanto me lo eche a la cara mientras que Gerrard metía leña al fuego: Si a mí me hiciera eso un compañero de mi equipo me sentaría fatal Rooney no es de los que amenaza en vano. En Inglaterra posee fama de tener pocas luces, más bien apenas un pequeño haz de luz, y en ese haz sólo le cabe el cabreo y la pataleta de niño pequeño. En las Islas han decidido protegerle y no lincharle como hicieron con Beckham por hacer lo mismo con Simeone. De ahí que nadie diga que todo habría sido evitable si a Rooney no le hubiese dado por patear al rival pues eso, efectivamente, es roja. ya no se juntan porque el segundo le pidió al árbitro que enseñará la tarjeta roja al primero. Al luso le espera el británico con el mazo de Stephen Smith, amigo de Michael Owen, empresa que se dedica al juego y las apuestas, la gran afición de Rooney. Hace poco ganó 150.000 euros en un juicio contra unos tabloides ingleses que le acusaron de haber pegado a su novia a la salida de un pub inglés. Y mientras, Cristiano Ronaldo nada y guarda la ropa. Dice que va a llamar a su amigo para decirle que no pidió la roja, sino que sólo pidió falta y que no tiene problemas con él. Pero por detrás ya está moviendo los hilos para irse del Manchester United y fichar por el Madrid, que le está preparando un trono de oro. Cristiano, elegido el tercer jugador más sexy del Mundial tras Beckham y Santa Cruz, pega en el glamuroso Madrid y él mismo ha mostrado su interés por salir de Inglaterra. Es lo mejor, allí le quieren tirar al mar. AFP espera pacientemente a que llegue. Se mueve bajo el patrón del 4- 3- 2- 1. Lippi monta dos líneas en el medio campo: Gattuso- Pirlo- Perrotta, para contener, y CamoranesiTotti más cerca de Toni, con vocación ofensiva. Al contrario que el rival, el técnico italiano ha movido mucho más el equipo por obligación- -sanciones (De Rossi y Materazzi) y lesiones (Zambrotta, Gattuso, Nesta) -y por devoción- -su mal juego en los primeros partidos- Wayne Rooney REUTERS Toni debe gran parte de lo que es a su actual técnico en la selección. Lippi le hizo debutar en la squadra azzurra cuando todavía jugaba en Segunda, en el Palermo, y gracias a su redonda temporada llegó a la cita de Alemania como titular. Dos partidos malos, sin estrenarse, le costaron el puesto. Es el sino del goleador. Si no marca, no juega. Tuvo otra oportunidad ante Ucrania y sus dos goles le servirán para mantenerse hoy en el once. Comparado con Gigi Riva por su facilidad rematadora será hoy el único delantero italiano ante la fornida defensa germana. Klose y Toni tienen su fuerte en el juego aéreo. El alemán, catorce centímetros más bajo, se gana la vida con su sentido de la anticipación- -busca, ataca el balón en el remate- -y en su gran salto. El italiano no necesita nada más que aprovechar su 1,94 para llevar la iniciativa en todos los balones por alto. Pero ambos han demostrado que también con los pies tienen recursos, porque su colección de dianas reúne toda clase de remates. Afición al juego y las apuestas Pero no, se van a por el chivatica que, además, hizo un guiño a su banquillo nada más ver cómo el árbitro enseñaba la roja a su compañero. Le pillaron las cámaras y ahora Rooney brama. No es buen cliente el inglés, con malas pulgas y que ya la ha liado en este Mundial. Ante Suecia, Eriksson le sustituyó y Rooney se fue al banquillo, empezó a pegar puñetazos, a escupir y a tirar las botas contra el suelo mientras gruñía desesperado. En sus ratos libres tampoco demuestra mucho raciocinio pues viene de saldar una deuda de un millón de euros con la compañía Goldchip, propiedad