Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional MARTES 4 7 2006 ABC Un militar de EE. UU. acusado de violación y asesinato en Irak b Junto con Steven Green, princi- pal sospechoso, otros cuatro compañeros de armas podrían ser castigados a la pena capital si se probasen los cargos AFP WASHINGTON. Un veterano del Ejército norteamericano ha sido formalmente acusado por un tribunal federal de Charlotte, Carolina del Norte, por la violación y muerte de una mujer iraquí, así como por el asesinato de tres miembros de la familia de la joven, en un incidente ocurrido el pasado 12 de marzo en la localidad de Mahmudiyah. Steven Green fue detenido hace unos días en Carolina del Norte, según informaron ayer fuentes judiciales. Los cargos contra Green son resultado de una investigación que implica a cinco soldados más en la muerte de cuatro personas y la violación de una de ellas. Si finalmente fueran hallados culpables, los soldados podrían ser condenados a la pena capital. Fotografías de los diputados palestinos de Hamás encarcelados fueron colocadas ayer sus escaños en el Parlamento REUTERS Los palestinos dan un ultimátum y ponen fin a la guerra de palabras con Israel Ehud Olmert rechaza el chantaje y su ofensiva militar alcanza Beit Hanún b Los secuestradores palestinos Delitos y venganzas Los detenidos forman parte de la misma unidad a la que pertenecían otros dos soldados que fueron secuestrados y asesinados en el sur de Bagdad el mes pasado. Según fuentes militares, uno de ellos fue, con seguridad, torturado y decapitado, el segundo, probablemente, dijeron las mismas fuentes, habrá corrido la misma suerte. Un miembro del Ejército, que pidió anonimato, indicó que la decapitación y tortura de los soldados, como venganza por la violación y los asesinatos, despertó sentimientos de culpabilidad en sus compañeros y uno de ellos confesó los cuatro crímenes el pasado 22 de junio. Las autoridades explicaron que los delitos parecen haber sido un crimen de oportunidad y subrayaron que los soldados no habían sido atacados por insurgentes, sino que se habían fijado en la mujer mientras patrullaban y después ejecutaron los crímenes. Mientras tanto, la violencia sectaria continúa cobrándose nuevas vidas en Irak, a pesar de los llamamientos a la reconciliación que el primer ministro Nuri al Maliki dirige a los insurgentes. Policías y habitantes hallaron ayer en Kerbala, Al Makadiya y cerca de la frontera con Siria los cadáveres de once personas asesinadas. La iniciativa del jefe de Gobierno para pacificar el país a través de la integración de los grupos armados en el proceso político pareció caer en el letargo. Un portavoz del Ministerio de Salud anunció que desde la invasión fueron asesinados 224 médicos, y más de mil huyeron al extranjero escapando de los extremistas. dieron un plazo de horas para liberar centenares de presos, mujeres y niños incluidos, a cambio de la vida del soldado israelí JUAN CIERCO. CORRESPONSAL BEIT HANÚN (GAZA) Doscientas veinte palabras, entremezcladas, contradictorias, repetidas, huecas, explosivas, en boca de unos y otros, para ilustrar una crisis. Doscientas veinte palabras. Una tras otra: ultimátum. Chantaje. Extorsión. Amenaza. Ofensiva. Secuestro. Rehén. Presos. Mujeres y niños incluidos. Hamás. Clandestinidad. Crisis humanitaria. Prisioneros. Daños colaterales. Víctimas inocentes. Justos por pecadores. Asesinatos selectivos. Objetivos. Civiles. Beit Hanún. Rafah. Yabalia. Beit Lahia. Jan Yunis. En definitiva, la Franja de Gaza. Sderot. Quince cohetes Qassam Mil doscientos proyectiles. Carros de combate. Blindados. Cazas F- 16 Helicópteros Apache Cohetes anticarro. Kalashnikov Sed de venganza. Ojo por ojo, diente por diente. Traumas psicológicos. Noches en blanco. Vuelos rasantes. Cimientos que tiemblan. Bombardeos. Puentes. Carreteras. Universidad islámica. Central eléctrica. Oficinas de Hamás, de Al Fatah, del FPLP, del Yihad Islámico. Generadores. Bombas de agua. Gasolina. Pasos fronterizos. Karni. Erez. Kerem Shalom. Rafah. Países que median. Egipto. Jordania. La UE. Que lían: Irán. Arabia Saudí. Siria. Que sufren y no existen. Palestina. Que dejan las cosas claras desde el presente para el futuro. Israel. Estados Unidos. Nombres propios. Guilad Shalit. Jaled Meshaal. Ehud Olmert. Mahmud Abbas. Amir Peretz. Ismail Haniyeh. Hosni Mubarak. Bashar al- Assad. El Tsahal Las Brigadas de Ezedín alQassam. El Yihad Islámico. Violencia. Terrorismo. Resistencia. Ocupación. Muro. Barrera. Valla. Muertos. Vivos. Y más muertos. Heridos. Y más muertos. Hospitales. Y más muertos. Cementerios. Mezquitas. Sinagogas. Tumbas. Alá. Jehová. Una crisis por capítulos Doscientas veinte palabras, una a una, contradictorias, repetidas, huecas, explosivas, en boca de unos y otros, para ilustrar una crisis que ayer tuvo su enésimo capítulo a la espera de otro que dará paso a una larga serie. Un capítulo con un prólogo, la ofensiva sobre Beit Hanún, lanzada por el Ejército israelí limitada a ocupar un puñado de casas y de tierras, limpiar minas, impedir el lanzamiento de cohetes Qassam y preparar lo que antes o después podría ser la gran ofensiva. Una operación en el norte de la Fran- Doscientas veinte palabras. Ultimátum, chantaje, extorsión, amenaza, ofensiva, secuestro... Si finalmente el joven militar es asesinado, la paz volverá a estar más lejos de lo que nunca había estado ja saldada con dos muertos a la espera de otros más, con una madre rota en mil pedazos por la muerte de su hijo que pretendía matar al hijo de otra madre que se habría quebrado en otros tantos trozos. Todo delante de las cámaras que disparan lo que a veces no ha podido hacer el gatillo. Un capítulo con nudo central en forma de amenazas y contraataques verbales. Como el ultimátum lanzado hasta las 6 de esta mañana por los captores del soldado, Guilad Shalit, para la liberación de mil prisioneros palestinos. Ultimátum rechazado de plano por Olmert, quien ordenó una intensificación de la ofensiva contra la Franja a la espera de resultados contantes y sonantes para los que trabajan, entre otros, mediadores egipcios. Sin demasiado éxito, aunque al menos, según el diario árabe Al Hayat, pudieron ver al soldado y comprobar que sigue vivo. Un capítulo con un epílogo con páginas todavía en blanco a la espera de acontecimientos. Lo que pase en el futuro dependerá de las palabras que emborronen, o no, esas páginas impolutas. Si el juntaletras de turno cierra un final feliz la luz en toda la región, no sólo en Israel, en Gaza, en Cisjordania, podría llevar hasta el final del túnel. Si el guión se tuerce a la vuelta de estas últimas esquinas, con la muerte de Guilad Shalit o heridas graves, los cimientos hasta ahora temblorosos temblarán mucho más, la ofensiva hasta ahora contenida será desbocada, y al futuro, el mismo que la paz nunca tiene en Oriente Próximo, le harán falta mucho más de doscientas veinte palabras, una a una, entremezcladas, contradictorias, repetidas, huecas, explosivas, en boca de unos y otros, para ilustrar la enésima crisis.