Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 7 2006 Deportes 101 MUNDIAL 2006 SEMIFINALES La euforia alemana tiembla ante una Italia que le da miedo Alemania duda. En semifinales se encontrará a la horma de su zapato. Otra selección tan curtida como ella y que tampoco necesita jugar bien para ganar. Todo lo contrario E. ORTEGO BERLÍN. Luego del subidón patrio por haber ganado a Argentina después de verse casi eliminados, los alemanes, -técnicos, jugadores, periodistas y aficionados, todos juntos como caminan por el Mundial- se han dado cuenta de que en semifinales se encuentran con Italia y que la historia y la tradición no está precisamente de su parte. Italia es como Alemania. Gana con lo mínimo. Se agarra a los resultados con un sentido de la supervivencia tan alto como puede ser el suyo y aprovecha cualquier resquicio para conseguir su objetivo. Alemania ahora tiene miedo. No lo dice porque su orgullo se lo impide. Pero se nota. De criticar duramente a los italianos por el escándalo que invade su fútbol acusándoles claramente de tramposos y por el mal juego desplegado por su selección en este campeonato, han pasado a considerar que precisamente la ansiedad motivada por su situación ha reforzado al equipo, que ha sabido manejar a la perfección su calvario para salir más endurecido. Se masca el respeto que se tiene a la squadra azzurra Al presente y al pasado. Gunter Netzer, el ex del Real Madrid de los setenta, comentarista estrella de la televisión germana, alaba las virtudes de los hombres de Lippi. Defensa impenetrable, casi imposible hacerle gol, y ataque que tiene facilidad para hacer gol con cualquiera de sus hombres De Buffon se escribe que es el mejor portero del mundo y de Toni, que es el Paolo Rossi del 2006. Y de la historia se recuerda que Alemania nunca ha sido capaz de ganar a Italia en los cuatro partidos que han disputado en distintos Campeonatos del Mundo, empates en el 62 y el 78 y derrotas en el 70 (4- 3 en semifinales) y en el 82 (3- 1 en la final de Bernabéu) AFP partido de cuartos que la FIFA sospechosamente no ha entrado a analizar y con estadísticas propias como la que indica que cada doce años, la azzurra se clasifica para la final. A saber: México 70, España 82, Estados Unidos 94... Y basándose en el presente, que esta selección de Lippi lleva 23 partidos sin perder, desde octubre de 2004; que sólo ha recibido un gol en los cinco partidos disputados y se lo marcó Zaccardo en propia puerta; que hasta ocho jugadores han visto puerta en los nueve goles marcados, o que ya han jugado todos los jugadores menos los dos porteros suplentes, y que todos han demostrado su enorme competitividad... Y, en definitiva, que el equipo va de menos a más y que suele sacar lo mejor de sí cuando el rival es más potente, para terminar recordando que hace tres meses le ganaron 1- 4 en campo alemán. Zidane, cada partido como si fuera el último E. O. BERLÍN. A uno o dos partidos máximo de su retirada, Zidane vuelve a convertirse en el hombre del Mundial, como ocho años atrás, en Francia 98. Sus dos últimas actuaciones le han devuelto el liderazgo perdido y su seleccionador, que hasta antes del partido contra España apenas le dirigía la palabra y le cambió en el minuto 90 contra Corea sabiendo que no podría jugar contra Togo- -Zidane tampoco pronunciaba su nombre en público- -le venera como el artífice del éxito. Zizou comenzó el Mundial desdibujado. Se movía con el mismo aspecto cansino demostrado durante toda la temporada en el Real Madrid. Su gran secreto ahora es que está afrontando cada encuentro como si fuera el último. Sin límites. Da todo lo que tiene y le sale todo lo que lleva dentro. De ahí su repertorio ante Brasil. Se sintió un brasileño más. Tiró caños, sombreros, bicicletas y un centro medido en la jugada del gol con un efecto diabólico. Sus camisetas se las llevaron Robinho y Ronaldo. Valen lo suyo. Los azzurri entran en el juego En Italia se alimentan las mismas teorías multiplicadas por cien... por mil. Todos los protagonistas vivos de aquella inolvidable semifinal de México 70- -Albertosi, Mazzola, Rivera, Riva... -han salido a la palestra para recordar la hazaña. Y otro tanto se puede decir de los campeones del 82. Los Rossi, Causio, Gentile, Tardelli... que se saben de memoria cómo se ventilaron a los Breitner, Rummenigge, Stielike, Schumacher y compañía, lo cuentan y se ensañan. Además, presionan los italianos con asuntos pendientes, como el puñetazo de Frings a Cruz en la refriega final del El seleccionador, Parreira, es quizás el hombre más denostado de Brasil AP