Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 LUNES 3 7 2006 ABC Sociedad Benedicto XVI saluda a los fieles tras el Ángelus desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico EPA El Papa pide políticas que salvaguarden el papel fundamental de la familia Benedicto XVI invita a rezar por los frutos espirituales del V Encuentro Mundial de las Familias b Las políticas gubernamenta- les que pide el Papa van desde ayudas económicas por hijo a las normativas que faciliten el trabajo a tiempo parcial JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. En su última bendición dominical antes del viaje a Valencia, Benedicto XVI pidió ayer políticas gubernamentales justas que salvaguarden el papel fundamental de la familia en la sociedad Hablando en español después del rezo del Ángelus, el Papa invitó vivamente a los fieles a rezar por los frutos espirituales del V Encuentro Mundial de las Familias que comenzó el sábado y concluirá el próximo fin de semana en Valencia, y presentó el hogar de Nazaret como modelo de familia evangelizadora y transmisora de la fe en el mundo de hoy En esta recta final hacia la gran cita en Valencia, Benedicto XVI se refiere con gran frecuencia a la familia, abordando en casi todas sus intervenciones públicas algún aspecto que requiere atención. El de ayer fue la necesidad de políticas estatales justas, no sólo para reconocer el alto valor de la familia- -en lugar de devaluarla- -sino sobre todo para que se establezca un marco favorable en la práctica. Las políticas gubernamentales que pide el Papa van desde los descuentos fiscales a las ayudas económicas crecientes por cada hijo- -pues a partir del segundo o del tercero muchas madres se ven obligadas a abandonar su profesión- las normativas que faciliten el trabajo a tiempo parcial, la instalación de guarderías en las grandes empresas y todo el conjunto de medidas prácticas que faciliten uno de los empeños más serios y más costosos que se asumen en la vida: la maternidad y la paternidad. En esa línea, salvaguardar el papel de la familia en la sociedad significa también reconocer la voz de los padres en la enseñanza pública y de las asociaciones de padres en asuntos como la violencia televisiva o la exposición a la pornografía. Anteriores Encuentros Benedicto XVI rememoró ayer los cuatro Encuentros Mundiales anteriores, a partir del primero, celebrado en Roma en 1994, con motivo del Año Internacional de la Familia promovido por Naciones Unidas En aquel año, numerosos estados se comprometieron a mejorar sus políticas familiares, pero la puesta en práctica de las recomenda- ciones de Naciones Unidas ha sido muy desigual. El Papa recordó también dos grandes documentos de Juan Pablo II: la Carta a las Familias escrita en aquel año 1994 al hilo de las reflexiones de Naciones Unidas y del Encuentro Mundial en Roma, y la exhortación apostólica Familiaris Consortio de 1981, en cuyo trabajo preparatorio participó activamente el entonces cardenal Joseph Ratzinger como relator general del Sínodo de la Familia. En su intervención de ayer, el Santo Padre recordó que el tema del Encuentro Mundial en Valencia es la transmisión de la fe en las familias una tarea que se ha vuelto cada vez más importante. El Papa comentó que en las sociedades secularizadas, la prioridad más urgente es renovar la fe de los adultos para que estén en condiciones de comunicarla a las nuevas generaciones en lugar de delegar esa tarea a los La prioridad es renovar la fe de los adultos para comunicarla a las nuevas generaciones profesores de religión o, peor todavía, resignarse a la impotencia a la hora de transmitir el contenido del cristianismo a los hijos. El Papa invitó a hacer de la necesidad virtud, pues el camino de iniciación cristiana de los niños puede ser una buena ocasión para que los padres vuelvan a acercarse a la Iglesia y a profundizar cada vez más en la belleza y la verdad del Evangelio Benedicto XVI insistió varias veces en la importancia de acudir a la Virgen María pidiéndole por un buen resultado del gran Encuentro de Valencia y por todas las familias del mundo, para que sean auténticas comunidades de vida y amor, en las cuales la llama de la fe se transmite de generación en generación El pasado 13 de mayo, en su audiencia al Consejo Pontificio para la Familia, el Papa recordó que la familia fundada sobre el matrimonio constituye un patrimonio de la humanidad, una institución social fundamental sometida hoy a muchos riesgos por lo que su defensa requiere con frecuencia ir a contracorriente respecto a los valores de la cultura dominante que es egoísta y materialista en muchos países ricos mientras que minusvalora o desprecia a las mujeres en buena parte de los países en desarrollo.