Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MÁXIMA TENSIÓN EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS LUNES 3 7 2006 ABC El primer ministro palestino Ismail Haniyeh muestra su oficina destruida al presidente Mahmud Abbas en Gaza REUTERS Olmert ordena que nadie pueda dormir en Gaza ni de día ni de noche Hamás amenaza con atacar escuelas y otras infraestructuras en Israel últimos días: 1.200 proyectiles israelíes contra 10 cohetes Qassam de los últimos dos meses: 85 muertos palestinos contra 4 hebreos JUAN CIERCO. CORRESPONSAL GAZA. Ehud Olmert está decidido a que Gaza se llene de ojeras. Los vuelos rasantes de los F- 16 israelíes provocan, de noche y de día, unas explosiones sónicas descomunales que hacen temblar los cimientos de los edificios y las camas de sus habitantes y les impiden conciliar un sueño que nunca acaba por estos lares en los brazos de Morfeo. A que pase un poco de sed. No mucha. Ayer se abrió durante cinco horas el paso fronterizo de Karni para permitir la entrada de combustible, imprescindible para alimentar a los generadores que producen la energía suficiente para bombear los pozos; una vez fueron destrozados a misil limpio los seis transformadores de la central eléctrica de Gaza. Una central construida con capital sueco y estadounidense, asegurada por una compañía norteamericana que ahora tendrá que abonar en concepto reparador 48 millones de dólares. No sólo pierden en este caso los civiles palestinos. A que pase un poco de hambre. Ya lo dijo Dov Weisglass, el anterior consejero político de Ariel Sharón, quien apostó por aplicar una dieta a los palestinos para que adelgazaran. A que no puedan conducir sus coches. La gasolina que ha entrado en la b Números de los Franja no será suficiente para todos los conductores. A que no puedan ducharse todos los días; a que no puedan ver por las noches más que con linternas o velas; a que no puedan mantener fresca toda su comida; a que los hospitales no puedan trabajar, son enfermos no piezas de recambio, a pleno rendimiento. Yo soy el responsable de lo que sucede en Gaza. He ordenado al Ejército que nadie pueda dormir allí ni de noche ni de día para que padezcan las mismas incomodidades que padecen nuestros ciudadanos en el sur de Israel. Nadie muere por culpa de las incomodidades pero sí se muere por los Qassam dijo el primer ministro israelí tras dar luz verde a sus fuerzas militares y de seguridad para que utilicen todos los medios a su disposición, pero todos para liberar al soldado hebreo secuestrado hace una semana, Guilad Shalit, y para acabar con las infraestructuras terroristas del Gobierno de Hamás, tanto en medios materiales como personales. Medios que pasan, entre otras cosas, por el bombardeo de la oficina del primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, en plena madrugada; por el lanzamiento de más de 1.200 proyectiles sobre la Franja en sólo unos días, frente a la decena de Qassam caídos sobre Sderot; por la detención de los 8 ministros del Gobierno de Hamás (ya reemplazados) por unos números, facilitados por la organización israelí de derechos humanos, Betselem, que llaman de manera poderosa la atención: en los dos últimos meses, 85 muertos palestinos, más de 40 civiles inocentes; contra cuatro hebreos, entre ellos un colono y dos soldados. Crímenes de guerra Declaraciones y amenazas que salen también de bocas palestinas. De la de Mahmud Abbas: Los crímenes de guerra israelíes vienen uno detrás de otro De la de Abu Ubaida, portavoz de las Brigadas de Ezedín al- Qassam, brazo armado de Hamás, quien lanzó dardos envenenados y algo más en forma de posibles ataques terroristas contra escuelas, instituciones y plantas eléctricas dentro de Israel en respuesta a las operaciones del Tsahal en la Franja mediterránea. Infraestructuras (puentes, carreteras) instituciones políticas y de seguridad; universidades; instalaciones deportivas; campos de cultivo bombardeados en la Franja por tierra, mar y aire dentro de una lista de cerca de 45 objetivos que Israel pueda ampliar en cualquier momento. Ya sea de día. O de noche. Palabra de Olmert hacia una Gaza con ojeras. Del total de 85 muertos palestinos en los últimos dos meses, más de 40 eran civiles inocentes Una central construida con dinero sueco y estadounidense fue destruida. Precio: 48 millones de dólares