Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 7 2006 Deportes REAL MADRID ELECCIONES 2006 91 A pesar de lo anunciado por la Junta en un primer momento, la participación fue una de las más altas en la historia del club gado en su día, bien en la candidatura o en una estafeta, su voto por correo no decidieron respaldar su opción en el día de ayer de forma masiva. El calor y el periodo estival en el que se han celebrado estas elecciones han ahuyentado a más de uno, que ha preferido la playa o el campo al césped del Bernabéu. Y eso que el día empezó con mucha actividad. Nada más abrir las puertas del colegio electoral, un socio atravesaba a la carrera la rampa de acceso para dirigirse a su urna. Un taxi, mientras, le esperaba a la salida. Después de todo lo que ha sucedido estos días no podía hacer otra cosa que votar, lo que ocurre es que dentro de una hora y media sale mi avión hacia Barcelona y si no consigo votar ya, voy a perderlo Abiertas una hora más A medida que avanzaba la jornada, los datos de participación que se actualizaban cada hora hacían presagiar que los socios madridistas habían dado la espalda a estos comicios. En un principio, el club anunció que las urnas iban a permanecer abiertas una hora más para que todos aquellos aficionados que se encontraran haciendo cola a las ocho de la tarde (hora en la que estaba previsto cerrar la carpa) no se quedaran sin votar. Pero fue tan poca la afluencia de gente que a las ocho y cuarto las urnas ya se encontraban precintadas y listas para el recuento. Eso fue lo que todo el mundo pensaba. Pero sorprendentemente, de madrugaba y cuando todo el mundo había anunciado lo contrario, la Junta electoral se descolgaba con unas cifras que apuntaban que la participación había sido una de las más altas en la historia del club. Todo fue ficticio. La franja comprendida entre las 18.00 y las 19.00 horas fue la de mayor afluencia a las urnas, con 2.805 personas. Florentino Pérez en el momento en que se dirigía a votar El ex presidente fue increpado por los socios en el Bernabéu. En la sombra durante el proceso electoral, o sombra de Villar Mir, según muchos, abandonó la carpa electoral a la carrera. Si me presento, gano había dicho. Pero los socios le han visto culpable de la situación Florentino, fin de época a la fuga TEXTO: J. ÁVILA M. OLIVER FOTO: V. INCHAUSTI Calderón, felicitado por su mujer I. GIL MADRID. Desde el día de su dimisión, 27 de febrero, Florentino sólo había hecho una aparición pública. Fue en el Foro Ferrándiz, donde habló sobre el proceso electoral. Estoy convencido de que si me presento, gano Después su voz se escondió. Según su entorno tenía previsto aparecer en la última semana de campaña y mostrar su apoyo a Villar Mir. Tampoco se cumplió el guión. La polémica del voto por correo, con la Policía y una intervención judicial de por medio en el Santiago Bernabéu y Villar Mir como posible perjudicado, y la guerra cruenta entre los candidatos lo mantuvo entre bambalinas. Hasta ayer. El perfil de Florentino Pérez se hizo visible en la explanada del estadio sobre las 12.00, una de las franjas horarias con más afluencia de público. Quizás esperaba el ex presidente un baño de multitudes, pero pronto se dio cuenta de que el socio había olvidado sus logros en el club, pero no su legado final, y le señalaba como el máximo responsable de la situación del equipo y la institución. La primera protesta llegó en las colas de acceso a la carpa. Recibió los primeros improperios. ¡Fuera, fuera! gritaron los socios más beligerantes. El ex presidente cambió radi- calmente su gesto. Perdió la sonrisa beatífica y la seriedad le invadió. Acompañado por sus escoltas, no hizo cola y se adentró en la zona habilitada para las urnas. El trayecto fue corto, pero pedregoso. Ahora eres un socio más. No te cueles, caradura vociferó otro socio. Cuando alcanzó el interior se sintió aliviado. Ni hubo aplausos ni gritos. Sólo le salvó de la indiferencia el saludo de algunos amigos y los medios de comunicación, que vigilaban estrechamente cada uno de sus movimientos. Se dirigió hasta la mesa 3, donde depositó su voto. Florentino Pérez Rodríguez, socio 3.998, votó dijo el presidente de la mesa. Y el ex dirigente se dirigió hacia la salida acompañado por Villar Mir. En la rampa, un pelotón de cámaras y micrófonos esperaba recoger Fíjate dónde nos has dejado. ¡Cobarde, da la cara! Ahí sí te sientes fuerte, rodeado de tus gorilas le gritaron a la salida de la carpa electoral sus impresiones. Imposible. Los socios continuaron lanzándole dardos: Sinvergüenza. ¡Nos has hundido en la miseria! Florentino, ayudado por su guardia pretoriana, arrolló a los periodistas, saltó la valla de seguridad y se marchó de la zona a la carrera en dirección a la calle Rafael Salgado para esperar su vehículo. Como no llegaba y varios aficionados continuaban increpándole, Pérez se refugió en la puerta número 19 del estadio. La maniobra no fue bien vista por los socios, que seguían increpándole. Ya no eres presidente, ahora eres como yo. ¿Qué haces entrando en el estadio? Protegido por miembros de seguridad del Bernabéu, allí se pertrechó por espacio de unos minutos hasta que llegó su esposa, Pitina, y su conductor pudo rodear el campo para recogerle. La escena pareció una huida. Los socios no se marcharon. Lo esperaron con el cuchillo entre los dientes. Fíjate dónde nos has dejado. ¡Cobarde, da la cara! Ahí sí te sientes fuerte, rodeado de tus gorilas Cuando se sintió seguro, volvió a la calle y sin cruzar la mirada con los increpadores subió al vehículo, que arrancó para perderse por las calles adyacentes al estadio.