Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 LUNES 3 7 2006 ABC Internacional Apretado duelo entre López Obrador y Calderón, según los primeros sondeos El resultado de las elecciones mexicanas podría decidirse en los tribunales salida dan una pequeña ventaja a Felipe Calderón por debajo del margen de error y con un alto índice de no respuesta MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El tiempo necesario para instalar el tinglado electoral hizo que a las ocho de la mañana, hora prevista para el arranque de los comicios, ya hubiera colas ante muchas de las 130.000 mesas instaladas en todo el país. El interés por las segundas elecciones presidenciales auténticamente democráticas en México y la previsión de unos resultados muy estrechos hizo que la participación pueda superar el 60 por ciento del electorado, que forman más de 71 millones de votantes. Como particularidad propiamente mexicana, para la recepción del voto no se habilitan colegios electorales, sino casillas individuales o en parejas. Estos pequeños centros se disponen en cantinas, ferreterías, tiendas de ultramarinos, viviendas particulares o, incluso, en plena calle. La proximidad de las urnas a los electores invita, sin duda, a la participación masiva. El proceso de votación, según se comprobó en el norte y el noreste de la capital, era rápido y tranquilo, pese a que en el Distrito Federal había seis papeletas que depositar en las cajas transparentes. Los propios votantes, con la ayuda de interventores del Instituto Federal Electoral (IFE) organizaban sus turnos. Los funcionarios de casilla se manejaban con soltura para comprobar la identidad de los ciudadanos: un sistema seguro, con varios candados de protección, que imposibilita cualquier fraude. No se detectaba más presencia policial que algunas patrullas haciendo su ronda. b Las encuestas de nueva etapa de conciliación en la vida de México Roberto Madrazo, del Partido Revolucionario Institucional, votó en Villahermosa, capital de su Tabasco natal. Dimos lo mejor de nosotros, ahora le toca al elector sentenció. Roberto Campa, de Nueva Alianza, y Patricia Mercado, de Alternativa Socialdemócrata y Campesina, también sufragaron en la capital del país. El presidente Vicente Fox se mostró muy satisfecho por el desarrollo del proceso electoral. El mandatario llegó caminando desde la residencia oficial de Los Pinos junto a su esposa, Marta Sahagún, y su hija mayor, Ana Cristina, y aguardó su turno en la mesa correspondiente. Yo sé que no hay mexicano que quiera ir en contra de la democracia, en contra de la libertad de elegir a nuestros gobernantes, y por eso hago un reconocimiento al pueblo de México, que ha sabido con- solidar esta democracia, darle fortaleza dijo. La cita con las urnas transcurrió sin apenas incidentes. Sólo el Estado de Guerrero se tiñó de sangre cuando dos representantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Tlacotepec fueron asesinados a balazos mientras se dirigían a la apertura de un centro electoral. En Oaxaca, los maestros en huelga desde hace un mes firmaron una tregua para permitir que se celebrasen los comicios. Sólo la falta de papeletas en varias casillas provocó algunas protestas ciudadanas. Los primeros sondeos a pie de urna no despejaron completamente la incógnita. La mayoría de las encuestas daban a Felipe Calderón una ventaja no superior a los tres puntos porcentuales que son el margen de error habitual. Puesto que el índice de no respuesta en estas exit polls es muy alto (cerca del 20 por ciento de los encuestados) los analistas no se atrevieron a asegurar un pronóstico. En vez de colegios electorales, se instalaron casillas y mesas individuales en locales públicos Los propios votantes, con ayuda de interventores, organizaron los turnos de votación Por un puñado de votos Se abría así la posibilidad de que, ante un resultado muy estrecho que resuelva la elección por un puñado de votos, el candidato perdedor presente recursos e impugnaciones ante el Tribunal Electoral, que pueden demorar la proclamación del futuro presidente. En medios políticos se ve con inquietud dicho escenario, ante la eventualidad de que esos requerimientos vayan acompañados de movilizaciones sociales. El IFE no daría a conocer su conteo preliminar, como muy pronto, hasta las seis de esta madrugada (hora española) Además del presidente, los mexicanos renovaban ayer el Congreso (por tres años para los diputados y por seis para los senadores) y en diez entidades Un Congreso ingobernable, sea quien sea el ganador M. M. CASCANTE CIUDAD DE MÉXICO. El Congreso de la Unión que resulte de los comicios de ayer amenaza con convertirse en un nuevo freno a las iniciativas del futuro jefe de Gobierno, cualquiera que sea el ganador en las elecciones presidenciales. Así, si el próximo mandatario no tuviera la habilidad suficiente para lograr alianzas parlamentarias, podría ver abortado cualquier proyecto de reforma, como le ha ocurrido a Vicente Fox durante el último sexenio. En este tiempo, Fox no ha podido poner en marcha las reformas fiscal, labo- Madrugador López Obrador Antes del mediodía ya habían votado los cinco candidatos a la Presidencia. Siempre tempranero (se adelantó incluso a algunos funcionarios de su casilla) el candidato de la izquierda populista, Andrés Manuel López Obrador, fue el primero de los aspirantes en votar, cerca de su domicilio al sur de la Ciudad de México. Ya cumplimos, ahora nos queda esperar fueron sus únicas palabras. El conservador Felipe Calderón votó en la colonia Las Águilas, también en el sur de la capital, acompañado por sus tres hijos. Tras depositar las papeletas, Calderón anunciaba que mañana (por hoy) tenemos que iniciar una ral y del sector energético, pese a que casi nadie cuestionaba su perentoria necesidad. Las encuestas reflejan un Parlamento muy dividido, que se repartirían a partes casi iguales los tres principales partidos. Según la encuestadora Consulta Mitofsky, el Partido Acción Nacional (PAN) pasaría a ser la primera fuerza en la Cámara de Diputados, con un número de escaños que estaría entre 163 y 169. El partido Revolucionario Institucional (PRI) dejaría de ser la primera minoría para obtener entre 145 y 169 diputados junto a sus aliados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) La coalición entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) Convergencia por la Democracia (CD) y Partido del Trabajo conseguiría entre 144 y 168 asientos. En cuanto al Senado, PRI y PVEM tendría el mayor número de escaños (entre 37 y 47) el PAN sentaría entre 42 y 52 senadores y PRD- CD- PT obtendría entre 33 y 43 representantes en la Cámara Alta. En la actual legislatura, el PRI y el PVEM tienen 241 diputados y 64 senadores. El PAN, 151 y 45, y PRD, PT y CD, 110 y 19. Sin embargo, para el politólogo Benito Nacif, experto en asuntos parlamentarios, un Congreso sin mayoría no es necesariamente un obstáculo para la gobernabilidad. Esta acusación de que hay parálisis legislativa no es cierta, sí hay acuerdo en muchas cosas. El volumen de legislación aprobada ha crecido de forma espectacular. Los diputados aprobaron más de 400 iniciativas, un récord, y los senadores votaron poco menos de 300 dijo Nacif, quien reconoce, sin embargo, que el mayor fiasco de Fox. en el legislativo fue su malograda reforma tributaria.